Defiendo los derechos de los trabajadores, pero no comparto un sindicato politizado manejado por el Partido Comunista

Entrevista a Juan Andrés Ramírez Saravia

Juan Andrés Ramírez Saravia (46) es el líder del Movimiento Nacional Orejanos (MNO) del Partido Nacional (PN), hijo del exministro del Interior y exsenador Juan Andrés Ramírez, que hoy está forjando su propio camino en la política. Con él dialogó EL PUEBLO. 19 2 18 005
- Es un orejano con una estirpe que está íntimamente vinculada a la historia de nuestro país, por el lado de los Ramírez y de los Saravia, ¿esa es una mochila que tiene que cargar?
– No, no, ni cerca. De ninguna manera es una mochila, llevo con mucho orgullo la tradición grabada a fuego, tanto por los Ramírez como por los Saravia. Además, de los Saravia de Aparicio, porque Saravia hay muchos. Mamé y viví desde muy chico lo que es cargar los apellidos y vivir las tradiciones. De hecho, me llamo Juan Andrés, con orgullo soy el primer hijo de Juan Andrés. Mi primer hijo varón se llama Juan Andrés. Creemos que las tradiciones son cosas que hay que cuidar y que los viejos valores del PN hay que reflotarlos, cuidarlos y no dejar que otros lo manoteen.
- Por el lado de los Ramírez hay una extensa lista de connotados estudiosos del Derecho como Carlos María Ramírez…
– Constitucionalistas, creadores de Cátedras. José Pedro Ramírez estuvo en la Paz del 97 (1897) y en la de 1904, fundó en su momento Diario El Plata, periodistas, políticos. Mis abuelos eran, uno Mauro Saravia, nieto de Aparicio, era diputado por Cerro Largo, Herrerista. Mi otro abuelo era Ramírez, era blanco independiente, o sea que en ese momento, de la separación del PN, dos abuelos estaban en las dos ramas del PN. Así que, mochila ninguna. Primero porque considero que mi padre es un muy buen tipo, lo separo del tema político, es un gran docente, un gran marido, un gran padre y un gran amigo. Y mi madre es una excelente persona. Por lo tanto, cargo dos apellidos de personas intachables en su vida, así que me siento orgulloso de la familia que tengo.
- ¿No hay conflicto con el diputado colorado Fernando Amado en el uso del “Orejanos”?
– Fernando Amado y el Partido Colorado (PC) que hagan su recorrido, me tiene sin cuidado. Yo hice todo el recorrido que el marco jurídico establece que hay que hacer, inscribí el MNO en la Corte Electoral y dentro del PN, y vengo inscribiendo el MNO en varios departamentos para poder participar en las elecciones dentro del lema PN. ¿Qué es lo que hizo Amado con su “Batllistas Orejanos”? No sé si lo inscribió, la verdad que no tengo idea.
- ¿O sea que usted lo pidió primero?
– Yo inscribí, y a mí nadie me dijo que estuviera inscripto “Batllistas Orejanos”, esa es la realidad. De hecho, en Durazno existe un Movimiento Orejanos de la senadora Constanza Moreira del FA, porque en realidad orejanos quiere decir sin marca, libre, contestatario, independiente, así que perfectamente pueden haber orejanos en el PN, en el PC y en el FA.
- ¿Dónde lo sitúa ideológicamente en la interna del PN?
– Blanco. Históricamente el PN cortó todo el espectro, lo tenía también el PC, o sea, había sectores más centro izquierda, más de centro y más de centro derecha. Yo me siento en algunas cosas más de centro derecha y en algunas cosas más de centro izquierda y en algunas cosas me siento de centro. Por ejemplo, en el tema de la seguridad, de repente vengo transformándome entre la lucha por los Derechos Humanos (DDHH) de los presos y la lucha de los DDHH de los damnificados, entre la minoría de edad, si bajar o no la imputabilidad. El tema social me siento absolutamente de izquierda, no creo que haya que estar de espaldas a los temas sociales. En los temas laborales me siento totalmente a favor y defiendo los derechos de los trabajadores, ahora, no comparto un sindicato politizado manejado por el Partido Comunista, eso me pone a favor de los trabajadores y por el otro me enfrenta a un PIT CNT politizado.
- Esa postura ecléctica tanto le puede traer adhesiones de todos lados como también detractores.
– Me tiene totalmente sin cuidado…
- ¿Usted tiene filtro de las cosas que dice o escribe en las redes sociales?
– Soy pasional en la vida. La mejor manera de dormir tranquilo es decir siempre lo que uno piensa, y cuando uno dice lo que piensa, en definitiva dice lo que siente, y en el acierto o en el error, con dolor o sin dolor de la otra parte, en política por lo menos, no soy demagogo. Si uno tiene que andar pensando lo que tiene que decir es porque está tratando de decir lo que la gente le caería mejor. Para eso contrato a una agencia de publicidad o un asesor de imagen, que no tengo, y voy con las frases lindas y bonitas de lo que la gente quiere escuchar.
- Cuando dice, “la gente no quiere a quien hace el fondo blanco más rápido de whiskey o a quien juega mejor al póker” hablando de la interna de su partido, ¿a quién se refiere?
– Me refería puntualmente a una frase que había dicho (el intendente Sergio) Botana en su momento, que a los candidatos del PN le faltaba fútbol, medio tanque y carnaval. Creo que Botana tiene fútbol, medio tanque y carnaval, ni hablar que le sobra boliche y carisma, pero además es economista y debería resaltar su condición de economista porque se quemó las pestañas para tener un título universitario de los más complicados. Por lo tanto, debería trascender no por bolichero ni por medio tanque ni por fútbol sino por ese carisma y estudio que tiene.
- Usted también ha dicho, “hoy los blancos no tenemos más problemas de corrupción”…
– Sí, esa frase fue dicha 7 meses antes que ocurrieran algunos hechos puntuales, que no son todavía de corrupción, porque el delito de corrupción está claramente tipificado en el Código Penal. Lo que sí está claro es que para mí en política no es solamente la corrupción lo que está en juego, también está la ética, la moral, y el PN ha incurrido en algunos hechos que no lo dejan bien posicionado frente a la opinión pública de cómo reacciona el PN frente a hechos repudiables o cuestionables.
- En este sentido, ¿se para en la misma vereda de su padre cuando denunció la corrupción en el gobierno de Lacalle?
– En aquel momento los hechos de corrupción o los hechos que se denunciaban eran hechos gravísimos comparados con los de ahora. Por ejemplo, comparar un pedido de coima en una licitación de la playa de contenedores del puerto con colocar a una pareja en un cargo de una intendencia, no es comparable. Ese fue el caso que involucró a (José Luis) Ovalle que era ministro de Transporte y Obras Públicas. Comparar los problemas que hubo con el Banco Pan de Azúcar o con el Banco de Seguros con el marcado de los vidrios, con el ingreso de funcionarios en la administración de Botana, no son hechos comparables, son hechos abismalmente distintos. Es como comparar el hecho de Sendic y el uso abusivo de la tarjeta corporativa, más la mentira contumaz durante un montón de tiempo por un título que no tenía, compararlo con el ingreso de Caram de familiares en la intendencia, no es lo mismo, hay que tener criterio para separar las cosas de hechos que son graves de corrupción y que terminan con cárcel de hechos que uno puede analizarlos políticamente.
- De todas formas estamos viendo un común denominador que refiere a los problemas de valores que viene sosteniendo el sistema político. ¿La clase política es un reflejo de lo que está pasando en la sociedad o se trata de hechos aislados?
– No son hechos aislados. En la política uno tiene la suerte que cada 5 años tiene el derecho de ir a la urna y votar con tu conciencia, elegir a un montón de personas para cargos que después nos van a representar, algo que en otros lugares no se da, uno no elige los jueces, ni los policías, ni los abogados, ni los médicos, pero a la mayoría de los políticos los elegimos nosotros. Por lo tanto, cuando uno va a un departamento del interior y te dicen que el diputado es un bandido, bueno, jodete, lo votaron ustedes. Resulta que todo el mundo sabía que el suplente compró el cargo, pero eso es un problema de quien los vota. Si no saben a quién vota a la hora de votar, conociendo a los candidatos… bueno, yo no puedo conocer a los candidatos de Salto, los estoy conociendo. Los que conocen realmente quién es, cómo viven, qué hacen, cuál es su historia, sus padres, sus hijos, su trabajo, su historia, son los salteños, si los salteños después colocan a un bandido de intendente o a un bandido de diputado o de edil ese es un problema de los salteños, la culpa no es del chancho sino de quien le rasca el lomo. Yo después puedo decir, “ah bueno, un candidato puso en un cargo de confianza a una persona no idónea”, ahí si me la agarro con ese referente porque al que puso no fue electo por el voto.
- ¿Los partidos políticos no deberían tener filtros que impidan que ese tipo de personas puedan ser candidatos?
– Todos los partidos políticos saben quiénes son los tipos complicados, quiénes son los empresarios complicados, quiénes son los que ponen plata y son complicados. Es muy difícil controlarlo porque son gente que se venden muy bien. En mi sector, MNO, tengo claramente identificados quién es quién dentro del PN y a mí no se me pega ninguno de esos, a mí ni siquiera se me arriman, no hay chance.
- Los caranchos llegarán entonces cuando su agrupación vaya creciendo…
– Para el carancho hay veneno (risas)
- ¿Para qué quiere ser presidente de la República?
– Para cambiar el rumbo de un país que debe ser, sin lugar a dudas, un paraíso en el mundo, y lo estamos transformando en un país peligroso. Uruguay está perdiendo la esencia del sentir nacional, de sentirse pueblo, estamos totalmente etiquetados, campo contra Montevideo, oligarcas contra pobres, cajetillas de un barrio contra los humildes de otro, nos ha entrado la droga como nunca pensamos que nos iba a entrar. Uruguay se está transformando en un país peligroso, y eso lo quiero cambiar.

Perfil de Juan A. Ramírez Saravia

Casado. Tiene tres hijos. Es del signo de Virgo. De chiquito quería ser agrónomo. Es hincha de Nacional.
¿Una asignatura pendiente? Conocer bien Uruguay. ¿Una comida? Asado. ¿Un libro? La Biblia. ¿Una película? Gladiador. ¿Un hobby? Uno que algún día retomaré, las carreras de caballos. ¿Qué música escucha? Cumbia. ¿Qué le gusta de la gente? De arranque me opongo a que lo esencial sea invisible a los ojos, después entiendo que lo esencial es invisible a los ojos. ¿Qué no le gusta de la gente? La mentira.
- Sáqueme de una duda, en una oportunidad la gente de Guambia entrevistó a su padre, le preguntaron por qué usaba gomina, y él les contestó que no usaba gomina, que cada mañana se ponía Pantene. No me convenció, al final, su padre ¿usa gomina o Pantene?
– Pantene nunca (risas), él puede haber dicho Lord Cheseline en algún momento, porque él usa gomina Éxito. Usa gomina a mansalva y nosotros también usábamos gomina. De hecho, me dicen “el oreja”, no por eso es “Orejanos”, y a mi hermano mellizo le dicen “el gomina”, por la gomina.

Entrevista de Leonardo Silva







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...