“El peor error histórico que puede cometer un país como Uruguay es responder a una crisis encerrándose”

“Es un placer estar aquí, en un entorno tan hermoso, que da muestra una vez más del enorme potencial de este departamento para progresar en el desarrollo no solo en la producción de bienes sino también en la de servicios”.
PLANTEO
“Quisiera hacer una presentación que se apoye en tres partes. En primer lugar quisiera compartir con ustedes los grandes lineamientos y la orientación del gobierno que integro con una visión estratégica, de largo plazo, por eso hablo de orientación, de lineamientos, de rumbo. Hacia dónde vamos y por qué carriles estamos transitando.
En segundo lugar quisiera hacer un rápido repaso a algunos resultados que también me gustaría destacar. Y me gustaría terminar planteando la agenda pendiente, esto es la enorme e importante cantidad de tarea que tenemos por hacer y que de ninguna manera nos conducen a la auto complacencia sino a la asunción de responsabilidades acerca de las tareas a realizar en los años que vendrán”.
GRANDES
ORIENTACIONES
“La gran finalidad que hemos elegido es la de construir la igualdad de derechos y oportunidades en un escenario de libertad, democracia, justicia, participación y prosperidad. Elegida esa finalidad fundamental, estamos convencidos que el único camino posible para este pequeño país, geográficamente hablando, es el camino de la apertura al mundo, en todo sentido, no pensemos solamente en los aspectos comerciales e inversiones, que importan y mucho, también importan los aspectos políticos, culturales, respecto a los cuales, dicho sea de paso, nuestro país tiene una larga y prestigiosa tradición de defensa de valores superiores y fundamentales que hoy están en la base del reconocimiento que Uruguay tiene en todo el mundo. Ese reconocimiento no se construye de un día para otro, es fruto de una larga tradición”.
“Si analizamos el tema desde el punto de vista económico, comercial y de las inversiones, no se puede llegar a otra conclusión, la vocación de Uruguay desde el punto de vista estratégico es la de ser un país abierto al mundo, y más aún en los años de crisis, cuanta más crisis más apertura. El peor error histórico que puede cometer desde ese punto de vista un país como Uruguay es responder a una crisis encerrándose, porque eso es vegetar en la mediocridad”.
TRABAJAR
TODOS JUNTOS
“El mundo entra en un país como el nuestro si somos abiertos, permitiéndonos tener más armas para apostar a la excelencia y a la calidad de nuestro esfuerzo. Uruguay no es un país que jugará su futuro en términos cuantitativos, es un país que jugará su futuro y lo construirá, como la está construyendo hoy, en términos cualitativos, apostando a la calidad en todo sentido. No pensemos solo en la calidad de la producción, el comercio y de las inversiones que tenemos que asegurar en el país, que son obviamente fundamentales, pensemos también en la calidad de la política, en la calidad de la relación entre todos los actores de la sociedad, en la calidad de la democracia, por la cual tenemos que trabajar precisamente todos juntos aportando sin renunciar a nuestras convicciones, que no se trata de borrarlas porque es absolutamente legítimo en una democracia que haya acuerdos, discrepancias, que haya gobierno y que haya oposición, que haya diferencias entre gobierno y oposición, pero eso se puede hacer a un nivel de calidad muy alta, que es lo que tenemos que defender en el país”.
INFORMACIÓN:
FUENTE DE CALIDAD
DEMOCRÁTICA
“Quiero destacar la apuesta a un gobierno democrático y transparente, esto es un gobierno que comience entre otras cosas por aumentar la calidad de la democracia en la distribución equitativa de la información. Hoy en día la información es una fuente fundamental de calidad democrática alta o baja. Cuando la información no está distribuida equitativamente, y lo que es peor, por el contrario, está concentrada de una forma opaca o difusa, entonces tenemos una democracia de baja calidad. Por eso, cuando hablamos de transparencia tenemos que apostar al acceso igualitario de la población a esa información, y a un gobierno que abre sus puertas de par en par, no solamente a la oposición sino a la sociedad en su conjunto”.
“Sobre estas bases hemos venido construyendo un clima propicio en la sociedad uruguaya para hacer posible el tránsito en estas direcciones. Esa construcción nació en el combate de vulnerabilidades que el país tenía y sobre las cuales hay que seguir con mucha atención”.
“Quiero contarles acerca de las tres que hemos puesto nuestro acento. En primer lugar, el flanco vulnerable fiscal, que es en materia de política económica absolutamente fundamental. En segundo lugar, el flanco vulnerable financiero, que también importa mucho, sobre todo en relación con el anterior. Y finalmente, y para destacarlo aún más, el flanco vulnerable social”.
ALGUNOS RESULTADOS
“Uruguay ha logrado alcanzar niveles de crecimiento sostenido muy importante, ya hace ocho años consecutivos que el país crece por encima del promedio latinoamericano que vive la mejor

“Es un placer estar aquí, en un entorno tan hermoso, que da muestra una vez más del enorme potencial de este departamento para progresar en el desarrollo no solo en la producción de bienes sino también en la de servicios”.

PLANTEO

“Quisiera hacer una presentación que se apoye en tres partes. En primer lugar quisiera compartir con ustedes los grandes lineamientos y la orientación del gobierno que integro con una visión estratégica, de largo plazo, por eso hablo de orientación, de lineamientos, de rumbo. Hacia dónde vamos y por qué carriles estamos transitando.

En segundo lugar quisiera hacer un rápido repaso a algunos resultados que también me gustaría destacar. Y me gustaría terminar planteando la agenda pendiente, esto es la enorme e importante cantidad de tarea que tenemos por hacer y que de ninguna manera nos conducen a la auto complacencia sino a la asunción de responsabilidades acerca de las tareas a realizar en los años que vendrán”.

GRANDES

ORIENTACIONES

“La gran finalidad que hemos elegido es la de construir la igualdad de derechos y oportunidades en un escenario de libertad, democracia, justicia, participación y prosperidad. Elegida esa finalidad fundamental, estamos convencidos que el único camino posible para este pequeño país, geográficamente hablando, es el camino de la apertura al mundo, en todo sentido, no pensemos solamente en los aspectos comerciales e inversiones, que importan y mucho, también importan los aspectos políticos, culturales, respecto a los cuales, dicho sea de paso, nuestro país tiene una larga y prestigiosa tradición de defensa de valores superiores y fundamentales que hoy están en la base del reconocimiento que Uruguay tiene en todo el mundo. Ese reconocimiento no se construye de un día para otro, es fruto de una larga tradición”.

“Si analizamos el tema desde el punto de vista económico, comercial y de las inversiones, no se puede llegar a otra conclusión, la vocación de Uruguay desde el punto de vista estratégico es la de ser un país abierto al mundo, y más aún en los años de crisis, cuanta más crisis más apertura. El peor error histórico que puede cometer desde ese punto de vista un país como Uruguay es responder a una crisis encerrándose, porque eso es vegetar en la mediocridad”.

TRABAJAR

TODOS JUNTOS

“El mundo entra en un país como el nuestro si somos abiertos, permitiéndonos tener más armas para apostar a la excelencia y a la calidad de nuestro esfuerzo. Uruguay no es un país que jugará su futuro en términos cuantitativos, es un país que jugará su futuro y lo construirá, como la está construyendo hoy, en términos cualitativos, apostando a la calidad en todo sentido. No pensemos solo en la calidad de la producción, el comercio y de las inversiones que tenemos que asegurar en el país, que son obviamente fundamentales, pensemos también en la calidad de la política, en la calidad de la relación entre todos los actores de la sociedad, en la calidad de la democracia, por la cual tenemos que trabajar precisamente todos juntos aportando sin renunciar a nuestras convicciones, que no se trata de borrarlas porque es absolutamente legítimo en una democracia que haya acuerdos, discrepancias, que haya gobierno y que haya oposición, que haya diferencias entre gobierno y oposición, pero eso se puede hacer a un nivel de calidad muy alta, que es lo que tenemos que defender en el país”.

INFORMACIÓN:

FUENTE DE CALIDAD

DEMOCRÁTICA

“Quiero destacar la apuesta a un gobierno democrático y transparente, esto es un gobierno que comience entre otras cosas por aumentar la calidad de la democracia en la distribución equitativa de la información. Hoy en día la información es una fuente fundamental de calidad democrática alta o baja. Cuando la información no está distribuida equitativamente, y lo que es peor, por el contrario, está concentrada de una forma opaca o difusa, entonces tenemos una democracia de baja calidad. Por eso, cuando hablamos de transparencia tenemos que apostar al acceso igualitario de la población a esa información, y a un gobierno que abre sus puertas de par en par, no solamente a la oposición sino a la sociedad en su conjunto”.

“Sobre estas bases hemos venido construyendo un clima propicio en la sociedad uruguaya para hacer posible el tránsito en estas direcciones. Esa construcción nació en el combate de vulnerabilidades que el país tenía y sobre las cuales hay que seguir con mucha atención”.

“Quiero contarles acerca de las tres que hemos puesto nuestro acento. En primer lugar, el flanco vulnerable fiscal, que es en materia de política económica absolutamente fundamental. En segundo lugar, el flanco vulnerable financiero, que también importa mucho, sobre todo en relación con el anterior. Y finalmente, y para destacarlo aún más, el flanco vulnerable social”.

ALGUNOS RESULTADOS

“Uruguay ha logrado alcanzar niveles de crecimiento sostenido muy importante, ya hace ocho años consecutivos que el país crece por encima del promedio latinoamericano que vive la mejordécada de su historia contemporánea. Nunca América Latina había tenido un conjunto tan importante de países que hacen las cosas bien y al mismo tiempo que han obtenido resultados. Por supuesto que las condiciones internacionales pesan”.

“Hay un notorio incremento de la inversión del exterior que nos ha llevado a tener, por ejemplo el año pasado, seis puntos del producto (bruto interno) en inversiones provenientes del exterior. En los últimos años ha sido muy fácil encontrar entre seis y siete puntos del producto poniéndonos prácticamente al nivel de Chile, que es un país que siempre está al tope en esta materia”.

“Naturalmente que para lograr esto, lo que ha hecho Uruguay en materia de modernización institucional e instauración de estímulos importantes ha sido decisivo”.

“No hay desarrollo económico y social si no hay modernización de las instituciones, instituciones sólidas. Hoy hablábamos de la democracia en su conjunto considerada genéricamente, ahora estoy observando el mapa institucional general del país. El desarrollo implica modernización institucional al tiempo que especialización institucional, esto es, las instituciones se van modernizando y al mismo tiempo especializando”.

“La creación de la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII) es un ejemplo típico de modernización institucional coherente con la orientación del proyecto estratégico. El fortalecimiento que estamos haciendo de nuestra Dirección General Impositiva, de nuestra Dirección (Nacional) de Aduanas, que pertenece a un país que está intentando equilibrar la labor fiscalizadora con la labor facilitadora, habida cuenta del lineamiento de apertura que ha dirigido estratégicamente”, son algunos ejemplos.

AGENDA PENDIENTE

“¿Hemos llegado a la meta? No, estamos lejos de la meta, hay que seguir trabajando con una intensidad digna de la importancia de las responsabilidades que tenemos. Hay una fuerte agenda pendiente en el país. Curiosamente una parte de esa agenda se intensifica y se profundiza con los progresos que hemos hecho en varios de estos resultados que he contado. Hoy tenemos problemas que si no hubiéramos crecido no tendríamos, parte de los problemas que hoy tenemos se deben a que hemos crecido. Ahora, ¿qué preferimos, no crecer y no tener problemas o crecer y tener este tipo de problemas? Me inclino, como decía Tabaré (Aguerre) hace un rato en la mesa, por esta segunda situación, eso nos obliga a trabajar para solucionarlos y para hacer progresar a este país”.

Uno de los problemas “es la infraestructura, aquí tenemos enormes deficiencias que se han venido haciendo cada vez más notorias precisamente por la evolución que ha tenido el país en los últimos años. Aquí estoy hablando de cuatro rubros fundamentales, transportes, comunicaciones, servicios portuarios y energía”.

“En materia de transportes, obviamente la prioridad más cercana es recuperar el ferrocarril, con todo el impacto directo e indirecto que eso tiene en las actividades logísticas y en la eficiencia de muchas cadenas productivas del Uruguay. En materia de comunicaciones, la gran responsabilidad es seguir reduciendo la brecha digital, mejorar el acceso de esta tecnología a todos los hogares y a los ámbitos de la vida en sociedad del Uruguay, la fibra óptica y la banda ancha son aspectos fundamentales de lo que tenemos que mejorar. En materia de puerto, la ampliación y la mejora de los accesos son obviamente los puntos que nos están demandando acciones inmediatas. Los dos ejemplos más notorios son el puerto de Montevideo y el de Nueva Palmira”.

En cuanto a la energía, “Uruguay tiene que proponerse cambios en su matriz energética definiendo cuáles van a ser los factores en los cuales se va a apoyar ese cambio, y al mismo tiempo operando en términos nacionales e internacionales, particularmente en la región, para asegurar que esos cambios se podrán practicar. Estoy hablando del papel que va a jugar el gas natural, que es uno de los pilares elegidos por el país en el cambio de su matriz energética, y los recursos naturales renovables, como por ejemplo, los que generan progresos en materia de biocombustibles, de etanol y biomasa, y en particular algo que viene creciendo, la energía eólica”.

EDUCACIÓN

Otro de los temas a mejorar es la educación, que “está mostrando una necesidad de trabajo cada vez más intenso para progresar en los resultados. Uruguay ha hecho un esfuerzo fiscal gigantesco en esta materia, la educación pública tiene un presupuesto que está situado en los dos mil millones de dólares, es por lejos el más alto de su historia, pero los resultados no son dignos de aceptarse, y eso es evidente”.

“El gobierno ha hecho un esfuerzo primero por acordar con todos los partidos lineamientos fundamentales de trabajo. Permítanme que repita una frase que he pronunciado muchas veces, ese acuerdo para mí es más importante que la más importante de las medidas que se puedan tomar en materia educativa, estamos ante un tema que necesita del respaldo de toda la sociedad, respaldo incondicional, eso lo tenemos. Ha habido cambios en las autoridades, cambios recientes y que todavía están en proceso. Se vienen discutiendo experiencias pilotos que intentan aportar elementos de juicios sobre cambios en la gestión que son muy importantes. Se está haciendo un esfuerzo que hasta ahora no ha tenido la velocidad y eficacia que todos hubiéramos querido pero que ahora la va a tener que tener, que tiene que ver con una mejora en la infraestructura edilicia. No se puede enseñar, no se puede aprender en un local que está en malas condiciones”.

SEGURIDAD PÚBLICA

“Finalmente, hay que seguir trabajando mucho en seguridad pública. Hemos intentado definir y practicar un enfoque integral en la materia, que tiene tres grandes componentes. Por un lado el reconocimiento y la atención que hay que prestar a los factores de características sociales, esto es la calidad de vida de aquellos lugares donde se origina el delito. En segundo lugar, una represión cada vez más eficiente, sin duda. Y el tercero, en el que hemos recibido malas noticias recientemente, que es el de la infraestructura disponible para recluir y recuperar a aquellos que han incurrido en conductas desviadas”.