“El 63% de los salteños considera que son felices y absolutamente feliz el 8%. Respecto al año anterior, económicamente está igual un 63%, mejor un 17%, mucho mejor un 3%, peor un 15%, y mucho peor un 2%”

Entrevista a Erick Bremermann

Hace unos días, el Observatorio Económico del Campus Salto de la Universidad Católica presentó los resultados de la investigación relacionada a los hábitos y consumo de los salteños. EL PUEBLO consultó a uno de los docentes a cargo de la misma, el Lic. Erick Bremermann sobre las conclusiones alcanzadas con este trabajo.

– ¿A qué primeras conclusiones se puede llegar tras leer este informe?
– Esta es una investigación que se realizó por primera vez en 2011 y ahora se realizó en 2018. En las dos instancias fue bajo la modalidad de la enseñanza basada en proyectos, en la cual la universidad tiene como objetivo que la academia esté inserta en el medio. Entonces, desde el Taller de Investigación Empresarial que compartimos con el doctor Emilio Silva, quien es el coordinador del Observatorio Económico, propusimos a los estudiantes repetir esta indagatoria o encuesta sobre lo que son los hábitos y consumo de los salteños, y luego queríamos ver los comparativos, que es donde vemos cambios en hechos significativos en lo que es la conducta de los salteños. En lo que tiene que ver con la investigación propiamente, los alumnos del Taller realizaron el trabajo de campo y procesamiento de los datos, terminando con un informe preliminar. Luego, lo que hicimos fue darlo a conocer en la presentación al público de los resultados finales.Eick Foto La Prensa

– ¿Cuáles son las áreas más significativas que estuvieron investigando sobre el comportamiento y hábito de los salteños?
– Tenemos principalmente cuatro grandes dimensiones, que son los hábitos de compra y consumo; los canales de compras y medios; la recreación, esparcimiento y cultura; y lo que incorporamos este año fue hablar un poco del bienestar de los salteños, que ahí está esa pregunta sobre cómo se siente, el tema de la felicidad, la parte económica, desde la subjetividad.

– En lo relativo al área de compras lo que resalta claramente es la incidencia de vivir en un país fronterizo…
– Claro, ahí una de las preguntas que tenemos es dónde compra los productos de alimentación, que nos dice que en el supermercado es un 49%, en el almacén del barrio un 22% y entre lo que es el bagashopping y lo que es la frontera tenemos un 29%. Ahí ya vemos una fuerte incidencia de la frontera con los alimentos. En lo que refiere a la compra de productos de limpieza, tenemos en el bagashopping un 30% y en la frontera un 3%, o sea que ahí ya tenemos un 33%, almacén de barrio un 30% y supermercado un 37%.

– ¿Es más profunda la relación en la compra de ropa?
– En la ropa de vestir, en el bagashopping un 34%, Concordia, Argentina y Brasil tenés un 14%, o sea que ahí ya estamos hablando de un 48% que no se compra en el shopping, que ahí es un 17% y en el centro un 32%; y por internet un 3%. Después preguntamos dónde generalmente realiza las compras en su conjunto, bueno, ahí tenemos el supermercado con 38%, almacén de barrio el 9%, en la frontera un 14% y en el bagashopping un 39%.

Otra pregunta que realizamos es por qué realiza las compras en el lugar que las realiza, vimos varias opciones, cercanía, precio, ofertas, buena atención, calidad, seguridad, opciones de pago, estacionamiento, costumbre. Entonces vemos que para ir al almacén de barrio tienen en cuenta la cercanía y el precio; al supermercado lo eligen por la cercanía y por las ofertas; al bagashopping por el precio y las ofertas; a la frontera por el precio y las ofertas. Así que en definitiva la gente se mueve por el tema precio y ofertas.

– ¿No por la calidad de los productos?
– Exacto. Y acá hay algo muy interesante también, que surge cuando preguntamos qué tipo de establecimiento le otorga mejor trato como cliente, y recordemos cuando vimos que la mayor cantidad de compras se realiza en el bagashopping pero sin embargo, no aparece mencionado como uno de los mejores lugares que trate al cliente. Sí aparece el supermercado con un 12%, en la frontera un 20%, acá también aparece el vendedor ambulante con un 11%. Pero lo realmente llamativo es que las compras que se realizan en el almacén de barrio era un 9%, pero la gente considera que es el mejor lugar donde lo tratan como cliente con un 57%, que puede darse por el trato personal, el acercamiento, el vínculo entre almacenero y el consumidor porque todos se conocen, pero eso no pesa a la hora de que el salteño vaya a tomar la decisión de compra.

– ¿Cuál es la forma de pago que usa el salteño?
– Al momento de hacer las compras, el salteño tiene contado efectivo un 39%, con tarjeta de débito un 27%, tarjetas MIDES un 15%, tarjetas de crédito 10%, el crédito del comercio es un 6% y los tickets de alimentación el 3%.

– ¿Cómo nos alimentamos?
– Principalmente el salteño almuerza, desayuna y merienda, pero cena poco. Veamos más detalles, con qué frecuencia semanal consume comida rápida, un 51% dice que nunca consume, dos veces a la semana un 20%, tres veces 8%, más de cuatro veces también un 8%. Esto tira abajo aquella percepción que la gente ya no cocina y se alimenta del delibery, pero acá vemos un alto porcentaje de salteños que dice que no consume ese tipo de comidas, que puede ser también por una cuestión económica. Algo interesante también en lo que es el consumo del salteño es cuánto influye la información nutricional del contenido del envase del producto. El 55% dice que no le da ninguna importancia, poco un 32% y mucho apenas un 11%.

– Lo que si se fijan bastante es en la fecha de vencimiento del producto…
– Exacto, un 72% se fija en lo que es la fecha de vencimiento; pero al momento de la compra no valoran el contenido de azúcar y grasa en un 86%.

– ¿Cómo se informa el
salteño?
– Un 66% de los salteños escucha radio, un 52% lee diarios, prefiriendo claramente los diarios locales con un 73%, los nacionales un 6% y ambos un 18%. ¿En qué formato lo hacen? Prima lo que es el papel con un 67%, digital un 18%. En cuanto al tema de los diarios, acá no se mide cuánto compra, porque quizás un diario lo lee diez personas porque está en la entrada del trabajo, en la peluquería o en un consultorio, entonces te pregunto si leíste el diario me vas a decir que sí, pero eso no significa que lo hayas comprado, porque si luego uno va a lo que es el tiraje de los diarios sería quizás inferior a la cantidad de gente que lee diarios…

– No en el caso de EL PUEBLO que se puede verificar porque su tiraje es certificado por IVC, dicho sea de paso.
– Bien, en ese caso es verificable. Sigamos, el salteño principalmente mira televisión por cable en un 66%, Netflix un 6%, Direct TV 12% y por aire un 8%. A la hora de informarse, principalmente lo hace a través de la televisión en un 42%, diarios un 17%, por la radio un 9%, WhatsApp un 6%, Facebook un 9% y los portales web un 5%. El salteño mira televisión principalmente a la noche en un 58%, prefiriendo los canales locales en un 52%.

– ¿Los salteños somos de hacer actividades físicas, recreativas o culturales?
– El 57% no realiza actividades físicas, aunque un 40% sí lo hace. Algo que llama la atención refiere al consumo de bebidas alcohólicas, un 48% las consume y la otra mitad, también un 48% no consume. De todas formas, se trata de un alto guarismo. Preguntamos cada cuánto consume bebidas alcohólicas, y un 19% lo hace diariamente, semanalmente un 28% y mensualmente un 22%. Toma vino (26%), cerveza (8%) y whisky (6%), y otras bebidas un 14%.
En cuanto a la cultura, sobre si visitó museos locales en los últimos seis meses, un 97% dijo que no. Si fue al teatro en los últimos seis meses, un 94% dijo que no. Sobre si leyó un libro en los últimos seis meses, un 82% dijo que no. Si fue al cine, tampoco, un 85% dijo que no. Ahí vemos el bajo consumo cultural que tiene el salteño.

– Qué contradicción, porque luego nos jactamos que Salto es una ciudad universitaria, por lo que a nivel cultural deberíamos estar muy por encima de la media, y sin embargo, a estar por estos datos no lo demuestra.
– Lo único que se asemeja al guarismo es el 18% que lee libros, pudiéndolo extrapolar a decir que ese número es lo que corresponde a la parte de Salto ciudad universitaria, pero realmente sorprende que fuera de ese ámbito de lo que es la educación, nadie lee asiduamente.

– ¿Somos una sociedad feliz?
– En el marco de lo que llamamos el bienestar del salteño, la dimensión de bienestar es algo que se viene estudiando, en otros países este tema está muy avanzado debido a que el bienestar de la población es interés de los gobiernos para generar políticas públicas buscando mejorar justamente ese bienestar. Es una batería de indicadores muy grande, de las cuáles hemos tomado algunas variables para intentar describir cuál es el bienestar del salteño. Y nos interesó saber si el salteño era una persona feliz, de donde surge que el 63% de los salteños se consideran felices, absolutamente feliz el 8% y ni uno ni otro el 25%, e infeliz un 4%. Complementando esta información, el 60% está satisfecho con su vida, insatisfecho un 8% y ni uno ni otro el 30%, y totalmente satisfecho un 2%.

Respecto al año anterior, económicamente se encuentra igual un 63%, peor un 15%, mejor un 17%, mucho mejor un 3% y mucho peor un 2%. Ahora, respecto a sus ingresos, el salteño piensa que llega a vivir (66%), vive cómodamente (17%) o existen dificultades (14%) o muchas dificultades (3%).

– Pasemos a la evolución de los datos registrados entre 2011 y 2018.
– A la hora de realizar las compras para su hogar, en 2011 las compras al contado era un 63% y en 2018 bajó a un 39%. Crédito del comercio en 2011 era un 9%, en 2018 un 6%. Con tarjeta MIDES en 2011 un 2% y en 2018 un 15%. Tickets de alimentación era un 2% en 2011 y un 3% en 2018. Tarjetas de crédito era un 19% en 2011, en 2018 baja al 10%, y en la tarjeta de débito en 2011 no llegaba al 1%, hoy es un 27%.
Después, dónde generalmente realiza las compras, en 2011 el 25% lo hacía en el almacén del barrio, hoy lo hace solamente un 9%. Supermercados era un 43% en 2011, hoy bajó a un 38%. El bagashopping era un 28%, hoy sube a un 39%. En la frontera, en 2011 era un 2%, hoy sube a un 14%.

PERFIL DE ERICK BREMERMANN

Casado, tiene tres hijos. Es del signo de Piscis. De chiquito quería ser muchas cosas. Es hincha de Peñarol.

¿Una asignatura pendiente? Siempre se deben tener, es la forma de progresar.

¿Una comida? Un buen asado junto amigos.

¿Un libro? Técnicos y de estudio.

¿Una película? Cinema Paradiso.

¿Un hobby? La pesca, pero no puedo.

¿Qué música escucha? De todo.

¿Qué le gusta de la gente? Que sea sincera.

¿Qué no le gusta de la gente? Cuando no asumen responsabilidades ni se involucran.

Leonardo Silva