Doctor Daniel Bernaola: Odontólogo

Doctor Daniel Bernaola

Los años de trayectoria y reconocimiento que lleva consigo el Doctor Daniel Bernaola, lo han convertido en un destacado profesional de la Odontología y tomado como referencia.
Se recibió en el año 1974 y dedicándose de lleno a la Ortodoncia, ejerció durante treinta y dos años.
Trabajando en Montevideo y en Salto en sus comienzos de labor, hoy ya se dedica al disfrute de la familia y a sus creaciones en muchas manualidades, como la pintura, tallado en madera, entre otros.Dr. DAniel Bernaola Nota
Es socio fundador y primer presidente de CADO, Presidente de APLAS, docente en la Universidad y con su profesión ha cumplido tareas durante mucho tiempo, en forma honoraria en Colegio Santa Cruz y Escuela Nº 5.
Hoy lo convocamos, para conocer etapas de su vida y asi comenzamos:
¿Cómo recuerda el comienzo de su profesión?
Mientras estudiaba en Montevideo, tuve la oportunidad de comenzar a trabajar.
Luego de recibirme, se podía montar un consultorio, en el que se atendía como principiante.
Pero, de todas formas, cuando estamos en quinto año de facultad, prácticamente ya se ha visto toda la carrera. Solo queda por verse en forma puntual, de alguna especialidad como la Ortodoncia, o la Ortopedia.
Cuando recibido me vine para Salto, comencé en forma particular en mi consultorio y en Colegio Santa Cruz y Escuela Nº 5.
Pasados unos cuatro o cinco años luego de haberme recibido, es que comenzamos con la creación de lo que hoy es CADO.
Haciendo reglamentos internos, estatutos, reunimos a la gente, realizando asambleas,
CADO fue prácticamente la primera Cooperativa del interior, que luego siguió Artigas y el resto del país, similares a CADO.
¿Cuáles son los cambios que ve hoy?
La Odontología, ha progresado muchísimo,
en cuanto a descubrimientos, materiales, los mismos consultorios se han modernizado, haciendo mas beneficiosa la atención.
La misma tecnología, favoreciendo mucho al profesional Odontólogo.
Hay otro tipo de atención hoy, que antes no había.
¿Está más a mano el Odontólogo que en aquella época?
Ése fue uno de los objetivos, cuando formamos la Cooperativa.
Tratar de acercar a más gente, la asistencia odontológica.
Fuimos los primeros que logramos un servicio de guardia odontológica.
En esa época no había un odontólogo las veinticuatro horas, brindando un servicio. Luego se lo ofrecimos a Centro Médico, se realizó un convenio y asi con otras instituciones.
¿Qué siente hoy al recordar que fue socio fundador, además del primer presidente de CADO?
Eso es lo que me lleva prendido de la Institución.
El hecho de haberlo formado, haciendo cada una de las cosas y vivido todos los escollos que encontrábamos en el camino, me queda el disfrute de crearlo.
También tiene sus frutos.
Siento que le dediqué muchos años de mi vida a CADO y estoy felíz por ello.
¿Por qué se decide por la Odontología?
Era todo muy complicado y luego de instalarse en Montevideo, era complicado, hasta hablar por teléfono por medio de una operadora… ¡y venir!
Solo existía ONDA y el tren, los pasajes eran muy costosos.
A veces pasaba cinco meses sin venir.
Luego di concurso en Facultad y trabajé como ayudante de clase. Docente Ayudante de Cátedra, cortándome un poco los tiempos libres que me quedaban.
Sinceramente no voy a decir que era mi vocación.
Cuando me decido, fue por la medicina, pero habían cambiado los planes de estudios y eran ocho años curriculares y diez en total de medicina. Era muy costoso mantenerse durante esos diez años.
Yo siempre conté con el apoyo de mis padres para estudiar y cuando comencé a trabajar en facultad, se me hizo un poco mas fácil.
La Odontología, es una carrera costosa.
Comprar un consultorio en mi época, era cerca de diez mil dólares y en la actualidad, es mucho mas económico.
En ello ha mejorado, hoy no cuesta tanto.
¿Cómo se instala a trabajar?
Cuando me recibí, atendí acá en Salto y en Montevideo durante tres días a la semana, viajando todas las semanas.
Luego me casé, el consultorio pasó a ser en mi casa, suspendí en Montevideo y me quedé solamente atendiendo en Salto.
¿Cómo está compuesta su familia?
Por mi esposa María Beatríz, mi hija mayor Virginia, Luciana, Matías y Rocío, y tres nietos, de los cuales disfruto de forma contínua de dos, porque una, se encuentra en Montevideo.
¿Alguno de sus hijos le siguió sus pasos?
No ninguno, se encuentran la mayoría dedicados a la docencia.
¿Con que disfruta?
Tengo tantos hobbies.
Fui presidente de APLAS, aprendí pintura con Elsa Troglio. Hago tallado en madera, carpintería y me gusta todo lo que sea manualidades, dedicándome también al reciclado. Arreglar las cosas que no tienen arreglo. (Sonríe).
Además sigo acompañando a CADO, asesorando en la parte de mantenimiento, por ello estoy siempre activo.
¿Planes?
El de pasar con la familia todo el tiempo posible y poder realizar un viaje que tenemos pendiente.
¿Un sueño?
El viaje.







El tiempo

Ediciones anteriores

diciembre 2018
L M X J V S D
« nov    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

  • Otras Noticias...