Entrevista a Gabriel Duarte

“Hay candidatos a diputado que hacen propuestas como si bastara con lo que dicen para que se transforme en leyes, y eso para mí es engañar a la población”

Gabriel Duarte finalmente será candidato a diputado por el Frente Líber Seregni (FLS) luego que los sectores Asamblea Uruguay (Lista 2121) y Alianza Progresista (Lista 738) llegaran a un entendimiento. En diálogo con EL PUEBLO, Duarte explica cuáles serán los aspectos fundamentales de lo que será su campaña a octubre, buscando retener el gobierno nacional para el Frente Amplio (FA). gabriel duarte

- Una campaña electoral por delante, y en esta oportunidad como candidato a diputado por el FLS, ¿cómo asume este compromiso?
– Efectivamente, asumimos ese desafío de la candidatura por el FLS, pero más allá de ser el candidato del FLS en esta elección, que es muy importante, vamos a dirigir y armar una candidatura que represente ese centro de la opinión frenteamplista, que es donde los políticos y los analistas dicen que se juega la elección. Es decir, todos los analistas dicen que esta elección se va a jugar en el centro del espacio político, donde se dará la disputa del electorado. Y nosotros, desde el FLS nos vamos a posicionar firmemente para tratar de disputar ese centro político que tiene profundas convicciones frenteamplistas, que tiene una trayectoria frenteamplista y con un contenido ideológico importante, pero que necesita ver en esta propuesta electoral un equipo diverso, amplio, serio. Es en ese sentido que vamos a dirigir la campaña. Pero además, desde ese centro político vamos a contraponer dos modelos que están en juego y en disputa en esta elección. Uno que entendemos representa la continuidad del crecimiento con distribución y otro modelo que a pesar de tener algunos pseudo batllistas que parece que quieren venir a inventar la pólvora en la economía del Uruguay, en definitiva representan la restauración de un modelo que no tuvo en este país buenos resultados. Y no los tuvo en este país antes, y no los tiene en la región ahora. Entonces, en esa disputa de esos dos modelos, nosotros desde el centro político vamos a posicionar la batalla porque es ahí donde está en juego la elección. Y nosotros venimos con nuestra candidatura a hacer un aporte para que el FA pueda ganar el cuarto gobierno. Ese es nuestro principal objetivo.

- La esencia ideológica del FA, ¿no es ser de izquierda?
– Sí, por supuesto. Somos de izquierda…

- Pero si son de izquierda, ¿cómo van a competir el centro del espectro ideológico?
– Pero el centro no quiere decir ser menos de izquierda, el centro quiere decir tener una propuesta económica creíble. El centro quiere decir tener un equipo profesional que se haga cargo del gobierno…

- ¿Ser de izquierda no es tener una propuesta económica creíble?
– Es ser de izquierda, pero el centro no es una cuestión menos de izquierda, es estar centrados en una convicción, estar centrados en valores éticos y en un modelo de gestión que entendemos fundamental, debe modernizarse para lograr resultados. Es decir, cuando decimos que estamos en la posición del centro…

- Quiere decir que está en el medio, entre la izquierda y la derecha…
– Sí, por supuesto. No es que estamos en el medio, estamos centrados en una posición consolidada. Capáz que tenemos distinta posturas de lo que es el centro…

- A ver. La izquierda y la derecha tienen matices, pero el centro es como la línea del Ecuador entre ambos hemisferios ideológicos.
– Está bien. Nosotros vamos a disputar ese electorado desde nuestra posición, que no es menos izquierdista ni menos frenteamplista que las otras. Decir que uno necesita consolidar este país con una propuesta económica seria, no es ser menos de izquierda, ¿o sí? Decir que es necesario apostar a la educación y a la descentralización de la educación no es ser menos de izquierda, pero me parece que es tener una propuesta centrada en determinados valores y trayectoria frenteamplista, y eso es lo que vamos a disputar.

- ¿Con el Senado de Astori y Kechichián?
– Exactamente, porque la candidatura de (Daniel) Martínez representa una fuerte renovación en el FA. Creo que nosotros a través de la candidatura a la diputación vamos a impulsar una renovación generacional en el FA, pero que esa renovación generacional necesariamente tiene que estar combinada con personas con trayectoria y con experiencia. Danilo Astori y Lilián Kechichián representan esa experiencia. El FA, la izquierda uruguaya, en estos años ha tenido tres liderazgos claros, uno es el de Tabaré Vázquez, otro es el de José “Pepe” Mujica y el otro es el de Danilo Astori. Entonces, nosotros vamos a apoyarnos en uno de esos liderazgos históricos del FA para tratar de fortalecer nuestra propuesta electoral. Y además, tanto Astori como Kechichián, han demostrado al FA la gestión que han tenido, que tienen capacidad de gestión y creo que esa capacidad la pueden volcar en el Nuevo Impulso frenteamplista desde el Senado.

- El FA tiene un programa de gobierno donde cada candidato luego puede poner su impronta, ¿por dónde perfilaría su candidatura en ese programa de gobierno?
– En la composición de la propuesta a la diputación. Sobre fines de agosto vamos a promover el lanzamiento de la propuesta, que tendrá algunas novedades, las que naturalmente no voy a adelantar, pero vamos a tomar el plan de gobierno y a ejercerlo desde una propuesta política que no sea la sumatoria solamente de sectores políticos como se ha dado. Es decir, no es que vamos la 2121 más la 738, más fulano. No queremos tener una propuesta que sea sumatoria de sectores únicamente sino que queremos que sea una propuesta sumatoria de sectores y de representantes de la sociedad, de personas que desde el mundo de la cultura, del trabajo, del emprendedurismo, de la universidad, de los pequeños productores y comerciantes, también puedan sumar, queremos tener esa impronta. Una propuesta política que se apoye naturalmente en el programa único del FA pero que convoque a otros actores que no están identificados sectorialmente, que son más bien neutrales, pero que representan a la sociedad. Porque eso es también lo que el FA significa.
No podemos caer en propuestas que son solamente sectorializadas, porque eso da también la idea de la disputa y de las negociaciones trancadas. Ahora nos vamos a posicionar en una apertura, porque hay gente frenteamplista de mucha trayectoria y compromiso que sin estar identificada con ningún sector, la vamos a convocar para que se sume a este proyecto. Entonces, la propuesta de implementación del programa de gobierno es en contacto no solamente con los sectores sino con un conjunto de personas que deben dar su punto de vista.

- La elección para octubre no está cerrada, pero los analistas concuerdan que lo único claro es que el próximo Parlamento será muy heterogéneo donde ningún partido alcanzaría la mayoría. ¿Cómo visualiza la próxima Legislatura que usted podría integrar?
– En primer lugar, es una cuestión probable pero tampoco es definitiva, porque también es cierto que hay muchos analistas que ya en octubre de 2014 decían lo mismo y que después no se dio lo que decían y ni siquiera fueron capaces de reconocer que estaban equivocados. Entonces, es cierto que la elección está abierta, tenemos que hacer un enorme esfuerzo militante para poder ganar la elección, no va a ser fácil. Tampoco es definitivo que no vaya a haber mayoría parlamentaria, pero lo que decimos es que si no hay mayoría parlamentaria, el FA también ha demostrado que tiene capacidad de negociar. De hecho, el FA en parte de este período de gobierno careció de mayoría e igualmente pudo votar una Rendición de Cuentas, igualmente pudo sacar leyes. Es decir que el FA tiene capacidad de negociación.
Con nuestra presencia en el Parlamento, de alguna forma vamos a nutrirnos de la experiencia de diez años en la Junta Departamental, un poco desde la oposición, otro poco desde el oficialismo, que sin mayorías hemos tenido que llegar a acuerdos tanto desde la oposición como desde el gobierno. Es decir, esa hipótesis que tú planteas que puede darse a nivel nacional, ya se está dando a nivel departamental acá, donde no tenemos mayoría en la Junta a pesar que tenemos el Ejecutivo.
Es necesario ejercer la capacidad de negociación con apertura porque hay asuntos que son trascendentes que requieren no de una mayoría, requieren de grandes mayorías, y hay que hacer el esfuerzo para lograr las grandes mayorías. Y me parece que podemos aportar al gobierno del FA, por un lado, la defensa del gobierno. Los frenteamplistas pueden tener la certeza que de estar en el Parlamento, vamos a ejercer la defensa del gobierno y de los valores frenteamplistas. Pero además, vamos a demostrar siempre que tenemos la capacidad de lograr acuerdos y entendimientos como la experiencia nos ha formado.

- Más allá de ser representante de una fuerza política, en caso de resultar electo, estaría también representando a Salto. En ese sentido, ¿cuál sería su prioridad como legislador?
– En esto voy a ser sincero y lo digo con todo respeto, hay candidatos a diputado que hacen propuestas como si bastara la iniciativa que tuvieran para que lo que dicen se transforme en leyes, y eso para mí es engañar a la población. No voy a caer en la irresponsabilidad de decir que lo que nosotros propongamos va a salir. Lo que sí es importante, primero, es tener un grado de coordinación con los otros legisladores del departamento y de la región, porque estamos insertos en una región con una identidad similar entre los distintos departamentos. Y además, lo fundamental es que nuestras iniciativas incidan en las grandes líneas del gobierno.
Hay que tener iniciativa, ideas propias, pero no hay que vender humo. Entonces, cuando se hable de la política nacional de trabajo, debemos aportar nuestra experiencia para que tenga una impronta regional. Cuando se hable de la política de acceso a la vivienda, tenemos que dar nuestro punto de vista para que contemple la situación de nuestro departamento. Cuando se hable de la política de seguridad, lo mismo. Es así que el gran aporte que podemos hacer es que de alguna manera, a las políticas nacionales le tenemos que bajar la impronta departamental. Ese es el aporte y lo más efectivo que podamos hacer, porque entendámonos, es un diputado en noventa y nueve. Por eso, es mucho más eficaz para el desarrollo departamental, incidir en las políticas nacionales que estar inventando cosas que después no sabemos si va a tener apoyo.

Perfil de Gabriel Duarte

Casado. Tiene dos hijas. Es del signo de Aries. De chiquito quería ser veterinario. Es hincha de Nacional.

¿Una asignatura pendiente? Tengo pendiente escribir un libro sobre el derecho a la vivienda.
¿Una comida? El asado a las brasas.
¿Un libro? “Héroes a caballo: los hermanos Saravia y su frontera insurgente”, de John Charles Chasteen. ¿Una película? La sociedad de los poetas muertos. ¿Un hobby? La pesca deportiva y la tarea rural.
¿Qué música escucha? Folklore.
¿Qué le gusta de la gente? La gratitud y la sinceridad. ¿Qué no le gusta de la gente? La ingratitud.

Leonardo silva