Apuntes en borrador

PREVIA. Este sábado se recordó un hecho histórico oscuro en el devenir de nuestro país, el último golpe de Estado que terminó por mancillar a nuestras instituciones republicanas pisoteando los derechos individuales de los ciudadanos a través de una dictadura en donde civiles y militares convivieron durante 12 años pensando que eran los grandes salvadores de la patria.

Luego, y a través de un largo proceso de lucha popular y de los partidos políticos, en 1985 se recuperó la Democracia con la plena vigencia de un Estado de Derecho.

Nuestro sistema de gobierno republicano no será perfecto, pero siempre será mucho mejor que cualquier dictadura, porque en Democracia se respeta la opinión de todos, entre todos elegimos a nuestros representantes y al gobierno que regirá los designios del país por los próximos cinco años, y si el gobierno que resulta electo no hace bien su trabajo, podemos cambiarlo en la siguiente elección sin ningún trauma institucional porque el pueblo tiene derecho a equivocarse y a corregir sus errores en las urnas.

Siempre defenderemos la vigencia de nuestra Constitución de la República porque es nuestro contrato social que nos permite vivir pacíficamente, y que, ante las diferencias, nos señala claves a seguir para retomar el camino perdido. En las democracias no hay lugar para iluminados que por creer que tienen todas las respuestas, piensan que pueden prescindir de otras opiniones. La Democracia se construye entre todos, por eso, ¡que viva el pensar distinto, que viva las diferencias!

***

ENCUENTRO. Tercera entrega de algo que iniciamos hace tres semanas, que es comentar los entretelones del encuentro de tres destacados candidatos a intendente por Salto, Soledad Marazzano, Germán Coutinho y Carlos Albisu con la excusa que un programa de radio («Cuarto Poder», de lunes a viernes de 15.30 a 17.30 por Nueva Era FM) llegara a realizar sus mil emisiones.

Por lejos que esto parezca ya en el tiempo, aquel viernes 12 de junio, en estos días retomó un valor especial ante hechos de pública notoriedad que hacen revalorizar el valor de este encuentro en torno a una mesa de diálogo de los principales candidatos a dirimir el cargo de intendente el 27 de setiembre, dentro de apenas 90 días. ¿Por qué? Porque se demostró que, si hay voluntad, se puede hacer.

Al hablar de hechos de pública notoriedad hacemos referencia al cortocircuito entre la intendencia de Salto y ANCAP, una perla más de un extenso collar de problemas que el departamento de Salto viene arrastrando desde hace tiempo, que tiene que ver con la caída de la economía departamental con el consiguiente aumento de la desocupación, algo que se terminó por desmadrar con la llegada del coronavirus. Y ni qué hablar de la situación financiera de la comuna municipal, donde todos coinciden en la importancia que tiene en cualquier proyecto de reactivación productiva del departamento. Ante esto, el candidato a intendente Gonzalo Leal propuso que el intendente Alejandro Noboa imite a su par de Maldonado, convocando a todos los candidatos a intendente para informarles a sobre las finanzas municipales y que todos se comprometan en la búsqueda y concreción de soluciones a través de la coordinación de políticas que seguirán en caso de ganar, sea quien sea.

Esa cumbre que se realizó en un programa de radio demostró que, habiendo buena voluntad, se pueden sentar en torno a una mesa todos, más allá de las naturales diferencias que existen, porque decidieron anteponer intereses más elevados que los propios, los de la sociedad salteña. Hoy más que nunca debemos mantenernos unidos, o como dijo alguien, juntos pero no revueltos.

Hasta la semana que viene…

Por: Leonardo Silva