Apuntes en borrador

MUY BIEN. Que nos dediquemos al periodismo crítico no quiere decir que estemos permanentemente criticando todo lo malo –aunque así lo parezca-, también implica saber reconocer aquellas cosas que están bien.

Debemos pues reconocer que muy lentamente se vienen recuperando algunas calles de la ciudad. También hay que reconocer que se ve a la gente trabajando, sea de empresa privada como de la I0ntendencia, y que si bien molesta a quienes manejan vehículos tener que estar permanentemente cambiando el camino elegido porque se encuentra con la calle cortada, es señal que allí se está trabajando para mejorar.

De todas formas, no se entiende que la forma de eliminar los pozos en algunas calles como en Soca y Amorín (entre otras tantas), sea sacando el bitumen, dejando tierra o pedregullo en su lugar, lo que es desprolijo y sucio, sobre todo para las familias que deben comer cada día del polvo que levanta el tránsito. En el caso de calle Soca esta situación ya tiene más de 6 meses, y sigue esperando alguna capa de bitumen o asfalto.

Respecto a la recolección de basura, las críticas de los vecinos ha ido disminuyendo, así que se podría decir que en ese sentido se ha ido solucionando el problema, también muy lentamente. Donde aún se está en deuda, en tiempos de dengue y leishmaniasis, es en cuanto al levantamiento de las podas, que se siguen acumulando en toda la ciudad.

Finalmente, saludamos la iniciativa de la enorme Bandera Nacional en la intersección de las avenidas Viera y Paraguay. Quedó muy bien y que ese símbolo patrio nos ayude a encontrar la unidad que hemos perdido como sociedad.

***

ALDEAS. En un departamento con un elevado índice de desocupación como tiene Salto, que peligren 253 nuevas fuentes de trabajo como denuncian los trabajadores de Aldeas de la Bondad es realmente preocupante.

Sin embargo, más preocupante aún son los niños que se encuentran allí bajo el régimen de internación, con severas discapacidades, ya no solo físicas sino también de relacionamiento con otras personas.

Se habla de la posibilidad de la redistribución de los internados, alejados del ámbito en el que viven desde hace años y de los “amigos” que los asisten a diario desde hace tiempo, no solo para ayudarlos a desplazarse sino también para alimentarlos e higienizarlos. Amén de estar permanentemente atentos a sus necesidades. Los antecedentes de este contexto son altamente negativos, y extraña la falta de sensibilidad y humanismo de las autoridades del MIDES y del INAU que ante esta situación, anteponen intereses económicos. Parece que comunistas eran los de antes.

***

CONFUSO. No se trata solo de rumores. Según denuncia un ex jerarca del actual gobierno, existe un expediente en la Intendencia con un proyecto concreto para cambiar la estructura del Mercado 18 de Julio, pasando del rubro cultural al gastronómico.

Más allá de tímidos desmentidos, resulta que inmediatamente se acota por parte de la persona designada por la Intendencia para hablar al respecto que algún proyecto hay en la vuelta (EL PUEBLO, 27.9.16). Si solo se trabajase con algo de transparencia y se diera participación a los vecinos, quizás habría menos confusión y contradicciones.

LEONARDO SILVA







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...