Apuntes en borrador

CARICIAS. Después de veinte años de trabajar en el periodismo, nos llega la nominación a un premio que se entrega a programas de medios de comunicación tanto argentinos como uruguayos en la vecina orilla, con el nombre “Premio Binacional Río de los Pájaros” en el rubro “Programa Periodístico”, por el programa “Palabras Cruzadas” que hacemos desde este año por la pantalla de Canal 4 de Cablevisión.

Como me dijo un estimado colega, no es otra cosa que una “caricia” al trabajo que realizamos desde hace tiempo.

He de ser sincero con ustedes, queridos lectores, nunca presté mayor atención a ese tipo de premiaciones, porque no hay mayor reconocimiento a nuestro trabajo que la estima de quienes comparten lo que hacemos en este oficio, o incluso el respeto de quienes no están de acuerdo con lo que decimos o hacemos. Ese es el alimento diario que uno consume en este mundo materialista, esas caricias al alma que permanentemente nos hacen todos. No hay mejor premio.

Reconozco también que en estos días me encuentro recalibrando estos nuevos aspectos, donde la novedad de que nuestro trabajo sea reconocido en otro país, no deja de inquietarnos por tratarse de algo desconocido para nosotros. Premio que ya otros salteños han ganado legítimamente y en nuestro caso, no hemos ganado ahora más que apenas una nominación a formar parte de una terna de programas periodísticos seguramente superiores a lo que hacemos nosotros.

De todas formas, más allá de la conducción que podamos hacer, no dejo de reconocer el gran trabajo que realiza cada semana la productora “Estudio 3” de Martín Azurica, que junto a Fabricio “Teco” Sarli, Santiago Azurica y Emanuel Hardman, son quienes hacen el verdadero esfuerzo para que podamos sentirnos orgullosos de lo que hacemos en televisión.
Nuestro trabajo, sea en televisión, en radio o en EL PUEBLO, no tiene ningún sentido si detrás de nuestro trabajo no están ustedes, a quienes nos debemos por entero. No a los premios sino a ustedes, queridos lectores. No hay mayor caricia que uno pueda recibir por nuestro trabajo que el afecto y el respeto de todos. A ustedes, ¡gracias!

***

SENSACIÓN. La noticia de que ya ni la misma Jefatura de Policía se salva de los robos, no deja de prestarse para el chiste fácil, pero en verdad denota lo mal que estamos en materia de seguridad y que ya no hay respeto por la autoridad.
No ingresaremos al fangoso terreno de las especulaciones de qué pasó en la realidad, el hecho incontrastable es que robaron una abultada cifra de dinero y de un lugar difícil de llegar. Confiemos en que este caso se resuelva antes de tener que llamar al Inspector Gadget o al mismísimo Jacques Clouseau, que están más para este paso de comedia que Hércules Poirot o el propio Sherlock Holmes.

***

¿2030? Hemos reclamado insistentemente en que debíamos concentrar nuestra mirada al futuro, pero sin descuidar el presente. Así que está muy bien que se comience a pensar en el Salto del 2030, o por qué no, del 2040 o incluso del 2050, pero mientras tanto, no descuidemos que en breve estaremos comenzando un nuevo año, y también tenemos que asegurar cierto bienestar a nuestros compatriotas en el 2019.

LEONARDO SILVA