5 enseñanzas para lograr la paz interior

El “embajador de la paz” indio Prem Rawat editó en Argentina su libro “Cuando el desierto florece”

“Estar vivo es lo único que necesitas para ser feliz”, reza Cuando el desierto florece, el libro que hace brotar tu sonrisa interior, y que Prem Rawat escribió como parte del mensaje de paz que busca llevar a toda la humanidad desde hace más de 50 años.
“¿Sabés quién eres? Esta pregunta puede ser extraña, pero en realidad, tu historia comienza cuando empiezas a sentir lo que está ocurriendo dentro de ti”, son algunas líneas de las enseñanzas que reúne este libro, editado este año en Argentina.glasses-664078_960_720
Nacido en 1957 en el seno de una pequeña aldea del norte de la India, fue su padre, Shri Hans Ji Maharaj, quien con su muerte le legó la tarea de dedicar su vida entera a compartir sus enseñanzas sobre la paz interior y la plenitud.


¿Sabés quién eres? Esta pregunta puede parecer extraña, pero en realidad, tu historia comienza cuando empiezas a sentir lo que está ocurriendo dentro de ti.
Algunas personas quieren que su historia sea una aventura, quieren escalar el Himalaya o hacer cosas que nadie haya hecho jamás. Pero la mayor de todas las aventuras es mirar hacia dentro y llegar a conocer tu verdadero ser, eso que nunca cambia, aún cuando tu cuerpo vaya envejeciendo.
Estarás contigo durante toda esta historia, pero ¿llegarás a convertirte en tu propio amigo? ¿Estás dispuesto a escuchar lo que de verdad quieres? Eso que siempre has querido, ese deseo que nunca desaparece. Cuando puedas sentirlo, estarás listo para empezar a escribir tu historia.
Conoces a quienes te rodean, pero ¿te conoces a ti mismo?

Elegir
Elige con claridad y luego pon en práctica lo que has elegido. Desarrolla tu capacidad de sentir lo que está ocurriendo en tu interior y permite que sea esa la base de tu vida.
Creer es como hacer una cola que nunca acaba. En esa cola muchos piensan que cuando llegue su turno sucederá algo especial, que alguien extraordinario vendrá a solucionar todos sus problemas.
El más capacitado para resolver tus problemas eres tú. Si empiezas a ver con claridad, si tomas buenas decisiones y las pones en práctica, no tendrás la necesidad de creer en algo que quizá ocurra o quizá no.
En la vida tenemos que elegir. Incluso cuando la situación sea desesperada, tendremos que elegir. A veces puede resultar difícil, pero todos tenemos en nuestro interior una gran fortaleza. Cuando no somos conscientes de ello, nos ponemos a buscar a alguien que nos ayude. Pero no hay por qué buscar fuera; cuando esa increíble fortaleza está dentro de ti, solo tienes que conectarte con ella.
He visto personas que están en situaciones terribles, en las circunstancias más difíciles que puedas imaginar. Voy a cárceles y hablo con presos que no tienen posibilidad de salir jamás de allí. Sin privacidad. Siempre con una amenaza de violencia flotando en el aire. En circunstancias desesperadas.
Sin embargo, también he visto cómo esas mismas personas encuentran fortaleza dentro de ellas y empiezan a brillar. Y no lo digo en sentido figurado, como algo imaginario o como una idea bonita. Realmente empiezan a brillar.
Usa tu fortaleza, usa tu sinceridad y conoce tu verdadero yo, el ser interior. Y luego, sobre esa base firme, elige y empieza a poner en práctica lo que has elegido.

La Paz
Los conflictos ocurren a tres niveles. El primero es entre dos países. El segundo es entre dos personas. El tercero es el que tiene lugar dentro del individuo. El conflicto del individuo termina por crear un conflicto entre personas, y el conflicto entre personas desemboca en un conflicto entre naciones.
Todas las guerras que vemos en el mundo y todos los desacuerdos que tenemos con quienes nos rodean, tienen su origen en el interior de los seres humanos. Podemos detener por un tiempo las guerras externas, pero si no resolvemos el conflicto que hay dentro de nosotros, tarde o temprano eso hará que vuelvan a surgir las guerras.
El primer paso consiste en lograr que los individuos cultiven y practiquen la paz en su corazón. Cuando haya suficientes personas capaces de hacerlo, podremos acabar con las guerras.
Para hallar paz no necesitas subir a la cima de una montaña muy alta y convertirte en alguien que no siente ni expresa emociones. Basta con que busques en tu interior. La verdadera paz, la paz que puedes experimentar, no está en otro lugar. Está dentro de ti.
¿Has hecho las paces contigo mismo?

Semillas
Cada cosa que ocurre en tu vida tiene su origen en una semilla que tú sembraste.
¿Qué semillas quieres sembrar?
Cuando llegamos a esta vida recibimos distintas semillas. La semilla de la bondad y la de la ira, las semillas del amor, la comprensión, la duda y la confusión. Según cuáles sembremos en la tierra de esta vida, así serán los árboles que veremos en nuestro jardín. Algunos tendrán hermosas flores y otros una savia pegajosa y desagradable. Todos nacen de pequeñas semillas, pero al brotar y crecer van manifestando sus características particulares. Algunas de ellas nos gustarán y otras no. Tú decides qué semillas plantar y cultivar en tu vida.

Fuerte como el agua
El río fluye libremente, sin preguntarle a nadie por dónde debe ir. Simplemente busca el curso que más le conviene. Si en su camino se encuentra con una roca que le dice: “Yo de aquí no me muevo, tendrás que rodearme”. El agua responde humildemente: “Está bien. Cambiaré mi curso”. La roca cree que ha ganado, pero no conoce la verdadera fuerza del agua. El agua es persistente y poco a poco la irá desgastando. Con el tiempo la roca tendrá que ceder y el agua terminará fluyendo por el lugar que antes ocupaba esa roca. Los cañones y desfiladeros dan testimonio de la fuerza del agua que, con gran humildad, no se rinde, sigue fluyendo y lentamente va erosionando la roca. Al final la sólida roca termina cediendo frente al agua, que es delicada y flexible. El agua transforma a la testaruda roca en arena y se la lleva muy lejos.
Un corazón desbordante de gratitud es una fuente de increíble felicidad. Cuando comprendes y aceptas lo que es realmente valioso, te sientes bien. Cuando no estás atrapado yendo y viniendo del ayer al mañana y te arraigas firmemente en el momento llamado “ahora”, te sientes bien. Cuando no te apoyas en teorías, fórmulas o creencias, sino en la solidez del conocimiento del ser interior, te sientes bien. Cuando sabes que tu mejor amigo está siempre contigo, dentro de ti, te sientes muy bien. Lo más importante es tu vida es sentirte verdaderamente bien por dentro. Siente esta vida, siente gratitud, deja que tu corazón se llene de alegría y empezarás a vivir de verdad.
https://www.clarin.com//bienestar/







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...