- Diario El Pueblo - http://www.diarioelpueblo.com.uy -

Apuntes en borrador

ANORMAL. No está bien que una familia tenga que salir a la calle a reclamar Justicia. Cuando esto pasa es porque se tiene la sensación que nada pasará y que la muerte de su ser querido pasará casi desapercibido por las autoridades.

No es la primera vez que escuchamos reclamos de familiares acusando a médicos de no haber actuado con la debida diligencia, pero como sabemos, solo un médico puede juzgar el trabajo de otro médico, y no por una cuestión corporativa, sino por conocimiento de la temática.

Pero para la gente común, se tiene la certeza que volverá a actuar esa misma cuestión corporativa entre médicos que terminará por justificar todo y la cosa quedará en nada.

Por eso decimos que no está bien que la gente tenga que salir a la calle a exigir el respeto a su legítimo derecho a reclamar Justicia, porque la Justicia debería operar de pleno derecho sin tener que reclamárselo. Y además, que su dictamen sea tan contundente que no admita ni duda ni discusión de ninguna de las partes involucradas.

La noticia: ayer una multitudinaria marcha de gente indignada bajó calle Uruguay para acompañar a la familia de Gennaro, el bebé fallecido en lo que se afirma fue un claro caso de mala praxis (algo que en realidad deberá determinar la Justicia).

***

CORPORATIVISMO. Lo cierto es que estamos cansados de los corporativismos, sean ideológicos (políticos y sindicales -tanto de trabajadores como de empresarios), religiosos o técnicos (profesionales), en donde suele taparse las burradas o metidas de pata (incluso también alguna metida de mano en la lata), en vez de denunciarlos y no meter a todos en la misma bolsa, algo de lo que después nadie podrá quejarse, y donde justos terminan pagando por pecadores.

***

CIRCO. El circo mediático y corporativo armado como para distraer de los auténticos problemas de la gente, se cobró algunas víctimas, algo solo explicable por una interna partidaria desatada en la fuerza política de gobierno pensando en las próximas elecciones.

Enfrentados trabajadores con políticos, todos de la misma “familia ideológica”, derivó en un mensaje poco claro a la sociedad sobre el manejo del dinero donado por una institución estatal a la Intendencia de Salto en la última inundación, quedando todo en un simple tirón de orejas, omitiendo la posibilidad (obligación legal) de denunciar a la Justicia para que determine si se actuó acorde a Derecho o es cierto lo que afirman dirigentes del FA, “que es muy posible que se trate de un hecho de corrupción en el gobierno departamental”, como nos comentó en la radio y en nombre de su sector político, el Movimiento de Participación Popular, el edil Yamandú Olivera.

Estas actitudes poco claras son las que llevan a la gente a descreer en la actividad política y en los políticos, lo que debilita enormemente a nuestras instituciones republicanas, justamente por abusar de la buena fe del pueblo.

Cuidado pues con las actitudes corporativas, que continúan erosionando la buena fe de la gente, la que se empezó a cansar de tanto gre gre.

LEONARDO SILVA