- Diario El Pueblo - http://www.diarioelpueblo.com.uy -

Apuntes en borrador

MERECIDO el reconocimiento que la Junta Departamental le realizó al periodista Oscar Francisco Garaventa, después de tantos años de constancia y voluntad de continuar levantándose tan temprano para hacer su programa de radio.

Todo un ejemplo a respetar, que a una edad que podría estar disfrutando de las mieles del merecido descanso jubilatorio, continúa trabajando, más que por necesidad, por amar lo que hace. De eso se trata el compromiso de mantener a una población informada, de un vínculo entre el comunicador y la población basado en la confianza.

***

AUSENTE. Molesta ver cada vez que la población requiere de la presencia del Estado uruguayo ante una situación clara de indefensión de miembros de nuestra sociedad, se mantenga ausente. Caso de un madre que reclama ayuda por su hijo adicto a la pasta base y que no exista ninguna política pública de contingencia, por dar un ejemplo.

Volvemos a lo de siempre, a recurrir a la solidaridad de un grupo de personas que ni siquiera reciben subsidio estatal alguno, dedicadas a tratar de rescatar a aquellos jóvenes que han decidido equivocadamente que a través de la droga se vive mejor, transformando en un verdadero infierno la vida de aquellos que lo rodean.

***

MATRIZ. El gobierno ha logrado diversificar nuestra matriz energética en los últimos gobiernos. Ya no dependemos solo de los ríos donde tenemos represas (Uruguay y Negro). Ahora podemos también depender del sol y del viento (con importantes subsidios a empresarios privados), dejando como última reserva el combustible que históricamente se utilizó en la Central Batlle y Ordóñez, lo que no dejaba de ser un gasto excesivo y exorbitante.

Tras esta diversificación energética, que aplaudimos, no logramos apreciar en nuestras facturas este importante logro del gobierno progresista, por el contrario, en ese sentido pareciera que todo sigue igual… o peor.

***

MONA. Dice el dicho que aunque la mona se vista de seda, mona queda. Sin el ánimo de escribir un enigmático, enerva los ánimos ver el desparpajo de un individuo acusado de varios hechos de corrupción, investigado actualmente por la Cámara de Representantes, y que tenga a su disposición los servicios de una onerosa empresa de comunicaciones que trata de maquillar una enclenque gestión.

Gestión maquillada que oculta las respuestas que las familias damnificadas legítimamente reclaman de las autoridades del hospital y que deben recurrir a la Justicia para que no se sigan tapando las “metidas de pata” de manera corporativa.

A esta altura, tras tantas denuncias en su contra, rechina los dientes cada vez que se lo ve en actividades públicas tratando de disimular las denuncias que pesan sobre él. Sería oportuno que tome algo de distancia y se sumerja en cierto ostracismo público hasta que su situación legal se aclare pues se ha transformado en un personaje irritante en nuestra sociedad.

LEONARDO SILVA