Apuntes en borrador

CUENTA. Recuerdo que por noviembre de 1998, junto a unos amigos comenzábamos una aventura independiente al producir un programa de televisión semanal con una clara orientación de periodismo político. Se llamó “La Cuenta Regresiva”.

Cada semana iniciábamos el programa anunciando cuántos días faltaban para el acto eleccionario. En ese entonces, iniciando un nuevo proceso electoral tras la reforma de diciembre de 1996 donde se introdujo la obligación constitucional de las elecciones internas de todos los partidos políticos, donde serían elegidos no solo el candidato único a la presidencia de la República por cada lema, sino también los convencionales departamentales que elegirían más tarde hasta tres candidatos a intendente por partido; seguían luego las elecciones parlamentarias o primera vuelta, y en caso de no alcanzar ningún candidato presidencial la mitad más uno de los votos, se pasaba a una segunda vuelta o balotaje. Culminando en mayo de 2000 con las elecciones departamentales.

Esta anécdota la recuerdo hoy porque el pasado viernes, entrevistando en la radio al senador Germán Coutinho, alguien recordó los días que faltaban para las siguientes elecciones departamentales, es decir, cuántos días faltaban para el 10 de mayo de 2020. Faltaban 688 días (hoy ya la cuenta es menor, faltan 685 días).

Comparto otras cuentas regresivas de otras elecciones, que calculo ya deben haber sido contadas por todos aquellos dirigentes con alguna pretensión. Por ejemplo, para las elecciones internas de los partidos políticos, que están marcadas por la Corte Electoral para el domingo 30 de junio de 2019, faltan hoy 349 días.

Para las elecciones nacionales, o parlamentarias o primera vuelta presidencial, que serán el domingo 27 de octubre de 2019, faltan hoy 489 días.

En caso de una segunda vuelta presidencial o balotaje, la Corte Electoral fijó dicho acto electoral para el domingo 24 de noviembre de 2019, y para eso hoy faltan 517 días.

***

REGRESIVA. Como hemos manifestado en otras oportunidades, el próximo 1° de enero comenzará en nuestro país el año más largo e intenso en materia política, pues durante todo el proceso electoral transcurrirán, nada más y nada menos que 17 meses hasta terminar con dicho proceso. Es decir que el país se paralizará políticamente durante todo ese tiempo.

A ver, está bueno vivir esta fiesta plena de democracia participativa, con los partidos en las calles militando, poniéndole colorido a todo, con actos y banderas de todos los colores, consolidando los cimientos de nuestro sistema republicano y representativo de gobierno, pero… (siempre hay un pero)

Reconozco que se trata de un tema que no tengo aún del todo claro, por eso lo formularé como una pregunta que traslado a nuestros queridos lectores, ¿no es un tanto regresivo que nuestra sociedad se detenga tanto tiempo en resolver las internas de los partidos y eligiendo a los próximos gobiernos (locales y nacionales) en vez de resolver los problemas que nos acucia, como empleo, vivienda, salario, costo de vida, educación, seguridad, agenda de derechos en la que se debe seguir trabajando, y un largo etcétera?

Parece una pregunta retórica, y quizás lo sea, pero aún no lo tengo del todo claro. Ya que se plantean tantas reformas del Estado, cambiar estos aspectos de nuestra Constitución, acortando plazos de alguna manera, ¿no sería una solución práctica, desenredando el embrollo en el que nos metimos los uruguayos en 1996?

LEONARDO SILVA







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...