- Diario El Pueblo - http://www.diarioelpueblo.com.uy -

Al estancamiento de la economía se le suma que Salto ha sido el departamento con menor crecimiento en varios años

La calle estaba vacía, si bien es fin de mes, hay una situación de iliquidez que asusta y genera rémoras de otros tiempos. Eso sumado a la suba del precio del dólar por la situación argentina, además de la serie de empresas que han entrado en concordato en los últimos tiempos.
A todo esto se suma un informe que daremos a conocer en nuestra sección semanal Detrás de los Números la determinación producto bruto interno por departamento y el crecimiento de los mismos reflejando que, Salto, es el más estancado de todos, algo que incluso a números del gobierno se refleja con claridad.
¿Cuánto es el PIB de cada departamento y su variación?
Río Negro, Durazno y Soriano son los de mayor promedio entre 2009 y 2016; Salto es el de menor actividad, según publicó el diario El País días pasados. «And the winner is Río Negro”, dijo el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), Álvaro García, en la presentación del Indicador Departamental de Actividad Económica. Se trata de un nuevo indicador presentado ayer con datos del período 2008-2016 sobre las tasas de crecimiento de cada departamento y su contribución al Producto Interno Bruto (PIB).
En efecto, Río Negro fue el que registró el mayor promedio anual de crecimiento de la actividad en los nueve años analizados, con 6,2% y bastante por encima del resto de los departamentos.
Dicha expansión -que llegó al pico de 18,5% en 2015 aunque también tiene variaciones negativas- está asociada a la instalación de la planta de celulosa de UPM en Fray Bentos, que se puso en marcha en 2007. Pese a estos números positivos, Río Negro no supera el 3,2% de participación dentro del PIB nacional.
De hecho, Montevideo acumula la mitad de la actividad (50,2%) registrada en 2016 y los datos varían entre 49,7% y 51,1% en los nueve años analizados; le sigue Canelones con 10,5%; Maldonado con 5,5% y Colonia con 4,6%. El resto de los departamentos tienen una incidencia en el PIB que varía desde 0,8% (Flores) hasta 2,7% (Paysandú y Salto).
Luego aparece Soriano con un promedio de expansión anual de 4,3% que incluye un pico de 11,1% en 2009 (el mayor incremento para un año sin contar a Río Negro). La expansión tanto de Soriano como de Durazno está asociada al boom de cultivos agrícolas, que además contó con precios internacionales altos, en especial de la soja hasta el 2013.
Montevideo (4,1%) y Rocha (4%) son los restantes con mayor promedio, con la diferencia que en la capital hubo un año con registro negativo (-0,2% en 2015) mientras que en el departamento del este no hubo ninguno.
A su vez, en el otro extremo está Salto, que registra el menor crecimiento anual promedio del período (0,5%) y tiene el peor registro para un año entre todos los relevados (-6,8% en 2011). Sin embargo esto tiene una explicación, la generación de electricidad en la represa de Salto Grande ha estado en baja en parte por épocas de sequía y mayormente por el cambio de matriz eléctrica.
Hay una amplia diferencia entre el departamento del litoral y el que le sigue con peor rendimiento, que es Treinta y Tres con una tasa promedio de 2,2%. Lavalleja y San José tienen una media de crecimiento en los nueve años considerados de 2,6%; al tiempo que Florida (2,9%) es el restante departamento con un promedio inferior a 3%.
Salto tiene un grave problema y es la falta de capacidad para captar inversiones que ha tenido en todo este tiempo. Siendo las empresas locales las que han generado el movimiento interno, con el que se ha movido la economía hasta el momento. Aunque la tasa de desempleo se mantiene en el 9.9 % de actividad según el Instituto Cuesta Duarte del PIT CNT.

Los Números:

0,5% fue la tasa de crecimiento de Salto
6,2% creció Río Negro
4,1% fue la tasa de crecimiento de Montevideo
4% la del departamento de Rocha
9,9% desempleo en Salto según PIT CNT