Apuntes en borrador

GUERRERO. En estos años de trabajo periodístico he tenido la fantástica oportunidad de conocer y entrevistar a grandes personalidades de la política, de la cultura, del deporte, de la salud, del sindicalismo de nuestro país.

Toda gente que en su terreno marca la diferencia por destacarse en lo que hacen y siendo referentes para nuestra sociedad. Es buena cosa tener referentes, buenos referentes.

La semana pasada tuvimos la oportunidad de conocer personalmente a Carlos Muñoz, un gran relator de gestas deportivas de nuestro país en materia futbolera. Como escribimos ayer en EL PUEBLO, con su voz y su relato transmitió la emoción que hizo vibrar al pueblo.

Pero Muñoz fue duramente castigado en su salud con varias afecciones muy complicadas, y fue saliendo de ellas porque decidió pelear y no rendirse. Y hoy que los médicos le dicen que ha logrado salir de todas esas “nanas”, decidió acogerse a su merecida jubilación para dedicarse a disfrutar a su familia, en particular a sus cuatro maravillosos nietos.

Sintió que tenía algo por qué luchar, luchó, venció a las enfermedades y salió adelante, como un verdadero guerrero de la vida. Un ejemplo, sin duda.

Así que no tengo más que palabras de agradecimiento de haber tenido la oportunidad de conocerlo y charlar con él, quedando siempre la sensación que quedaron preguntas por hacer o hacerle las preguntas indicadas, donde seguramente alguien más especializado en materia deportiva hubiese sacado mejor jugo a la conversación.

Nos queda claro que tras más de 20 años de trabajar en este oficio de preguntador, seguimos siendo un eterno aprendiz, no solo del periodismo sino también de la vida.

***

AJUSTES. Finalmente el clima nos dio a todos algunas horas de respiro. Ante esto, dos observaciones. La primera, la gente del CECOED ha trabajado de forma correcta en lo concerniente a colaborar con las evacuaciones de aquellos vecinos que así lo han solicitado. También sabemos que las familias a cargo del CECOED no tienen quejas del trato recibido.

Por otro lado, se sabe que hay vecinos que se han auto evacuados y se quejan de no recibir ningún tipo de trato por parte de las autoridades. Seguramente se deba a algún problema burocrático en el entendido que las personas que se han evacuado por sí mismas, deberían haberlo notificado al CECOED para que este organismo esté al tanto y pueda prestar ayuda. Será un tema de coordinación y no de abandono.

Segundo, nobleza obliga también a decir que el trabajo realizado por el CECOED en momento de intensas tormentas que se ha abatido sobre nuestro departamento, ha dejado mucho que desear. Pululan videos virales en las redes sociales de vecinos reclamando la presencia de las autoridades en plenas enchorradas, por agua que se mete en sus viviendas y del reclamo de obras mal realizadas en las bocas de tormenta que han producido el desborde del agua llovida.

Esperemos que se haya aprovechado estas horas de paz climática para realizar los ajustes necesarios para brindar una mejor atención a la gente.

LEONARDO SILVA