- Diario El Pueblo - http://www.diarioelpueblo.com.uy -

Apuntes en borrador

GENDA. La agenda política que pasó estuvo pautada por el tema inseguridad de nuestra sociedad. Básicamente se ha hablado de las distintas estrategias a implementar para reprimir y prevenir el delito, pero aún nada escuchamos de cómo atacar las causas que lo originan.

Desempleo, educación, por nombrar las más relevantes de lo que se dice tiene un origen multicausal, y por ende se constata que existe la necesidad de atacar este duro flagelo desde distintos puntos de vista técnicos y profesionales. Pero lo que observamos es que el tiempo se va en enunciados de lo que nos está pasando (algo que archi sabemos porque lo padecemos a diario), pero de hablar que el gobierno tiene un plan, ni ahí.

Tampoco podemos esperar mucho, porque como ya dijo Mario Layera, si el gobierno hiciera lo que hay que hacer para contener el delito, más de uno se asustaría, refiriéndose seguramente a aquellas organizaciones defensoras de los derechos humanos que cuidan de los derechos individuales de los delincuentes por entender que son víctimas del sistema capitalista que los ha llevado a delinquir.

No sin razón, pero omiten defender de la misma forma a quienes son víctimas de las víctimas del sistema. En un sistema donde prima el Estado de Derecho, el derecho de ninguna persona está por encima de las demás, todas se encuentran en un plano de igualdad, y quien debe defender nuestros derechos ciudadanos nos dijo recientemente que ha perdido la batalla y que vamos rumbo a convertirnos en un país centroamericano donde el “viva la pepa” es moneda corriente, como en cualquier república bananera.

***

TAMPOCO. Tengo claro que por otro lado, la respuesta que se brinda desde la oposición es más represión a través de una tolerancia cero en materia de gestión de la seguridad y del aumento de las penas.

Lo mismo que le reclamamos a quienes llevan 13 años en el gobierno, tampoco lo vemos en la oposición que pretende asumir la responsabilidad de gobernar a nuestro país al menos por los siguientes cinco años: un plan que ataque directamente las causas que originan el delito en nuestro país.

No será con políticas represivas las que solucionarán este problema, muy por el contrario, terminará por agravar aún más la situación.

¿Es que a nadie ha llamado la atención que desde que asumió esta fuerza política el gobierno en 2005 a la fecha se ha multiplicado exponencialmente la población carcelaria? Hasta el 2005 no alcanzaban los tres mil presos recluidos en cárcel o en penitenciaría, hoy superan ampliamente las diez mil personas presas y el delito está cada vez más lejos de decrecer.

¿Qué nos dice esto?

***

PARADIGMA. Dos frases. “Cuando creíamos que teníamos todas las respuestas, de pronto cambiaron las preguntas”, de Mario Benedetti; y “si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”, de Albert Einstein.

El tema de la seguridad pasa por dejar de repetir modelos ya perimidos y cambiar algunos paradigmas. Por el momento todo lo que se propone es más de lo mismo.

LEONARDO SILVA