Apuntes en borrador

RÍO. He de confesar que hacía tiempo que no me sentaba a ver televisión durante tantas horas y con tanto gusto viendo los diversos deportes de los juegos olímpicos modernos. Como diría mi abuelo, “me hecho una buena panzada”.

Esta televisión del siglo 21 ofrece una amplia cobertura de los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro, donde uno tiene todo al alcance de la mano sin necesidad de hacer zapping. Es increíble cómo se puede quedar uno enganchado viendo las proezas y sacrificios de personas que ni siquiera conoce, pero que termina empatizando con ellos por el esfuerzo que hacen al competir.

Al cambiar de un juego a otro, la televisión carioca pasa distintas postales de la “ciudad maravillosa”. Uno no deja de maravillarse ante tanta belleza visual… pero también de recordar que dichos Juegos peligraron en algún momento ante tanta inestabilidad institucional (se encuentran destituyendo a su presidenta) sumado al drama humano, social y económico del hermano país norteño.

Las imágenes muestran la belleza de un país que lucha por salir adelante de tantos problemas, pero no muestran la verdadera cara del país y de su gente. En el medio de tantos problemas, la televisión muestra otra realidad, más virtual que real. No debemos entonces, quedarnos con una imagen equivocada de lo que está pasando en Brasil.

***

BAÑOS. Fue un reclamo de años, a varios gobiernos, hasta que al final fueron inaugurados en el período anterior los baños públicos en las plazas de Artigas y de los Treinta y Tres Orientales.

De esa forma, se jerarquizaban dichos paseos públicos por agregar servicios importantes a los mismos, que no solo venían bien para quienes suelen venir de visita a nuestra ciudad buscando el relax que solo nuestras aguas termales pueden brindarle, sino también a los salteños de tierra adentro que cuando tenían la necesidad de venir hasta la ciudad para realizar algún trámite, dependían de la buena voluntad de algún comerciante que les permitiese usar su baño.

Ante tan importante servicio, el actual gobierno departamental prefirió trasladar la responsabilidad de su cuidado e higiene a empresas privadas, lo que no nos parece mal pues se viene llevando a cabo con buenos resultados una experiencia similar en algunas plazas montevideanas.

Pero ya desde hace un tiempo se viene denunciando por vecinos del mal estado de dichos baños en las plazas, no solo por su mala higiene y porque se mantienen abiertos en un horario determinado por las empresas, sino también por lo permisivo que se es a la hora de cuidarlos, ya que producto del vandalismo, los baños se encuentran con daños importantes que no han sido reparados.

Sería buena cosa que la Intendencia no se desentienda del todo y mantenga cierto control de los baños en las plazas, teniendo en cuenta que si las empresas que están a cargo de dichos baños no pueden o no quieren cumplir con las obligaciones contraídas, que la Intendencia se sienta con las manos libres de hacer un llamado público (como debió ocurrir desde un principio), que seguramente otras empresas o comercios estarán igual de interesadas en cumplir con tan importante tarea.

LEONARDO SILVA







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...