Alberto Rodríguez

Secretario de Redacción de Diario El Pueblo

Alberto es uno de nuestros compañeros comprometido con su valorada tarea, una extensa experiencia y parte de su vida dedicada a Diario EL PUEBLO.
Su familia lo apoya y lo acompaña en esta decisión de brindarse a la comunidad para regalarnos todos los días excelentes noticias y de las no tan buenas.G32
Dialogamos con él en esta previa al día del padre para conocer más acerca de su permanente comunicación con sus hijos:

¿Cómo está conformada su familia?
Por mi esposa Mariel Teresa Brizuela con quien conformamos matrimonio hace casi 40 años atrás y nuestros cinco hijos: Felipe (35); Santiago (34); Hernán (30); Pablo (29) y Marcelo (22). Tenemos además dos nietos; Belén Rodríguez Martínez (12 años) y Lorenzo Rodríguez Duarte (de seis meses). De ellos sólo dos están permanentemente en Salto en estos momentos, son Hernán y Pablo. De los demás, Felipe vive en Montevideo, Santiago en Santa Lucía, Canelones y Marcelo estudia en Montevideo.

¿Cómo fue su primera experiencia como papá?
Felipe fue un niño esperado, llegó casi cuatro años después de casados y le dedicamos muchísima atención, sobre todo en los primeros años en que vivían sus abuelos maternos y su abuela materna.
¿Cómo se siente al mirar fotografías de cuando sus hijos eran niños?
Las fotos familiares son un espejo de la vida. Al verla uno no sólo vuelve a vivir experiencias, tiempos pasados y anécdotas, sino que nota especialmente cómo ha pasado la vida. En ellas nos damos cuenta de lo que hemos sembrado. Al verlos a ellos, a sus amigos, es rememorar cosas generalmente muy emotivos, momentos buenos y también de los otros, pero siempre juntos y tratando de estar atentos a todos.

¿Les cocina alguna vez?
Casi nunca, no más de algún churrasco y a lo sumo huevos fritos… es que ahora ya están creciditos, aunque cuando eran más chicos siempre compartíamos el asado de los domingos, ese día era “sagrado” y había que levantarse a almorzar en familia, aunque hubieran regresado tarde por la madrugada.

Cuéntenos, ¿Cuál fue la alegría más emocionante compartida con sus hijos?
Todos sus logros fueron siempre compartidos y celebrados. Desde los pasajes de curso en el jardín de infantes o jardinera hasta la universidad y la graduación de los que han estudiado. Tratamos siempre de festejar y alentarlos a todos, los que conseguían logros importantes y los que metían esfuerzo, aunque el resultado no fuera el más destacado.

¿Cómo selecciona el tiempo para estar con ellos?
Su madre fue quien estuvo siempre al lado de ellos y más al tanto de sus cosas. En lo personal estaba poco por mis tareas en el diario que siempre me insumieron mucho tiempo, pero cuando tenía posibilidades trataba de que fuera una comunicación de calidad. Siempre fue poco tiempo pero tratando siempre de vivirlo los más intensamente posible, haciendo juntos las “pandorgas” (cometas), jugando al fútbol. A casi todos los llevé al baby fútbol o al básquetbol para que disfrutaran del deporte

¿Qué trascendencia tuvo el diario en la familia?
Ha sido siempre el sostén principal en lo económico y como la propia empresa, con altibajos, con tiempos difíciles y tiempos mejores. En lo personal me he sentido realizado en el periodismo, me gusta y me apasiona. Si volviera a los 20 años creo que volvería a elegir esta bendita tarea porque entiendo que un periodismo de calidad es esencial para cualquier comunidad que se precie. He tratado de aprovechar todas las oportunidades que he tenido para adquirir conocimientos, para perfeccionarme y seguir aprendiendo. Creo que es una tarea de toda la vida y he aprendido luego de conocer y entrevistar a tanta gente que hay un denominador común en todas las personas que tienen sólidos conocimientos: la sencillez y la simplicidad para transmitir, que no hay que confundir con simplismo.

¿Se considera un padre “entendedor”?
Siempre he tratado de escuchar y de comprender a mi familia. Cada hijo es diferente y alguna vez me preguntaron ¿cuál es el hijo preferido? Siempre he sostenido lo mismo, el hijo preferido es aquel que circunstancialmente enfrenta dificultades. Es decir, que ese es el preferido en ese momento, pero mañana puede ser otro de los hermanos. No es uno solo, todos pueden serlo en determinado momento.

¿Qué encuentran en usted cuando acuden por alguna razón?
Trato de que encuentren a alguien que los escucha y que quiere entenderlos, aunque esto no significa que siempre les dé la razón o los apoye. Cuando entiendo que van por caminos errados, se los digo. Cuando requieren apoyo también saben que tanto yo como su madre estamos siempre disponibles.

Algo que nunca les dijo y hoy desee expresarles con cariño?
Hay poco que no se lo hayamos dicho, porque siempre hemos tratado de estar al tanto de lo de ellos y de que ellos sepan y participen de lo nuestros. Vale decir que hay un esfuerzo permanente por estar comunicados en la familia. Ellos lo saben porque se lo hemos dicho siempre a todos. Saben cuánto los queremos, saben que valoramos la familia por sobre todo y los llevamos en el corazón…







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...