Apuntes en borrador

LEGITIMIDAD. Las redes sociales nos permiten observan cómo los dirigentes y candidatos políticos de todas las tiendas finalmente dieron el paso de recorrer los distintos barrios y centros poblados de nuestro departamento. Algunos hasta hablan con los vecinos.

Deseo rescatar justamente eso, donde se ve que hay dirigentes y candidatos que siempre estuvieron junto a la gente, sobre todo los fines de semana (los menos), pero ahora aparecen los de última hora, pero que también debe destacarse. Lo ideal sería que los políticos no pierdan esa práctica y el contacto con la gente, porque si en verdad van a representarnos por los siguientes cinco años, en caso de ser electos, el escuchar a la gente y estar junto a ella será la única forma de ser legitimados en su representación, de lo contrario, no será otra cosa que ocupar un cargo vacío de contenido.

Es decir, no se necesita estar en campaña electoral para acordarse de visitar a la gente para escucharla, entenderla, pero por sobre todas las cosas, acompañarla.

***

SEMANA. El viernes a las 15.14 hs. recibí un correo electrónico del Departamento de Comunicaciones de la Intendencia de Salto con el título “Este sábado culmina el Mes de la Juventud” acompañado de una foto donde se ve a unos 50 jóvenes y otra donde hay 17.

Esa fue la única comunicación que recibí durante todo el mes de la Oficina de la Juventud informando lo que estaba pasando. Peor aún, ni siquiera vi nada en los medios de comunicación. No digo que no haya existido esa información, al menos yo no la vi. Pero tomando por cierto que nadie más vio nada, uno debe suponer que no existió demasiada información sobre “el mes” de la juventud.

Es verdad que a fines de agosto, creo, escuché una entrevista radial al encargado de dicha oficina municipal anunciando lo que se venía, exclusivamente para la ciudad y en el municipio de Lavalleja porque no había dinero.

Que no se tome como crítica, solo como comentario, pero, ¿dónde quedaron aquellas semanas –devenidas luego en “el mes”- de la juventud en setiembre, donde participaban miles de jóvenes de todo el departamento, incluidos jóvenes del interior profundo? Aún me acuerdo incluso de algún desfile de carrozas por calle Uruguay. ¿Qué pasó?

***

PARCHE. Otro parche, importante logro pero parche al fin. Se trata de la inauguración de salones de clases para la Universidad de la República en el Palacio Veltroni. Cuando en 1994 la Universidad debió estudiar en su Departamento de Arquitectura el diseño del nuevo edificio (monumento al cemento y al vidrio, lo llamó un docente de la Facultad de Arquitectura en su momento) que hoy se encuentra en Misiones y Rivera, ¿no se pensó en la cantidad de salones y sus capacidades?

Recuerdo que cuando recién se inauguró ya se pensó que era insuficiente. Me imagino 20 años después, con el crecimiento exponencial que ha tenido en su población estudiantil. Por suerte, en sus palabras el Ing. Pancracio Cánepa informó que en algún momento el edificio se expandirá al resto de la manzana que aún sigue sin aprovecharse con la construcción de más salones. Por suerte también, mi silla es lo suficientemente cómoda.

Hasta la semana que viene.

LEONARDO SILVA