Apuntes en borrador

ERRATAS. Al menos, se trató de errores involuntarios en ambas oportunidades. Lo cierto es que en mi columna de ayer de “Mentiras Verdaderas”, dos identidades fueron cambiadas. En una el autor fue el famoso “duende” de la imprenta, y el otro, fui yo mismo que atrapado por el profundo respeto y admiración que siento por el Dr. Néstor Campos, le adjudiqué un cargo que no tiene.

Me explico. La primera víctima fue el señor Mónico Lechini, a quien el pícaro duende lo transformó equivocadamente en Mónica. Y por otro lado, cuando debí escribir que Walter Campos asumió este sábado una de las vicepresidencias del Frente Amplio local, en vez de poner su nombre, escribí en forma equivocada Néstor Campos.

A las víctimas de mis errores –propios y ajenos, involucrados con mis escritos periodísticos-, las sinceras disculpas del caso.

***

MÓNICA. Esta vez no me equivoco de nombre, pues se trata de la Dra. Mónica Cabrera, quien el pasado sábado asumió la presidencia de su fuerza política por elección directa de la gente que concurrió libremente a las urnas el pasado 24 de julio, a elegir a sus nuevas autoridades en las internas del Frente Amplio.

No es un dato menor que por segunda vez consecutiva, los frenteamplistas hayan elegido a una mujer para dirigir y consensuar la marcha de lo que hoy es, tanto en el país como en el departamento, el principal partido político, más allá de algunos aspectos circunstanciales que lo lleven desde la Junta Departamental y desde el Ejecutivo, a tener actitudes tan erráticas que le impidan tener no solo un presupuesto quinquenal sino también la presidencia del Legislativo.

Mucha tarea tiene por delante Cabrera, pero quizás la que le traerá mayores dolores de cabeza sea tratar de aplacar algunas notorias pasiones sectoriales que puedan terminar entorpeciendo u opacando su gestión. Para tal situación, desde este humilde rinconcito, le sugerimos que comience una dieta especial en base a cierta infusión de una tranquilizadora planta de tilo.

***

CASA. Cuando se tiene que emigrar a la capital, sea por motivos de estudios, en la temprana primavera de la vida, así como también por motivos laborales, siempre es buena cosa tener un ancla que no permita que nos olvidemos de nuestras raíces, más allá de las propiamente familiares, claro está.

Pero que además, permita a los salteños que han tenido que radicarse en Montevideo, de forma momentánea o definitiva, tener ese lugarcito que lo ayude en los trámites que se necesiten realizar o de inquietudes concretas que se tengan.

Hoy se cumplen 73 años de la inauguración de la Casa de Salto en Montevideo, es así que saludamos desde aquí a todas las mujeres y hombres que desde aquel día hasta nuestros días, han dejado tiempo de sus familias para trabajar por los demás, en una acción totalmente desinteresada y solidaria.

LEONARDO SILVA







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...