- Diario El Pueblo - http://www.diarioelpueblo.com.uy -

Apuntes en borrador

TIEMPO. A veces (solo a veces) está bueno fantasear un poco. En alguna oportunidad alguno de ustedes, amigos lectores, han de haber tenido algún contacto, literario o a través de una película en el cable o en el cine, con los viajes en el tiempo, algo de ciencia ficción.

¿Nunca se les ocurrió pensar, en algún microsegundo de sus vidas, que si tuvieran la oportunidad de cambiar tal o cual cosa, lo harían? Y si tuvieran la oportunidad de hacerlo, al menos una sola vez en sus vidas, ¿saben concretamente qué cambiarían? ¿O preferirían dejar todo igual sin modificar nada? (Dejemos de lado las connotaciones existenciales y permítase jugar libremente con este planteo).

Fantaseamos un poco más, pero ahora en grande. ¿Si tuvieran realmente la oportunidad de viajar en el tiempo, viajarían al pasado o al futuro? Si se decidieran a viajar al pasado, ¿qué cambiarían de algo que no les gustó? No tiene por qué ser en nuestro país. Algunos autores, como Stephen King en uno de sus últimos libros jugó con la idea de poder viajar en el tiempo y salvarle la vida a Kennedy, para luego darse cuenta de las consecuencias que ese cambio podía producir a la Humanidad.

Otros autores han sido menos imaginativos y han propuesto viajar en el tiempo para evitar que Hitler llegase al poder. Si Hitler no hubiese alcanzado el poder en Alemania en 1933, ¿la Humanidad se hubiese salvado de sufrir la 2ª Guerra Mundial? La política de expansión soviética impulsada por Stalin a la Europa occidental, ¿no hubiese prosperado y se hubiera limitado a sus fronteras naturales? ¿Qué destino hubiese tenido entonces la Guerra Fría?

¿Qué haría usted? ¿Cambiaría algo de la historia de la Humanidad o la suya propia? Dígame la verdad, ¿nunca pensó en esto? Y si le dijera que es posible…

***

HISTORIAS. Desde muy chico las historias contadas por Julio Verne, en particular, y decenas de otros grandes autores, permitieron que a temprana edad echase a volar mi imaginación como la de tantos otros niños en el mundo. Eso es lo bueno de leer.

La imaginación acelera determinados pensamientos creativos que pueden permitir crear no solo historias, sino también hacer nuevos negocios, investigaciones, descubrimientos y un largo etcétera. Mantener la mente abierta es importante, porque encerrarse en dogmas que entienden que la verdad absoluta es una sola, la única, no dejando espacio a que alguien en pleno uso de la razón pueda llegar a discernir una alternativa a lo preestablecido, está mal y produce un retroceso.

La fantasía, la imaginación a determinada edad ha impulsado al Hombre a dar siempre un paso más, y alcanzar grandes conquistas que han terminado por beneficiar a la Humanidad.

Hoy la lectura de un buen libro ha sido trocada por audiovisuales que pueden verse digitalmente desde una computadora o una tablet o también desde el teléfono. La forma en cómo se fomenta la imaginación de estas nuevas generaciones ha dado un paso evolutivo más, aunque la mayoría entiende que ese paso ha sido dado hacia atrás, porque conspira contra las relaciones humanas y el trato directo entre las personas, esa conversación mirándose a los ojos.

En realidad eso se mantiene, pero en otro formato, a través de las videollamadas, por ejemplo. La tecnología nos ha acercado aún más a la verdad, y eso a algunos los asusta, como en su momento pasó con las teoría de Galileo, que fueron consideradas una herejía.