Apuntes en borrador

ASPIRACIONES 3. Tratando de centrarnos en lo verdaderamente importante de lo que debería ser un debate electoral, estando hoy a 76 días del primer llamado a las urnas en este largo proceso electoral que culminará en mayo del año próximo, deseo compartir con ustedes algunas aspiraciones que en común tenemos con un grupo de amigos y que hago propias. En esta tercera entrega, comparto con ustedes, queridos lectores, lo que entendemos debería estar en el centro del debate electoral.

Obviamente no tiene por qué ser compartido por todos, eso es lo lindo de la democracia, se puede tener puntos de vista diferentes. Lo verdaderamente necesario es que se comiencen a hablar de algunos temas o en todo caso, se profundice el diálogo sobre alguno de ellos que ya están en el tapete de la discusión.

Continuemos. Estos tiempos generan nuevas necesidades y por lo tanto nuevos contenidos de Derechos asociados al desarrollo de la humanidad y su calidad de vida. Algunos de ellos están asociados a la utilización de nuevos instrumentos tecnológicos fundamentales para la vida, cuyos costos de acceso excluyen a porciones importantes de la población como sucede por ejemplo, en el ámbito de las técnicas para diagnósticos y tratamientos de problemas sanitarios, nuevos medicamentos y a la calidad de la atención, donde cada vez más se profundiza una brecha. Y en éste, como en otros ámbitos, las mayores inversiones y los mayores costos en la producción de bienes y servicios esenciales que quedan en ámbitos privados de unos pocos, internacionales o nacionales, crean lógicas de exclusión que deben remitir a la construcción de ámbitos de reflexión y elaboración de políticas específicas para su universalización.

Otro ejemplo sobre estos mismos nuevos Derechos, es la falta de avance en la definición de los usos y responsabilidades en el acceso a Internet, el consumo de sus contenidos y nuestra inserción cultural en una sociedad en vías de alto desarrollo tecnológico.

En particular, en estos aspectos decisivos para el futuro humano, nos gustaría que se avanzara en la comprensión de la tecnología por parte de los usuarios, para su mejor control, y que sean instrumentos decisivos para la transparencia democrática y los fines educativos para crear mejores oportunidades y condiciones de igualdad. Es importante no dejar de lado esos nuevos desafíos, y menos aún, que otros decidan por nosotros.

En la medida de nuestras posibilidades, debemos trabajar para que estos nuevos derechos tengan beneficios claros para nuestra sociedad, y no solo para quienes tienen posibilidad de generar nuevas necesidades a partir del uso cruzado de datos y detección de los gustos de usuarios a través de la Inteligencia Artificial. En este campo, debería avanzarse en la inclusión del concepto de Espacio Público Digital, hoy ignorado en nuestros debates de sociedad.

Y tan necesario como ello, es lograr el avance y profundización que deben tener las políticas de servicios y prestaciones para una vida digna de nuestros ciudadanos más mayores, lo que debería incluir lo que ya se ha comenzado a considerar en ámbitos de sociedades socialmente más desarrolladas, como es el debate sobre el derecho que deben tener las personas a elegir también cuando morir dignamente, en determinadas circunstancias. Estos y otros aspectos abren un abanico de la nueva agenda social.

(Continuará…)

LEONARDO SILVA