Apuntes en borrador

TRABAJO. En estas horas de las que venimos de conmemorar un nuevo Día Internacional de los Trabajadores, es tiempo de reflexionar sobre la necesidad de defender las fuentes de trabajo que hay en el país, de mejorar sus condiciones, pero además, de pensar en aquellos uruguayos que buscan trabajo y que no encuentran o de aquellos que por ajustes necesarios de la empresa, fueron despedidos. Pero también tenemos el grave problema de la gente que ya ni siquiera se preocupa de buscar algún tipo de trabajo.

Salto, según información oficial aportada el día que sesionó en San Antonio el Consejo de Ministros, ostenta el triste récord del 11,6% de desempleo. Pero no solo debe preocupar a nuestros gobernantes el desempleo, sino además, y quizás más importante aún como nos dijera un destacado economista, es el empleo.

Solo así podremos darnos cuenta del daño estructural del trabajo que se ha venido procesando en los últimos años, algo realmente tenebroso si pretendemos que nuestro país tenga algún tipo de futuro.

Poco más de la mitad de nuestra población forma parte de la Población Económicamente Activa, es decir que casi la mitad de los uruguayos o no tienen la edad de trabajar (menores de 14 años o ya en edad de jubilarse) o directamente ni siquiera se preocupan en buscar empleo.

En las cifras que las autoridades del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) manejan del empleo, ni siquiera se discrimina si se trata de empleo formal o informal. Da lo mismo para el gobierno de turno. Esto no solo ha ocurrido en los últimos 11 años de gobierno frenteamplista, siempre fue así, y siempre se han manipulado las cifras para dar una imagen de buen gobierno.

Hace algún tiempo entrevistamos a un ministro de Trabajo de un partido tradicional, haciéndole ver lo ridículo que era sostener que apenas habían 300 salteños sin empleo, atinó a decirnos como simple respuesta que las cifras que suele dar el INE era meramente “una tendencia”, mucho menos una ciencia exacta.

Así que tomemos el 11.6% como una tendencia. Es así que podemos llegar a la conclusión que el problema es más grave de lo que pintan, porque pasar del 6,8% al 11,6%, la tendencia es realmente alarmante.

Y cuando de tendencias se trata, sería buena cosa que el gobierno nacional, que es en definitiva quien debe fijar las políticas de empleo en este país, comience por dar señales de cuál es el camino a seguir para que en la región norte de Uruguay haya más y mejor trabajo.

***
MÁS ALLÁ de las diferencias metodológicas, e incluso ideológicas, que se pueda tener con quienes hoy son los dirigentes de la central de trabajadores, tanto local como nacional, debemos reconocer que sigue siendo la histórica y auténtica central sindical la que defiende y defenderá los derechos de todos los trabajadores de este país, con sus aciertos y equivocaciones. Por eso aprovechamos, una vez más, para marcar nuestra adhesión como trabajador no sindicalizado –por algunas trabas burocráticas increíbles- al PIT CNT.

LEONARDO SILVA







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...