Desempleo y los bajos salarios son por el momento una constante en un año electoral que puede ayudar a despegar

El desempleo es un problema que asusta y que convoca a todos a trabajar en ese tema. En el año 2013, cuando Uruguay estuvo en su meseta económica y donde el trabajo pululaba, los índices llegaron a un histórico 6,5 %. Pero años después las cosas cambiaron y mucho. En el año 2018, Uruguay cerró con un acumulado de 143.000 uruguayos sin empleo, esto es un total del 8,3 % de la población económicamente activa, que son más de 1.500.000 personas, entre esta franja de la población que no tiene ni consigue un empleo, un 26% son jóvenes entre 19 y 26 años que no encuentran trabajo.
Desde el año 2014 hasta la fecha se registró una pérdida de 45.000 puestos de trabajo, lo que condice con la situación que estamos viviendo los uruguayos tomando en cuenta que en nuestro país, el volumen de negocios no es bueno, la evolución del salario real afectó la sostenibilidad de la situación y los problemas económicos aumentaron.
En nuestra edición de Detrás de los Números, hablamos de este tema porque preocupa la cantidad de empresas que están cerrando, la cantidad de personas que pierden su empleo y la falta de poder adquisitivo de la población que repercute en todos los sectores de la población.
El salario mínimo está en 15.000 pesos mensuales y la canasta básica en 83.197 pesos, lo que destaca una diferencia enorme. El salario promedio en Salto es de 26.449 pesos, según estudios del PIT CNT, pero los recortes salariales han generado que ese monto se congele y no se espere más evolución del salario, incluso la mitad, de lo que establece el rango inflacionario previsto por el gobierno situado en el 8,7% para este año.
Así las cosas, hay mucho desempleo, bajos salarios y un año que pese a ser electoral, no promete mucho más.

Los Números:

143.000 uruguayos no tienen empleo
26% son jóvenes entre 19 y 26 años
45.000 trabajos perdidos desde el 2014
15.000 pesos el salario mínimo
83.197 pesos la canasta básica familiar