«Mi repudio absoluto a cualquier acto de intolerancia que nos hace mucho daño como uruguayos»

Entrevista a Verónica Alonso

La senadora Verónica Alonso, hoy precandidata presidencial por el Partido Nacional, estuvo de visita en Salto al día siguiente de la brutal golpiza de la que fue víctima una persona trans, donde los distintos colectivos LGBT se concentraron para repudiar el salvaje hecho de violencia e intolerancia. Cuando se conoció la venida a nuestra ciudad de Alonso, se decidió hacerla responsable del hecho debido al contenido de su discurso en contra de la Ley Integral para Personas Trans que fue aprobada recientemente en el Parlamento. Cuando EL PUEBLO la consultó sobre esta situación, desconocía lo que había ocurrido, por lo que se pudo obtener su primera reacción.
- Uno googlea su nombre y aparece en un salpicón de noticias polémicas, que lleva a que luego usted tenga luego que salir a aclarar sus dichos, como por ejemplo lo más reciente de ANCAP. ¿Por qué piensa que se observa con lupa sus movimientos?Veronica Alonso
– No pongo el foco en aquellos que me puedan criticar, estoy enfocada primero en escuchar. Durante un año y medio escuchamos a los uruguayos en todo el país. Hicimos esto que para algunos fue novedoso, que es «el timbrazo», y después de eso, estamos enfocados en proponer. La política no la entendemos solamente desde la crítica, como algunos, sino de la propuesta, y en mi caso, hoy como precandidata, tengo la obligación de plantear y proponerles a muchos uruguayos que hoy están desilusionados, esa alternativa que están esperando, por lo menos alguien que les genere la ilusión que hoy perdieron, producto de esas promesas incumplidas.
Así que seguimos en nuestro trillo, proponiendo los temas que son importantes para el país. Por supuesto en el tema de la seguridad, del empleo, del trabajo, y también en el tema que ha generado una gran desilusión y agregaría bronca en muchos uruguayos que es el mal manejo del Estado, el mal manejo de las cuentas públicas, la incapacidad y la inmoralidad de muchos políticos, por eso hablamos de una reforma del Estado que abarque además de una buena gestión y administración, también terminar con la corrupción que se ha generado en el Estado. Y cuando hablamos del buen funcionamiento del Estado, hablamos también de las empresas públicas, por eso hice la propuesta con respecto a ANCAP, que se creó en los años 30, durante 80 años sigue funcionando de la misma manera, las cosas han cambiado. Y en los últimos años, la gestión de políticos incapaces y corruptos ha generado a todos los uruguayos que hayamos tenido que capitalizar a ANCAP en 800 millones de dólares y que hoy sigamos teniendo el combustible más caro de la región.
Tenemos que sacar esa agua al cuello que hoy tienen los productores, el aparato productivo está ahorcado por varias razones. Porque tenemos el combustible más caro de la región, porque las empresas públicas se han transformado en empresas recaudadoras de un Estado ineficiente, porque tenemos las cargas sociales y laborales imposibles de sostener. Y hoy tenemos a los pequeños y medianos productores que cierran, entre otras cosas porque los números no le dan, porque no somos competitivos ni rentables.
- ¿Qué propone hacer?
– Para arrancar, la principal empresa del país monopólica, que deje de ser monopólica. Eso implicaría abrirse a la competencia y que ANCAP se esfuerce más y preste mejores servicios. Está comprobado que si se abre a la competencia, entre otras cosas, bajará el costo de los combustibles, pensamos entre un 20 y un 25%. Abrirse a la competencia es bueno desde todo punto de vista, de arranque para los consumidores. Veamos algunos ejemplos, porque en esto siempre salen los cucos de decir, «quieren atacar a nuestra soberanía», como me dijo el sindicato. Miremos los ejemplos que hay en Uruguay. El BROU, por ejemplo, que es el banco del Estado y sin embargo compite y muchos uruguayos eligen al BROU. ANTEL, sigue siendo igual la empresa de muchísimos uruguayos a pesar de tener la competencia de otras empresas. Entonces, a ANCAP le haría mucho bien generar esa competencia que es buena desde todo punto de vista. Abrir a la competencia es bueno. Algunos obviamente se resisten a los cambios, y también sé que pateé el avispero cuando planteo un concepto que quizás para muchos uruguayos todavía puede sonar raro que es el concepto de privatizar. Yo hablé de que ANCAP pueda cotizar en bolsa, eso quiere decir que cualquier uruguayo que pueda y que quiera pueda ser parte, y que en un porcentaje menor, porque nadie está diciendo acá que la empresa estatal va a dejar de ser estatal, esté en manos de inversores uruguayos, que puedan estar donde se toman decisiones para bajar así la discrecionalidad de esas pésimas decisiones, de esos malísimos negocios que han tomado políticos que han sido muy incapaces. Además, en algunos casos, han utilizado a la empresa del Estado para hacerse su campaña política, han utilizado a la empresa estatal, una de las más importantes del país como trampolín para ser el candidato a vicepresidente, como es el caso de Sendic, pero también tenemos el caso de Daniel Martínez. Eso es lo que tenemos que terminar.
- Esta semana leí un artículo de El Observador que decía que las propuestas que usted hace son las que propuso Mujica en campaña y no cumplió. ¿Es así?
– Me dijeron, no leí la nota. Parece que hicieron como propuestas espejo con Mujica, pero evidentemente que el FA no cumplió porque no hizo lo que dijo que iba a hacer…
- ¿Usted está alineada al pensamiento de Mujica?
– No, para nada, pienso bien lejos de lo que piensa Mujica.
- Pero usted está proponiendo lo mismo.
– Lo que pasa es que Mujica también propuso que se bajaran los funcionarios públicos, y fue el presidente que metió más funcionarios públicos. Una lee también hace un par de semanas que Mujica y Astori plantearon que había que reformar la seguridad social, porque la caja del Estado está en rojo hace rato. Pero el problema es que a Mujica lo hemos escuchado, y como te dice una cosa te dice la otra, y no ha hecho lo que dijo que iba a hacer. Pero no me quiero quedar en lo que Mujica no hizo, y esperemos que no vuelva, la gente ya se cansó de Mujica, que fue el peor presidente de la historia y no quiero de vuelta eso para mi país, quiero recuperar, entre otras cosas, los valores que no se promovieron durante esos períodos, especialmente en el de Mujica.
- Este miércoles en nuestra ciudad, una persona trans fue brutalmente agredida al grito de «así vas a cobrar pensión», lo que provocó que varios colectivos se manifiesten, y al enterarse que usted venía a Salto, decidieron responsabilizarla de esta agresión por el contenido de su discurso en contra de la ley para personas trans. ¿Qué piensa de lo que pasó?
– Me acabo de enterar, no sabía que pasó esto, y en primer lugar repudio cualquier intento de discriminación, mucho más si se generó una golpiza hacia cualquier persona simplemente por el hecho de tomar la decisión de elegir vivir como haya elegido. Por tanto, mi repudio absoluto a cualquier acto de intolerancia que nos hace mucho daño como uruguayos. Expresé claramente en el Parlamento mis motivos por los cuales votaba en contra, pero también dije en el arranque de mi exposición que soy la primera en reconocer que la población trans ha sido vulnerada, discriminada, que tenemos que ayudar y cuidarla, pero no es con una ley, porque la discriminación no es jurídica, y esto me lo demuestra todavía más, es una discriminación moral, social y cultural. Y esto no se soluciona con una ley. Con una ley que además, genera mayor discriminación al tratar distinto por esa condición de género. Nuestra Constitución garantiza que todos nacemos iguales en derechos, cualquier persona es libre, y voy a levantar mi voz en favor de aquella persona que elija el derecho a ser, a sentir, a querer vivir de una manera distinta a como se siente.
Pero no acompañé esta ley por varios motivos. Además de generar una categoría distinta, donde se otorgan determinados beneficios y privilegios, no derechos, y no me refiero solamente a la reparación económica, me voy a cuotas. Por ejemplo, se establecen las cuotas para personas trans en el ámbito laboral. Ya tenemos una ley, la de cupos de empleo juvenil que establece un 2% para jóvenes adolescentes trans. Ya hay varias leyes que se fueron aprobando a partir del 2013, que establecen determinados beneficios. Esta ley viene como a agregar algo que ya estaba establecido. Si uno mira lo que ha pasado con las cuotas del 4% para personas con discapacidad, el 8% para personas afro, no se han cumplido, y luego se viene y se pone en una ley diciendo que con eso alcanza y después genera mayores frustraciones.
Respecto a la reparación económica, primero, se establece que es para un período de tiempo que fue durante la dictadura y para aquellas personas que hayan sido violadas o afectadas en sus derechos. Muchas personas fueron violentadas en el tiempo de la dictadura, y es verdad que la población trans también lo fue, pero lo que no comparto es que sea por vía administrativa y no por vía judicial. Si alguien fue afectado, perfectamente puede hacer esa denuncia y que eso termine en la vía judicial como corresponde, pero por vía administrativa termina siendo además una comisión adentro del MIDES, y el MIDES no me genera ninguna garantía, porque hoy son un club de amigos, es el Comité de Base del Partido Comunista, que entre otras cosas fueron, junto con el colectivo «Ovejas Negras», quienes generaron este proyecto de ley, que puedo respetar absolutamente el reclamo, pero lo que no acepto son esas presiones de algunos colectivos que han provocado que esta ley se aprobara en tiempo record, pasando derecho a un plenario sin ningún tipo de discusión. Tampoco comparto, y eso sí me preocupa, que se establezca la hormonización en menores de edad sin el consentimiento de los padres…
- ¿Eso no se modificó?
– Se modificó la operación, el cambio de sexo, pero no la hormonización. No comparto esa hormonización en adolescentes que tienen una etapa de cambios importantes, y lo vivo con una de mis hijas, que un día quiere una cosa y al otro día quiere otra, por eso hay que tener mucha cautela y así lo estableció la sociedad de endocrinología, donde la mayoría de estos jóvenes que no se identifican con esa identidad biológica con la que nacieron, una vez pasada la pubertad, vuelven a realinearse con su sexo biológico. Eso está comprobado científicamente. Entonces, poner eso en una ley, como legisladores, me parece que es muy peligroso.

Perfil de Verónica Alonso

Casada. Tiene tres hijas. Es del signo de Escorpio. De chiquita quería ser bailarina de ballet. Es hincha de Nacional.
¿Una asignatura pendiente? Tratar que mi país sea donde mis hijas elijan quedarse para formar una familia. ¿Una comida? Las milanesas con puré de mamá son insustituibles. ¿Una película? La vida es bella. ¿Un hobby? Andar en bici. ¿Qué música escucha? Más allá de lo que me gusta, hoy tengo un gran entrevero, escucho desde Marama y Rombai, Lucas Sugo, Ricky Martin con mis hijas hasta Sting, U2, más de mi época. ¿Qué le gusta de la gente? El afecto que te transmite. ¿Qué no le gusta de la gente? La hipocresía, la mentira.