“¡La Danza es vida y conocimiento!”

Graciela María de Souza.
Profesora de Danzas.

Graciela ha logrado en nuestro medio, llegar a un lugar de privilegio con su profesión de bailarina.
Aunque ya no tan vinculada a la Danza, sigue en torno a ella, porque es su pasión y lo fue desde niña. Graciela de Souza
Comparte hoy con su familia, todos esos frutos que cosechó. Y su mayor deseo es disfrutar de su nieto Salvador y de otro nieto que viene en camino.
Le cuesta mucho desprenderse de su trayectoria y nos dice: “no sé vivir sin la Danza”.
En una charla muy amena, en la compañía de su hija Pamela, así comenzamos a dialogar:
¿Por qué elegiste ser bailarina clásica?
La danza en todas sus modalidades, es expresión, arte. Y el arte es expresar emociones y sentimientos.
Nos brinda la posibilidad de expresarnos por medio de movimientos y a través de la danza además, le damos una imagen visual a la música.
A un ritmo, a un compás.
Y es tan amplio, por eso digo que es arte, que puede haber muchas profesoras, a las que se les pone una música, diciéndoles que bailen, dancen y cada una va a hacer un baile y un movimiento creado, que le nace desde su interior.
Una va a hacer un movimiento cortado, la otra alargado,  otra con contracciones y todas están expresando la misma música de acuerdo a la emoción que sienten en ese momento.
Es darle al espectador, no solo el sentir. Es mostrar como a través de la herramienta del cuerpo, es el movimiento exacto para ese estilo, ese compás o ese sonido.
¿Cuándo te diste cuenta de que te apasionaba?15578864_10207724561058668_8406437654351823894_n(1)
Era una niña con cinco o seis años.
Una vez había un evento en el teatro y mamá me llevó. Actuaba una bailarina que hizo su interpretación haciendo saltos y era como que intentaba elevarse, volar y de repente, corría y saltaba y por unos pocos segundos volaba y caía nuevamente.
Me encantó y quería hacerlo. Al verlo me parecía que podía.
Luego me pasó con la Danza Española. Me regalaron unas castañuelas y yo hacía movimientos imaginarios con ellas.
A raíz de ello, con nueve años, mis padres decidieron enviarme a estudiar Danzas con una profesora que venía de Concordia.
Luego seguí con Blanquita Lasesuk, con Cristina Gaudín en Danzas Españolas. Y Ballet y Jazz lo realicé con Estela Francú que venía de Concordia.
Me recibí con veinte años.
¿Costó una salida laboral?
Comencé con una alumna y así de a poco, hasta que formé lindos e importantes grupos. Y allí comenzaron los éxitos.
¿Cuál fue el primero destacado?
Había formado en un año un grupo de treinta alumnas. Y allí, comenzó un camino nuevo.
Decidimos realizar el evento en el teatro y fue comenzar a ver que las chicas respondían a lo que se les había ensañado y lo que yo esperaba de ellas. Muchas veces superaban mi expectativa.
Ése primer año realizamos “La caja de Pandora” con las más grandes. Y con las más pequeñas, era con personajes en una obra de teatro.
Con el tiempo comencé a traer bailarines del SODRE, y el primero en llegar fue el maestro Eduardo Ramírez, que fue Director del SODRE, haciendo suite de ballet.
Pero con el tiempo deja de venir y traigo una revelación del año´88, Cristina Chamorro. Con ella se presentó el Ballet: “El Quijote, Cascanueces y las variaciones de “La Danza Rosa”.
Un solista del SODRE, también actuaban Ana Claudia Villamil y Edgardo March, bailando con las alumnas.
¿Cuál es tu actividad en la actualidad?
Fui dejando actividades de a poco, pero sigo en actividad, porque mis profesoras, las que se han recibido conmigo y dan clases, me las solicitan o que participe en la decisión cuando llega la época de exámenes.
Pero es lindo, porque al no tener actividad propia, tengo mi tiempo y no termino de desvincularme.13339669_10206245393560405_93885627234481082_n
¿Qué opinión tienes de Hip-Hop, Zumba o Bachata?
Yo creo que como todo en la vida, es bueno.
La Danza Clásica, que nace en la corte, tiene muchos movimientos elegantes, finos y estilizados. Era el sentir y la cultura de ese momento.
Pero como la vida comienza a acelerarse, a cambiar, hoy estas modalidades nuevas están buenísimas, porque se adaptan a lo que es la vida y la juventud de hoy. Acelerada, en movimiento.
Y siempre en la Danza, se van a seguir viendo cambios, que en definitiva son el sentir de la cultura de ese momento y ese lugar.
Lo mismo pasa con la bachata, con sus movimientos caribeños.
La danza, como todas las artes, tiene una raíz y una inspiración.
Son deformaciones de otras. Se van inspirando, transformando y es a lo que ha llevado a las cosas más modernas hoy en día.
¿Qué realidades fueron diferentes en todos estos años?
Además de las satisfacciones, la vida humana.
Y la parte linda que tiene la danza, es que une sentimientos.
Hoy podemos reunirnos a tomar un café en algún lugar, aquellas compañeras de Danza de siempre.
Hablamos de todo y obviamente que en algún momento hablamos de Danza.
Ese valor, nos une en todo sentido, porque uno socializa y es un vínculo creado, que queda por siempre.
La parte humana con un sentimiento: el amor por la Danza. Más allá de todo lo que nos une.
¡La Danza es vida y conocimiento!
¡Felíz día de la Danza!







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...