Apuntes en borrador

REENCUENTRO. Tras dos semanas, nos reencontramos desde este espacio luego de las tradicionales fiestas de Navidad y Año Nuevo.

Ya escribimos en una columna de opinión la semana pasada de la ambigüedad de sensaciones que tuvimos en estas fiestas, pensando en lo personal y en la delicada situación en que algunos salteños debieron pasar estas fiestas.

De todas maneras, desde donde cada uno haya estado, habrá podido notar, tal vez, que la cohetería fue más intensa a fin de año que en Navidad. Admitimos que no hay un cohetómetro que nos pueda dar certeza en esta afirmación, lo que no deja de ser una extraña sensación de ánimos en la gente, la que parece que estaba deseando que este 2017 terminase para abrir las puertas a la esperanza de un nuevo año.

Pero más allá de lo poético, no deja de ser una sensación completamente subjetiva. De todas formas la situación social y económica de los uruguayos no puede (ni debe) medirse por ver cómo se desintegran en los cielos tantos miles de pesos.

Por otro lado, mientras algunos ven la cantidad de vehículos que se trasladan por las rutas al Este del país y hablan de la bonanza en la que estamos viviendo los uruguayos como para tirar manteca al techo y veranear, otros prefieren ver el vaso medio vacío y notar que aún así, hay muchos más miles de compatriotas que no pudieron salir de sus casas este verano.

Como quien dice, no se contenta o no se amarga el que no quiere, este país da para todo.

***

INCOMPRENSIBLE. Dicen algunos que los uruguayos carecemos de comprensión lectora o andamos muy mal en esa materia. Por eso hay gente que piensa por nosotros, por suerte.

Veamos. Este sábado leí en EL PUEBLO el análisis que desde el Centro Comercial e Industrial de Salto se realizó del año que pasó, en el marco de “un estudio técnico elaborado por profesionales del medio” donde se informó respecto a “los indicadores económicos”, de donde se desprende que los mismos durante el año que pasó, “son todos positivos”.

Si uno lee el titular y parte del contenido de la noticia, podría llegar a pensar que en Salto hay gente peleada con la realidad, debido a que estamos pasando por el peor momento en materia social, laboral y económica del departamento, con la ausencia de inversiones privadas que generen fuentes de trabajo para los salteños, pasando a ser “el N° 1 en desocupación” (cita de la entrevista que ayer publicó EL PUEBLO a Carlos Albisu).

Pero si se lee en profundidad la nota, el presidente de la institución empresarial, reconoce que los datos se desprenden de la colaboración de tan solo 35 de 700 socios, lo que apenas es el 5%.

Decir entonces que la economía en el 2017 fue positiva faltando el 95% de socios que brinden sus datos primarios de cómo les fue, resulta temerario e incomprensible.

LEONARDO SILVA







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...