- Diario El Pueblo - http://www.diarioelpueblo.com.uy -

“El acordeón tiene eso de maravilloso que cuando suena se nos arruga el sentimiento”

Entrevista a Silvio Previale

Este próximo viernes 20 de julio, dará inicio el 7º Encuentro de Acordeones que se realiza en nuestra ciudad cada dos años y que tiene como alma mater del mismo al Prof. Silvio Previale. Encuentro que tiene carácter internacional donde cerca de 200 acordeonistas que vienen de varios países le pondrán color y calor a este invierno salteño. EL PUEBLO dialogó con Previale sobre este nuevo evento musical que destaca en la agenda cultural de nuestro país.

- ¿La pasión por el acordeón no termina?  WhatsApp Image 2018-07-12 at 10.29--- [1]
– Creo que no. Pero además, es un instrumento que genera pasión en sí mismo, por ser un instrumento con un sonido muy cálido. La definición la hizo un escritor colombiano cuando dijo que el acordeón tiene eso de maravilloso que cuando suena se nos arruga el sentimiento. Por lo tanto, ha generado durante muchísimos años un elemento muy pasional, que además ha sido el vínculo de muchos europeos con su tierra natal, porque el acordeón llega acá con los inmigrantes que traían al instrumento casi como único equipaje para permitirles mantener sus raíces y sus elementos históricos.
Así que eso nos lleva a tener un vínculo muy especial, y no sé si otro instrumento provoca lo que provoca el acordeón que cuando alguno, como en mi caso, propone encontrarnos para tocar el acordeón, hay gente que cruza todo Chile, desde su zona austral, de la Patagonia chilena, para estar en el Encuentro de Acordeones aquí. O un colombiano, que no dispone más de un día para estar en el Encuentro. Entonces, llegará el viernes a Montevideo a la mañana, tocará de noche en Salto y el viernes de noche tendrá que estar en Montevideo para salir de nuevo hacia Colombia para cumplir con sus compromisos profesionales el domingo. El acordeón genera ese tipo de cosas.

- Pasión que no solo conoce de fronteras que se acercan sino también de edades…
– Hemos tenido, y seguramente este año va a estar nuevamente, a Julio Rodríguez, que es un hombre de Colón, Entre Ríos, que lógicamente sus hijos lo alientan y acompañan con la guitarra a venir a presentarse al Encuentro. Rodríguez toda su vida tocó el acordeón y hoy sigue tocándolo, es un señor muy agradable con un desempeño musical muy bueno. Estuvo en el año 2016 con 88 años, así que ahora estará cumpliendo los 90 años y promete estar presente. Seguramente va a seguir lo que la vida le ha permitido a todos los acordeonistas, es decir, tocar hasta el último día de su vida.

- Hay otras historias increíbles que se han conocido a partir de este Encuentro que se realiza en Salto, como la del acordeón italiano…
– Es la historia de Walter Díaz Melgarejo, un músico callejero, que vive de tocar su acordeón en la calle, a quien conocí en Montevideo en el año 2012. Subo al ómnibus en la esquina de Luis Alberto de Herrera y Rivera, él toca, le doy una propina, no tuve la oportunidad de hablar con él, se baja y no me aguanté y me bajé detrás de él. Me presenté, le pregunté quién era, me contó su historia, después nos hicimos amigos gracias a las redes sociales por el Facebook, y lo invito a venir en el 2014 por primera vez a Salto. Cuando viene, me cuenta la historia WhatsApp Image 2018-07-12 at 10.29--de que él tiene dos acordeones, uno con el que toca en el ómnibus, bastante desgastado, pero que tenía otro un poquito mejor, que fue el que trajo, pero me pide que yo lo ofrezca a la venta. Entonces le pregunto por qué, cuando nos contesta nos conmovió realmente a todos, lo vendía para poder comprar los medicamentos para su señora que estaba enferma, tenía un principio de cáncer. Y bueno, lo comento en el escenario, y el joven Trindade me espera a la salida del escenario y me dice, “yo lo compro”, y así fue. Incluso le adelanté el dinero y el lunes levantaron el acordeón en mi casa.
Pero esto me significaba a mí saber que el hombre se había quedado sin su acordeón bueno. Así que un día lo contacté, le dije que queríamos presentar un proyecto al Fondo Nacional de la Música, y enviamos el proyecto. El Fondo Nacional de la Música lo convocó para tomarle una prueba, y finalmente le aprobaron el proyecto para comprar un acordeón nuevo. Había un problema, había que traer el acordeón de Italia, porque la propuesta era un acordeón absolutamente nuevo, para compensar el sacrificio que él había hecho y que tenía entre todas las cosas algo bien positivo, su señora iba camino a la recuperación y hoy está formalmente recuperada. Lamentablemente por otras circunstancias no van a poder venir este año pero me habían prometido venir los dos, pero ya se va a dar.
Así que coincidía con nuestro viaje a Italia, compramos el acordeón allí, lo trajimos con el dinero del Fondo Nacional de la Música, se hicieron todos los trámites aduaneros correspondientes. Cuento esto porque fue tanta la ansiedad de Walter en esos cinco o seis días que demoró en tener el instrumento, que era como alguien que estaba esperando un hijo. Y así fue que Walter hoy si lo buscan en Facebook, aparece con su acordeón. Esto le ha permitido mejorar su forma de trabajo, porque con el acordeón nuevo puede ir a trabajar a presentaciones, como las que ha hecho en bodegas de Canelones, participó en una película como extra, pudo participar en una publicidad para Renault tocando música francesa. O sea, de alguna manera le abrió otras pequeñas puertas de trabajo aunque él sigue viviendo casi exclusivamente de su trabajo en los ómnibus.

- Alguien que ha dado un gran respaldo a estos Encuentros ha sido Hugo Fattoruso.
– Sí, por supuesto. Hugo suspende actuaciones para poder estar, y también de alguna manera ha trasmitido su cariño al Encuentro porque la película “Fattoruso” refleja fragmentos de sus visitas a Salto. Vamos a tener la película cedida por los productores en exhibición en el cine 4D Daymán con entrada libre, dentro de los días del Encuentro.
Otro caso que me gustaría destacar es el de César Pavón, quien acaba de volver a Argentina luego de realizar una gira por Europa, joven músico oriundo de la ciudad de Santa Fé que un día recaló en Buenos Aires y durante muchísimos años se dedicó a tocar en los subtes haciendo música callejera. Anoche lo entrevistaban en los canales argentinos porque está defendiendo el derecho del músico a trabajar en la calle. Hoy tiene su academia de música en lo que fue la fábrica de acordeones Anconetani, y le puso precisamente el nombre Academia de Acordeón Nazareno Anconetani, y con ese grupo y alumnos estSilvio Previale- [2]uvo en el 2016 en nuestro Encuentro con una apuesta muy colorida con mucha gente joven, con esa impronta del músico callejero. Lamentablemente este año, como coincidió con su gira por Europa y otras circunstancias, no va a poder estar, pero también es otro de los elementos interesantes a destacar de gente que a través del acordeón ha logrado desarrollar su vida.

No me quiero olvidar de mencionar también a Chuly Peralta, es una persona ciega y cuando vino a nuestro Encuentro en el año 2016, le rompieron el acordeón en el ómnibus en Argentina. Viene desde Santiago del Estero. Roberto Miramontes, luthier de Buenos Aires, se ofreció a arreglarle gratis su acordeón.

- 14 años trabajando y promoviendo la cultura a través del acordeón en estos encuentros con bastante sacrificio y esfuerzo.
– No es fácil. Tengo la ventaja que sabía que esto no era fácil porque papá me lo enseñó. Tan es así que los hijos hemos tenido otro trabajo y no hemos vivido exclusivamente de la música por consejo del viejo. “Busquen otra cosa, de la música se vive, pero es muy difícil”. Y organizar un evento como este donde hay que generar espacio y alojamiento para los que vienen desde otros lugares, además de que yo también participo y tenemos que ensayar para tener nuestra presentación con el grupo local. Dentro de la organización tenemos que trabajar también en ajustar los costos porque se trata de una iniciativa absolutamente privada que este año tiene la suerte que presentamos el proyecto a Fondos Regionales de Apoyo a la Cultura y obtuvimos un premio de cien mil pesos que nos va a permitir de alguna forma…

- Cubrir algunos costos…
– Efectivamente, algunos costos. De todas maneras, el evento tiene un presupuesto aproximado de 300 mil pesos.

- ¿Acordeonistas de qué países vienen?
– Confirmamos Argentina, Chile, Colombia, Brasil y tenemos un italiano, además de todos los uruguayos, que son un montón, que algunos vienen directamente a participar en el escenario, pero muchos otros uruguayos, incluso argentinos, que vienen solo para participar del desfile del día sábado a las 11 de la mañana. O sea, miran el evento pero con su acordeón tocan solo en el desfile.

- ¿Cómo estaría armada la agenda del Encuentro?
– Día viernes 20 de julio a la hora 20.30 en el Teatro Larrañaga damos inicio al Encuentro. El sábado 21 a las 11 de la mañana realizaremos el desfile por calle Uruguay, y a la noche cerramos con la segunda noche en el Teatro Larrañaga, también a las 20.30, con el segundo espectáculo, porque son dos noches diferentes. Y vamos a cerrar con un conjunto de cien acordeones rindiendo homenaje al tango La Cumparsita.

- ¿Cuántas personas estarían participando de este 7º Encuentro de Acordeones?
– Tenemos confirmados un total aproximado de doscientos acordeonistas, pero no todos van al escenario, como le decía, la mayoría solo participa tocando su acordeón en el ya clásico desfile del sábado.

Perfil de Silvio Previale

Casado y con dos hijos, es de Sagitario (28 de noviembre), cree “a medias” en el horóscopo. De niño quería ser capitán de barco y marinero. Es hincha de Nacional.

Aprender a nadar y terminar sus estudios de abogacía serían dos asignaturas pendientes. Como hobby recuerda cuando iba a pescar con su padre, y agregó recientemente “arreglar acordeones”.

Si mira para atrás y tuviera el poder de cambiar aquello que no le gustó, ¿qué cambiaría? “El día que murió papá”.

¿Una comida? Las milanesas. La sinceridad es lo que más le gusta de las personas, mientras que lo que menos le gusta es la mentira.

Entrevista de Leonardo Silva