Apuntes en borrador

DE CAL. La ley de la relatividad es puesta a prueba a diario en esta realidad virtual del mundo de la política salteña en la que estamos insertos.

Ejemplo de ello es que el miércoles 24 de abril de visita en nuestro programa de televisión “Palabras Cruzadas”, el intendente de Salto Andrés Lima reconoció un error grosero en la gestión al ver tenido tantos días (durante toda la semana de turismo) el dinero de la recaudación en las termas, lo que derivó en su robo el lunes 22. Advirtió también en esa ocasión, con un eufemismo, que no podía afirmar que el actual equipo de gobierno municipal sería el mismo al término de su mandato; es decir, anunciaba remociones a raíz del robo como forma de responsabilizar políticamente a alguien del error en la gestión.

Menos de dos semanas después algo cambió, pues el intendente concurrió a la Mesa Política del Frente Amplio el lunes 6 de mayo, acompañado de los principales responsables (según la oposición) del error de haber dejado el dinero tantos días en las termas, es decir, la directora de Turismo y el director de Hacienda. En esa ocasión, el intendente no sólo anunció que no habría remociones, sino que exigió de la Mesa Política una declaración de apoyo a la gestión de ambos jerarcas municipales.

De esta manera, el contraste entre la acción policial y judicial resolviendo en tiempo récord el robo en las termas y la contramarcha política del intendente, fue notorio. Lo más grosero de esta situación fue acusar a periodistas y medios de comunicación por adelantar los posibles cambios en el equipo de gobierno del intendente Lima, denunciando poco menos que una operación de prensa para desestabilizar al gobierno.

Hoy puedo afirmar, luego de este grosero ataque al periodismo salteño, que fui informado personalmente por una alta fuente del gobierno de una remoción que no se concretó por presiones del Partido Comunista. Es decir, ningún periodista mintió al informar de posibles cambios en el gabinete municipal. Este miércoles se concretará el llamado a sala a la Junta Departamental, veremos entonces que de nuevo dice el gobierno a los ediles.

***

DE ARENA. Hacía tiempo que no tenía el placer de poder escribir algo positivo de lo que ocurre en Salto en materia gubernamental, máxime cuando se trata del trabajo de tantas familias salteñas y que puede ayudar a mejorar un poco una materia pendiente de este gobierno, la generación de fuentes de trabajo genuinas.

Me refiero claramente al anuncio realizado por el propio ministro Enzo Benech, quien hasta hace unos meses no estaba del todo de acuerdo con el proyecto de la Central Hortícola, y que hoy respalda fervientemente, confirmando la construcción de dicha central junto al respaldo económico del gobierno central.

Proyecto que data del gobierno del ex intendente Eduardo Malaquina y que después de un largo trajín y varios cambios, comienza a andar. Se habla de una inversión pública y privada de casi 5 millones y medio de dólares.

Este, junto a la concreción de la planta de efluentes, propuesto en 2006 por el ex intendente Ramón Fonticiella; sumado a la posibilidad de la instalación en nuestro departamento de una empresa china y la posible concreción de un puerto de barcazas, son algunos porotos que se anota a favor el intendente Lima, que después de varios vías crucis, parece que comienza a ver la luz.

LEONARDO SILVA