Beneficios en la contratación de empleo juvenil

La ley 19311 prevé situaciones en las cuales el empleador puede hacer uso de beneficios derivados de la contratación de empleo juvenil, fomentando así la inserción formal al mercado del trabajo de un sector de la sociedad que se encuentra en la compleja instancia de iniciarse en la vida laboral. En este sentido la norma establece las siguientes modalidades:

a) Trabajo protegido y promovido
Se incluye a jóvenes menores de 30 años, en situación de desempleo y de vulnerabilidad socio-económica. El período de contratación aquí deberá ser mayor a 6 y menor a 18 meses. Para esta modalidad el subsidio será de hasta el 80% (sobre la remuneración a percibir por la persona) en mujeres y 60% en varones, siempre que no supere el 60% y 80% respectivamente, de dos SMN.

b) Primera experiencia laboral
La contratación no podrá ser menor a seis meses ni exceder un año. Podrán ser contratadas jóvenes de entre 15 y 24 años, siempre y cuando no hayan tenido experiencia formal de trabajo por un plazo mayor a noventa días corridos. Para esta modalidad se establece un subsidio de hasta el 25% sobre las retribuciones mensuales del trabajador. El monto máximo del subsidio será el 25%, calculado sobre la base de $13.567, sujeto a ajuste anual por IPC.

c) Práctica laboral para egresados
Estas contrataciones pueden ser convenidas entre empleadores y jóvenes de hasta 29 años que tengan formación previa y estén en busca de un primer empleo relacionado a su formación profesional. La contratación deberá ser mayor a 6 meses y menor a 1 año. En esta modalidad se prevé un subsidio del 15% de la retribución mensual de la categoría correspondiente al trabajador, con un máximo establecido en el 15% calculado sobre $13.567, sujeto a ajuste anual por IPC.

d) Práctica formativa en empresas
Para este tipo de contrataciones deberá existir un acuerdo por escrito entre la institución educativa y la empresa. La duración de la práctica no puede exceder las sesenta horas y a su vez no debe superar el 25% de la carga horaria de la asignatura en cuestión; sin que sea menester contar con una remuneración. Los jóvenes que realicen la práctica deben estar cubiertos por el BSE. Para acceder a estos beneficios el empleador debe cumplir con los siguientes requisitos:
– Estar al día con el pago de obligaciones correspondientes a las leyes sociales, obligaciones tributarias y planilla de control de trabajo.
– Cumplir con los laudos establecidos por el Consejo de Salarios.
– No haber rescindido unilateralmente ningún contrato laboral, no haber realizado envíos al seguro de paro durante los noventa días anteriores a la contratación ni hacerlo durante la misma.
– El porcentaje de contrataciones mediante las modalidades descriptas no puede exceder el 20% de la planilla permanente de la empresa.
Los beneficios son otorgados a las empresas mediante la generación de un crédito para cancelar obligaciones ante del BPS, no pudiendo superar el 100% de las mismas.
Cr. Facundo Curbelo








  • Otras Noticias...