Apuntes en borrador

PRIMERO. Parece increíble, pero ya estamos a horas de que se termine el primer mes del año. En lo personal, se fue rapidísimo pues ha sido un inicio de 2017 con bastante trabajo; sin embargo, para la mayoría de las personas, enero se trata del mes más largo.

Claro, tanto el sueldo como el aguinaldo de diciembre se fueron en regalos y comidas (dos últimas cenas, 24 y 31 de diciembre). Cuando pasa la resaca, uno comienza enero pensando en las cuentas que habrá que pagar con la suba incluida de las facturas estatales, pago de impuestos, etc.

La plata en este mes también se va volando y a uno le parece una eternidad y que nunca terminará. Pues la buena noticia es que se termina. Señal de ello es que ya comenzó carnaval, con las Llamadas al Puerto y el desfile por la principal avenida de Montevideo. Uruguay sigue de fiesta y circo… ¿el pan? En migajas.

***

CARO. Es que Uruguay se ha vuelto el país más caro para vivir, aunque aparentemente este drama es solo uruguayo, pues hemos recibido una invasión (sobre todo en las playas del Este) de argentinos y brasileros, que incluso están contentos con los precios.

Queda claro que Uruguay está hecho para todo el mundo, menos para uruguayos.

***

AEDES. Si bien el gobierno nos levantó la pena de estar en estado de emergencia sanitaria durante todo el 2016 por culpa del mosquito aedes aegypti, vector de tantas enfermedades complicadas y peligrosas como la leishmaniasis, el dengue, el zika, y el chikungunya, nos vienen a decir ahora que Salto se encuentra en la franja más peligrosa.

No nos dan respiro. Tras que vivimos en un estado permanente de casi paranoia por los temas de seguridad ciudadana, ahora nos dicen que no solo tenemos que tener cuidado de los chorros sino también de animalitos más chiquitos pero igual de mortíferos.

¿Cuándo será el día que nuestras autoridades asuman su responsabilidad y devuelvan la paz a nuestra sociedad, tanto en materia de convivencia ciudadana donde los presos sean los delincuentes y no la gente inocente encerrada tras las rejas de sus casas; como en materia de salud, donde nos pueda volver a picar tranquilo un mosquito y no entremos en pánico tratando de saber si el que nos picó tenía prontuario o no?

***

OLA. Y si de seguridad ciudadana hablamos, es increíble leer la crónica roja en el diario. Tan impactante como leerla directamente del parte policial (acá por otros horrores, más del tipo gramatical).

No hay día que no se produzca una denuncia por el robo de moto, auto o propiamente en el domicilio o comercio de algún vecino. Y tengamos en cuenta que según la Cátedra de Criminología de nuestro país, existe además la “cifra negra”, es decir, todos aquellos delitos que no son denunciados al sistema y que por tanto, no inciden en las estadísticas de las cuales luego se vanagloria el Ministerio del Interior.

La cifra negra (u oculta), nos muestra que apenas se denuncia el 30% o menos de los delitos que ocurren en nuestra sociedad. Así que imagínese, que si la sensación térmica de inseguridad marca que tenemos un verano caliente, en realidad quiere decir que nos estamos quemando vivos. Pero no se preocupe, no deja de ser una simple sensación…

LEONARDO SILVA







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...