«Algo que nos falta a los uruguayos, y es lo que más me motiva a trabajar en el gremialismo, es que no puedo entender cómo siendo tan poquitos no nos entendemos»

Entrevista LINK: Entrevista a Alfredo Berretta

Alfredo Berreta es un reconocido empresario y rematador que hoy ocupa el cargo de vicepresidente en el Centro Comercial e Industrial de Salto, con quien dialogó LINK para conocer su punto de vista sobre la marcha de la economía salteña.

- ¿Cómo cerró 2017 y cuáles son las perspectivas para este año que comienza en materia comercial en la plaza salteña?
– Durante 2017 y lo poco que va de 2018 hemos estado preocupados como Centro Comercial de tener algún índice para Salto, porque los números que vienen de Montevideo llegan tarde, que además por lo general se sacan de la recaudación de impuestos y no llega a tiempo a Salto con los números que se maneja la economía. Entonces hemos tratado con un apoyo escaso en un principio, pero que ahora se van sumando más empresas, de tratar de hacer un tipo índice casero, que es muy sencillo. Por ejemplo, es comparar marzo con febrero del mismo año, y marzo con marzo del año pasado. Básicamente son esos dos datos, y con eso se va armando un índice que ya va mostrando algún rasgo interesante, que en la medida en que nos apoyen más empresas, el índice va a tener mayor valor.alfredo berretta

Ese índice nos muestra hoy que se ve una meseta, según los rubros, con tendencia a la baja del movimiento económico de la ciudad de Salto. O sea que hoy vemos en la calle un menor movimiento, escasez de dinero, que es difícil de medir porque tenemos también el tema de las tarjetas que en cualquiera de los comercios se ha incrementado mucho su uso, sea por débito o por crédito. Hoy en día se ve entonces una meseta con tendencia a la baja con algún rubro que tiene un pequeño crecimiento, pero en la mayoría, en el promedio le diré que está esa meseta con tendencia a la baja.

- Hace unas semanas el Centro Comercial informó que habían cerrado un 17% de comercios en la plaza salteña, ¿eso se debe a esa tendencia a la baja en la actividad económica o al alto costo que tiene el comerciante en facturas e impuestos?
– Creo que es debido a la suma de las dos cosas. Un negocio es rentable cuando las dos curvas se cruzan, o sea, cuando la producción del negocio corta los costos y lo deja en determinado rango, todo lo que crece a partir de ahí es ganancia para el comerciante y se ve la pujanza del comercio. Acá lo que se da es que los costos nos aumentan todos los meses y las ventas son iguales o menores. Si todavía tenemos un incremento muy fuerte de ventas que son con tarjeta, donde ahí entra otro socio a participar con aranceles que venimos trabajando en ello, que se han modificado a la baja pero que todavía siguen siendo extremadamente altos, a nuestro modo de ver, lo cual es compartido inclusive por parte de integrantes del equipo económico del gobierno.

Así que creo que son las dos cosas sumadas a cierto clima que se viene generando cuando todos comenzamos a decir que está fea la cosa, que hay poco dinero, eso va creando una psicosis que lleve a gente a decir, «quiero salir a tiempo», y de repente se debe a eso también. Si bien hay que manifestar que las cosas no andan bien, hay que tratar de poner el mayor empeño y dedicación para que no cunda esa sensación negativa, pero bueno, por algo habla la calle, por algo el pueblo dice que está fea la cosa.

- Para intentar colaborar con el comercio, ¿el gobierno debería tener un tratamiento diferencial en materia tributaria con los departamentos fronterizos?
– Ahí está lo que se trabajó tanto y se logró que fue el tema del combustible, hoy se está de vuelta tratando de activar, porque ya los indicadores del Centro Comercial dan que el porcentaje del precio de los combustibles en Argentina están dentro del rango y ya debería activarse la cláusula por la que nos tocaría hacer descuentos si pagamos con tarjeta. Así que sí, pienso que sí, sería una gran condición, y el momento para hacerlo es este, donde el valor de las cosas no está tan lejos y así desalentar el contrabando.

- El Centro Comercial ha conformado distintas comisiones asesoras que vienen trabajando en distintas áreas, ¿a qué se debe esa nueva modalidad de trabajo?
– Nuestro presidente, Nicolás Sant’Anna, cuando asume el cargo plantea en su plan de trabajo, trabajar con comisiones, y se preocupa en buscar junto al gerente Martín Apatie, gente dentro de la directiva, ya sea entre los titulares como en los suplentes, y fuera de ella, comerciantes socios del Centro, para que trabajaran en distintas comisiones, se crearon ocho.

Esas comisiones han dado en su momento mayor o menor fruto porque, por ejemplo, una vez en la Comisión de Transporte que trabajó mucho en el tema de los ómnibus, después que logró el objetivo, entró como en un letargo. Ahora está el tema de los taxis, que está trabajando fuerte en eso junto a la Intendencia.

Y así en esa misma prédica tenemos conformadas ocho comisiones, a las cuales se sumó una novena, que fue formada por los hechos de público conocimiento, por lo que tuvimos que implementar la Comisión de Seguridad. Cada comisión se nutre de toda la información y va adquiriendo capacidad para hablar con los distintos actores y solucionar cosas.

- En materia de seguridad, la prédica del Centro Comercial ha sido no solo por el robo a los comercios sino que le ha preocupado la seguridad de toda la sociedad. Se nota que se terminaron los robos que se dieron en noviembre y diciembre en el centro y ahora parecería que se han trasladado a los barrios con gran violencia utilizando armas de fuego para robar en supermercados de barrio, ¿cómo se evalúa hoy el tema seguridad?
– Es notorio que hemos trabajado muchísimo y que hemos logrado cosas. Tenemos actualmente un muy buen diálogo con el Ministerio del Interior, desde lo más alto que es el ministro, pasando por el Comando de Salto hasta la Policía que ejecuta las acciones. Cuando hablábamos con el jefe en los primeros contactos, allá por setiembre cuando se veía venir la cosa, nos decía que cuando apretaba un lugar, saltaba en otro.

– El jefe de Policía en su momento dijo que se trataba de una especie de conspiración de los narcos que buscaban distraer el trabajo policial en los barrios paras seguir el negocio sin mayores complicaciones.
– La población debe saber además que Salto tiene 27 asentamientos, de los cuales, cuando este jefe de Policía entró, cinco eran impenetrables –quiere decir que no ingresaba ningún servicio público. No entraba la ambulancia ni el ómnibus-, de ahí lo fue bajando y hoy prácticamente no hay ningún barrio de Salto donde no entren los servicios aunque en algunos momentos no los dejan entrar, donde la policía actúa de vuelta en forma inmediata y trata de solucionar el tema. Así que con mayor o menor dificultad, pero se estarían brindando los servicios del Estado en casi todos los lugares.

Eso lleva a que existan lugares donde los malvivientes pueden esconderse. En eso se está trabajando, es por eso que salimos a hacer estas Mesas de Convivencia Ciudadana con la Policía, con las que estamos muy conformes con el desarrollo que van teniendo, donde se ha logrado lo que la Policía realmente quiere, conocer detalles de cada barrio.

Uno de los problemas que veo es que se ha producido un distanciamiento importante entre la población y la Policía, lo que ha derivado en una falta de respeto hacia el uniforme policial. De esas reuniones se está sacando importante información, del mismo modo que en el momento en que apedreaban los comercios fue el Centro Comercial por el conocimiento de los comercios y de la zona que se logró la situación en la que hoy estamos de relativa calma, es a los barrios donde ha migrado ese delito, que la verdad sea dicha, nos preocupa mucho. Es por eso que estamos saliendo a cada barrio, empezando por los más complicados y lejanos del centro, para buscar detalles, pistas, saber cómo es la estructura del barrio, qué es lo que se siente estar las 24 horas en ese lugar.

- ¿Cómo son las perspectivas para el comercio salteño en 2018?
– En una opinión bastante personal, creo que las perspectivas para el comercio salteño si no se procede a determinados cambios, son de mantenerse o de descender. Venimos de una zafra citrícola, de los arándanos y frutícola bastante complicada y con detección de problemas que van a venir en esta nueva zafra por una baja floración, a lo que se suma la sequía que hemos tenido y que va a afectar el ingreso de dinero a los productores y la cadena que se da a la inversa. Por algún lado tenés que achicar, y siempre lo primero que se corta es tratar de consumir menos, sacar lo superfluo, dedicarse únicamente a lo que se necesita. Por otro lado, es notoria la presión fiscal sobre las empresas, aquel aumento de impuestos que se dio en julio del año pasado que los empresarios lo estamos viendo ahora cuando se están haciendo las declaraciones fiscales del año pasado, hoy se está viendo el incremento de esos impuestos y la quita de determinadas pequeñas exoneraciones que tenían los aportes, y eso se está volviendo una fuerte erogación adicional que no tenían prevista los comerciantes.

Lo pienso en mis empresas, y creo que es el sentir de todos los empresarios, que es tratar de no perder de dar puestos de trabajo, que es una de las maneras de achicar los presupuestos, bajando los puestos de trabajo, con todo lo que ya hablamos que eso conlleva. Gente sin trabajo es un problema mucho más grande que el que podemos llegar a pensar porque persona que no tiene trabajo, anda complicada pero además complica a la economía total, porque esa persona no tiene dinero para hacer rotar en la economía, y la economía se nutre cuando cada uno de nosotros mueve el dinero.

Si somos escuchados, comprendidos, con determinados ajustes, como por ejemplo, y es fundamental que se accione la cláusula gatillo en el tema de los combustibles, y a partir de esa buena experiencia, creo que con unos pocos ajustes más se puede enderezar la cosa. Es lo que las autoridades del gobierno deberían hacer, escuchar al empresariado, y algo que nos falta a los uruguayos, que somos muy pocos, y es lo que más me motiva a trabajar en el gremialismo, que no puedo entender cómo tan poquitos que somos no nos entendemos.

PORTFOLIO DE ALFREDO BERRETTA
Casado. Tiene 3 hijos. Es del signo de Aries. De chiquito quería ser estanciero. Es hincha de Peñarol.
¿Una asignatura pendiente? Dice no tener.
¿Una comida? Asado.
¿Un libro? Las venas abiertas de América Latina.
¿Una película? Gandhi.
¿Un hobby? Ir a mirar a mis hijos a jugar el fútbol.
¿Qué música escucha? Folklore. ¿Qué le gusta de la gente? Encontrarnos, mirarnos a la cara y tener coincidencias.
¿Qué no le gusta de la gente? La pereza, la falta de actitud.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...