Apuntes en borrador

SOLIDARIOS. En las últimas horas, una nueva crecida del río Uruguay ha provocado que familias enteras hayan tenido que desplazarse de sus hogares, o que también tuvieran que evacuarse por sus propios medios, en algunos casos, trasladándose al domicilio de otros familiares o incluso, colocando una carpa a pocos metros de su hogar a modo de vigilia, para tratar de evitar encontrarse con alguna desagradable sorpresa cuando baje el río y puedan retornar a sus hogares.

Es una situación bastante embromada para esas familias, sumado a que en la mayoría de los casos deben trasladarse con niños o con gente de edad avanzada (adultos mayores, como le dicen ahora a nuestros queridos abuelos). También se han conocido casos de mujeres embarazadas que han tenido que abandonar su hogar.

Lo cierto es que estas familias que han sido nuevamente desplazadas por la naturaleza, se encuentran en un estado de vulnerabilidad extrema, casi al grado de indefensión, que requieren de la ayuda y solidaridad de todos nosotros. No es lindo dejar su casa con lo mínimo y sabiendo que al retornar, el agua habrá hecho destrozos en las paredes y muebles que hayan quedado en la vivienda inundada, pues como se sabe, cuando se produce esta situación, no se trata de una mudanza sino de llevarse lo imprescindible.

Dentro de este tremendo drama que algunos vecinos están padeciendo, es digno señalar la respuesta de las autoridades dando una mano a sus conciudadanos. Pero mucho más importante es señalar la respuesta de la gente, que a diferencia de las autoridades, no tienen ninguna obligación de ayudar, pero igualmente realizan colectas para luego volcarlas en donaciones a gente que ni conocen.

Está bueno reafirmar en estos momentos, aquellos principios de humanismo, solidaridad y sensibilidad (por citar solo algunos) que guían a nuestro pueblo llegada la hora de dar una mano, y sin esperar nada a cambio pues en la mayoría de las veces, quienes donan pretenden que la misma sea en forma anónima.

El recordar aquellos principios que diseñan nuestro estilo de vida es importante porque será el gran legado que dejemos a las próximas generaciones, no por lo que pensemos o digamos, sino por -sobre todo-, lo que hagamos en momentos como este.

***

PAÑALES. Y ya que estamos en el tema, si uno quiere saber qué puede donar, lo mejor que puede hacer es llamar al CECOED y preguntar qué hace falta.

Y la verdad que falta de todo porque el número de salteños que han sido evacuados seguirá creciendo en las próximas horas, según las previsiones que se han hecho, y porque además, el río no se irá de un día para el otro, por lo que esta emergencia durará unos cuantos días aún.

Pero hay un detalle que no es menor. Una persona cercana hizo esa llamada y alguien del otro lado puso énfasis en la falta y necesidad de conseguir pañales, porque hay muchos niños, los pañales son caros y si bien hay muchas donaciones, nadie dona pañales y es uno de los artículos que para las madres se ha tornado de primera necesidad.

Así que sería buena cosa incluir en una probable lista de donaciones, pañales, no solo para niños, sino también para adultos mayores, pues de ambas clases está haciendo falta.

LEONARDO SILVA







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...