Apuntes en borrador

MEDIDAS. A situación excepcional corresponde adoptar medidas excepcionales. Si la casa del vecino se incendia, siempre será oportuno tener un bomberito cerca.

Lo cierto que la inestabilidad económica del hermano país argentino hace factible prever que de alguna forma terminará repercutiendo en la economía de nuestro país, en particular de aquellos trabajadores que viven del turismo.

Luego de un muy buen año, la ministra Kechichián dijo que el éxito de la próxima temporada sería mantenerse. Todo esto dicho antes de la debacle de la economía argentina. Ahora, el gobierno nacional y el departamental, en conjunto con los operadores privados, como debe ser, buscan tomar algunas medidas que motive la visita de turistas a Uruguay y sobre todo a Salto.

De todas formas uno se queda con la sensación que en Salto siempre venimos de atrás, como cobrando al grito, sin iniciativas, sin acciones, solo reacciones. Esperemos que de todas formas, en una administración del turismo municipal altamente deficitaria, este tiempo excepcional se pueda llevar con el menor perjuicio posible a nuestra población, que desde hace algún tiempo viene siendo golpeada por la desocupación y la falta de generación de fuentes legítimas de trabajo.

***

SEGUROS. La semana pasada veía por VERA TV (gran herramienta de comunicación que nos permite seguir las sesiones parlamentarias en vivo) el trabajo que nuestros Representantes realizan en el plenario aprobando proyectos de ley.

Entre el martes y el miércoles aprobaron no menos de tres proyectos de ley donde se establecía un régimen especial de seguro de desempleo hasta diciembre de 2019 en varios rubros, entre ellos el de los trabajadores del citrus para la región litoral (Río Negro, Paysandú y Salto).

Está muy bien prever que ante la situación excepcional que vive nuestro sector productivo, se alcancen soluciones alternativas, pensando esencialmente en el trabajador. Pero volvemos a lo mismo de lo anterior, uno se sigue quedando con la sensación que este tipo de parches no alcanzan y que se sigue de atrás reaccionando y no accionando con medidas claras que traigan certezas al sector productivo de nuestro país, con lo cual, se aseguraría el mantenimiento de las fuentes de trabajo sin tener que recurrir al subsidio que terminamos pagando todos los contribuyentes por culpa de alguna mala cabeza que sigue sin dar en el clavo.

Que nuestros gobernantes se dediquen a construir y no a seguir emparchando nuestra economía. Ya lo dijo Juan Castillo al semanario Brecha cuando era sindicalista cuando en el primer gobierno de Tabaré Vázquez se elaboraba su primera ley presupuestal, “estaría bueno que el gobierno piense un poco en la microeconomía que solo en lo macro”, pensando en el bolsillo del trabajador y no en quedar bien con los de afuera.

***

TODOS. El intendente Andrés Lima está haciendo un gran esfuerzo en tratar de ponerse de víctima al recibir críticas y ataques de todas partes, aunque últimamente las más fuertes provienen directamente de su propia fuerza política.

Ahora bien, cuando todo el mundo le dice que equivoca el camino y solo él piensa que va por el camino adecuado, ¿no será que el que se equivoca es él y no los demás?

LEONARDO SILVA