- Diario El Pueblo - http://www.diarioelpueblo.com.uy -

Apuntes en borrador

BANAL. En la vida, no todo es hablar de política. Ahora que comenzó la buena racha de Peñarol y que viene ganando cada partido del torneo uruguayo, también podemos hablar de fútbol.

Calculo que los hinchas de nuestro tradicional adversario también estarán tentados de opinar y jugar con el clásico ninguneo mutuo sobre cuál es el decano del fútbol uruguayo, qué cuadro lleva más clásicos ganados y la mar en coche.

Una vez terminado el mundial, y viendo la baja actuación de nuestros cuadros en torneos internacionales, bueno, más vale hablar entonces de política, candidaturas y lo que dijo Fulano contra Mengano y como se quiso meter Perengano en la discusión y no pudo, antes que hablar de desempleo, el creciente trabajo informal, la falta de viviendas, el crecimiento exponencial de los asentamientos irregulares, el alto precio de la canasta básica familiar, los altos costos de impuestos y tarifas para alimentar a un Estado altamente ineficiente en educación, seguridad y en la igualdad de las personas para poder crecer en la sociedad eliminando el clientelismo.

***

ACTOS. También podemos hablar de actos (por acto patriótico propiamente y por acto definido como acción, de ahí el plural) y desfile patriótico del 25 de Agosto, armados para el lucimiento personal de algún candidato que intentó recurrir a las raíces folklóricas de nuestros antepasados, sin medir la esencial diferencia entre el reconocimiento a nuestra historia y el ridículo.

También pareció una respuesta confirmando una crítica política que se le viene haciendo desde su misma interna partidaria, dejando claro que esta persona no es un líder que encabece un proyecto colectivo sino que se trata de alguien que pretende “acaudillar” su propio proyecto personal y familiar, que justamente no condice con los principios fundacionales de su propio partido.

***

NOSTALGIA. No solo en Salto, en todo el país mágicamente la noche del 24 y la madrugada del 25 de agosto no hubo siniestros de tránsito ni fatales ni graves. Algo parecido pasa luego en las noches del 24 y 25 de diciembre, repitiéndose también en las noches del 31 de diciembre al 1° de enero.

Entonces la pregunta surge casi naturalmente, ¿por qué no podemos tener esta misma conducta los 365 días del año, tanto conductores como las autoridades controlando? La verdadera nostalgia es cuando todos cumplían con sus obligaciones, conductores cuidándose y autoridades garantizando que así sucediese.

***

CRÍTICO. Ante los hechos que vienen ocurriendo en nuestra sociedad, todos, es bueno que siempre el ciudadano mantenga un ojo crítico. Es decir, que escuche todas las versiones posibles y trate de sacar sus propias conclusiones, en el entendido que nadie posee la verdad absoluta de las cosas.

Versiones hay tantas como puntos de vista de todos los que se pongan a opinar. Los hechos son uno solo e incambiados. Quedémonos con estos últimos y nos acercaremos a la verdad.

LEONARDO SILVA