Apuntes en borrador

MMXVIII. En pocas horas, el tiempo inexorable que es lo único que aún la Humanidad no ha logrado controlar, estará marcando el fin de un nuevo año en nuestras vidas.

Uno podrá mirar imaginariamente para atrás buscando hacer un rápido resumen y tendrá la opción de ver el vaso medio lleno o verlo medio vacío. Soy optimista por naturaleza, eso no me transforma en conformista ni en ingenuo, sino en una persona que pese a tener los pies sobre la tierra, prefiere mirar hacia adelante con esperanza.

También puede hacerse un balance personal, individual o también pensar en los demás en forma colectiva y preguntarse, ¿qué he hecho para ser partícipe de las cosas que ocurren en la sociedad de la que formo parte?

Si el balance no da positivo en ninguna de las formas, optimismo mediante, debería verse el vaso medio lleno y pensar que al menos se ha tomado conciencia que es importante que nuestra sociedad se mantenga unida para enfrentar los diversos problemas que tenemos por delante y darnos así la oportunidad, en el año que comienza, para comprometernos y ocuparnos junto a los demás en la búsqueda de soluciones.

***

MMXIX, este es el año en que los uruguayos seremos convocados a las urnas en tres o cuatro oportunidades, según si habrá o no balotaje en el mes de noviembre, para tomar importantes decisiones.

Es una buena ocasión para comprometernos con nuestro país y con nuestro departamento, acercarse a aquel partido político que mejor represente nuestra forma de pensar y ponerse manos a la obra.

No hay que esperar que nos caiga de la providencia un espacio donde podamos trabajar. Tomemos nuestro destino con nuestras manos y construyamos nuestro propio espacio de participación, si es necesario.

Este año que comienza será muy importante para todos nosotros, trabajando primero en fortalecer y seguir consolidando con nuestra participación, al sistema republicano y democrático de gobierno. No sin olvidar que antes que el país y el departamento, está la gente, la que en forma organizada estará decidiendo el destino de todos.

2019 será un año de compromiso de todos los uruguayos, estará solo en nosotros y en nadie más nuestro propio destino.

***

DESEOS. Final y brevemente utilizaré este espacio para desear a todos nuestros queridos lectores, que despidamos el año viejo y recibamos al nuevo en familia, con alegría y esperanza, sabiendo que lo bueno que nos vaya a pasar en este 2019, dependerá exclusivamente de nosotros.

Feliz y Próspero Año Nuevo! Nos reencontraremos en el 2019.

LEONARDO SILVA







El tiempo


  • Otras Noticias...