“No vamos a tirar piedras porque sí, porque hay cosas que están bien hechas por el FA que vamos a apoyar, pero hay cosas que están horribles y que tenemos que cambiar”

Gonzalo Leal es una de las sorpresas que esta campaña política nos tenía deparada, fundamentalmente por lanzarse a una candidatura a la diputación por una propuesta nueva que aún se está formando en todo el país. Nos referimos a “La Alternativa”, la que es definida por Leal como una coalición de voluntades provenientes del Partido Independiente (PI), del Frente Amplio (FA) y del Partido Colorado, esencialmente.

Leal, desde su “Movimiento Naranja” en Salto, responde a nivel nacional al sector “Avanza País” que lidera Pablo Franzini Batlle, quien será candidato al Senado de la República respaldando la fórmula presidencial que ya está definida, con Pablo Mieres y Selva Andrioli. EL PUEBLO dialogó con Leal sobre los motivos que lo llevaron a ingresar de lleno a la política como candidato a diputado, por qué decidió hacerlo desde “La Alternativa” y cuáles son los principales temas que le preocupan.

– Una nueva etapa en su vida, ya no solo incursionando en la política sino además como candidato desde una nueva propuesta, “La Alternativa”. ¿Por qué?
– Yo estaba haciendo un posgrado en Administración de Salud, donde hay una parte referida a la Demografía, o sea, al estudio de las poblaciones. Y analizando lo que está pasando en Uruguay en este momento, me di cuenta del cambio cultural que existía en el país. Nos pasó que lentamente, por una inoperancia del Estado sumado a otras razones, un sector de la sociedad cambió la forma que teníamos normalmente los uruguayos. Así como somos muchos que nos levantamos todos los días para ganar el pan, hay un sector de uruguayos que tienen una cultura totalmente diferente, de bajos recursos y donde se metió la droga. Lamentablemente pude observar en esos estudios que ese es el sector que más está creciendo demográficamente. Por lo tanto, lo que (Mario) Layera en un momento expresó sobre que Uruguay se iba a convertir en un país centroamericano, en el sentido de lo que es la violencia y la inseguridad, es lo que estamos viendo hoy con una tendencia a que cada día vamos a estar peor.Dr.-Leal-2

– ¿Por qué cada vez peor?
– Por lo que le decía del cambio cultural de ese sector de la sociedad que cambió totalmente, y tiene un hábito, una forma de ser que es mucho más violenta, donde se metió la droga, que fue lo que generó ese cambio. Eso es inseguridad y es lo que me preocupó, lo que me llevó a buscar una forma de poder actuar y que mi pensamiento tuviera eco en algún lado. Fue ahí que empecé a buscar dónde podía actuar.

Por mi pensamiento histórico batllista, en algún momento fui votante del FA y abracé sus banderas en su creación, las banderas de Seregni. Pero lo que veía ahora es que en la estructura del FA no me iba a sentir cómodo por no estar de acuerdo en una cantidad de cosas que se estaban haciendo y en donde en su interna hay partidos importantes, que quizás no tengan un peso electoral tan destacado pero sí un peso en la interna que llevaba a que gente dentro del FA defendiera y votara cosas con las que no estoy de acuerdo.

A su vez, en los partidos tradicionales, sobre todo el Partido Colorado que era el que en cierta manera me podía atraer por mi pensamiento, no me sentí reflejado con su historia reciente, donde para mí, el batllismo se dejó de lado y que hoy está con muchas ideas neoliberales con las que no coincido. Por lo tanto, busqué una alternativa. Viendo y escuchando a los compañeros que estaban formando este nuevo partido de coalición, justamente “La Alternativa”, me interesó y fue así que comentando con otros compañeros un día se apareció José Pablo Franzini Batlle y me ofreció esta posibilidad.

– Su padre es un connotado dirigente del Partido Socialista, esta decisión que tomó de ser candidato por otro partido político, ¿lo conversó antes con él?
– Si claro, fue lo primero que hice apenas me hicieron el ofrecimiento. Mi padre me crió con una forma de pensar muy libre y de respeto mutuo. Obviamente que coincidimos en muchísimas cosas sobre lo que estoy tratando de proponer y llevar adelante en el pensamiento. Él sigue pensando que el instrumento del FA es viable, a mi forma de ver, si bien nunca milité dentro del FA sino más bien que fui solamente votante, sí milité en gremios, en la Asociación de Estudiantes de Medicina. En ese sentido, él me respeta mucho en mi decisión y no tenemos ningún problema.

– ¿Y cómo lo tomó la familia? Porque solo el ejercicio de la medicina le toma muchas horas, y ahora con la política casi no lo van a ver…
– Si, tal cual. También fue otra de las consultas, obviamente, y lo primero que siempre mantengo es que tengo que cuidar a mi familia. O sea, nada me debería influir para no cuidar a mi familia, eso lo tengo muy claro. Pero lo hablamos y tengo todo el apoyo tanto de mi señora como de mis hijos, que ya están grandes. Es más, están apoyándome y mis hijos militando, así que en ese sentido tengo todo el apoyo.

– Usted podría haber sido un candidato interesante en cualquier partido político, sin embargo, tomó la decisión de ir con una propuesta nueva como es “La Alternativa” y que recién se está gestando, ¿por qué desde ahí?
– Me atrajo el hecho de generar algo nuevo, con un pensamiento batllista claro, con ideas progresistas, y que a su vez, estoy absolutamente convencido que Uruguay está partido políticamente. Así que vamos a tener de un lado al FA y por otro lado el Partido de la Concertación, por darle un nombre, es decir, blancos y colorados. Se va a tener que actuar en lo que es “la grieta” que se está formando, donde nadie tendrá mayorías. Ahí vamos a tener una influencia importante en generar políticas en serio, políticas de Estado, a partir de trabajar en esa grieta, donde podremos coincidir con algunas cosas, porque nosotros no vamos a tirar piedras porque sí, porque hay cosas que están bien hechas por el FA, que vamos a apoyar, pero hay cosas que están horribles y que tenemos que cambiar, y si no cambiamos, la cosa viene muy mal.

– Además del tema de seguridad que ya mencionó, ¿qué otros temas le preocupan y de los que quiere hablar en esta campaña?
– Para nosotros el tema central es esto que estamos hablando, el cambio cultural que va enrabado con la seguridad y la educación, porque el planteo que hacemos es que hay una forma de pensar que tenemos que romper, y para eso tenemos que actuar en tres lugares, la legislación, la fiscalización, o sea, vamos a reprimir el delito, y tercera cosa, la educación. Generando educación desde escuelas y liceos adentro de los barrios, a tiempo prácticamente completo para generar otras formas de vida y de actuar que puedan ver otra forma de ser, que es lo que queremos generar. O sea que a largo plazo sería cambiar un hábito, una actitud frente a la vida, por eso hablamos de política de Estado.

Por otro lado, un tema que nos preocupa muchísimo es el empleo. La idea es trabajar desde la diputación por Salto, por lo que tenemos que enfocar bien cuáles son los problemas que tiene el departamento. En ese sentido, el empleo es algo que preocupa. La media de lo que es el desempleo, es bastante más alta de lo que es la media en Uruguay, estamos en 10% y subiendo mientras que en el país es de un 8%. Además, está la parte productiva de nuestro Salto, como con la citricultura, con el arándano. Por suerte ahora se abrió el mercado japonés para la carne y el frigorífico comenzó a funcionar de nuevo y parecería que el frigorífico municipal tiene permiso para funcionar, lo que nos alegra.

Lo otro es el turismo, que también nos tiene bastante preocupados por haber perdido competitividad con respecto a lo que son nuestros vecinos argentinos. La ciudad no está mostrando su mejor cara en estos últimos años frente al resto del país, y eso es lo que tenemos que revertir a corto y a mediano plazo. Salto tiene un potencial bárbaro en turismo por lo termal, el río y el lago, todo lo que es el turismo rural, pero está todo muy desaprovechado.

Lo otro es la conectividad. Si bien Salto se encuentra en el centro del MERCOSUR, lamentablemente se encuentra alejado de todas las capitales. Estamos a 500 kilómetros de Montevideo, a 400 de Buenos Aires y a 900 de Asunción. Solamente tenemos conectividad por vía terrestre con caminos que no son muy amigables. Por lo tanto, debemos pensar a mediano y largo plazo, que Salto debe tener mejor conectividad tanto por agua como también por aire.
– “La Alternativa” tiene un socio principal que es el Partido Independiente. Tenemos entendido que recientemente se reunió con sus dirigentes, ¿cómo coordinarán esta campaña electoral y sus posibles candidaturas?
– Es verdad, nos reunimos, estamos funcionando en conjunto dentro de lo que es el local en calle Brasil 1586, y creamos lo que viene a ser la coordinadora departamental de “La Alternativa”. Habrá dos listas tanto para junio como para octubre. Una lista a la diputación por el PI donde está Hoover Rosas, que irá como candidato a diputado, y otra lista que será la nuestra, del Movimiento Naranja dentro de Avanza País, que vamos nosotros como candidato a diputado. Nosotros llevamos al Senado a Pablo Franzini Batlle. La fórmula presidencial para los dos será la misma, que es Pablo Mieres con Selva Andrioli. La idea a posteriori de octubre es seguir trabajando juntos, aunque para las municipales aún no tenemos nada decidido. Tenemos muy buena relación. Entendemos que “La Alternativa” es un partido de coalición y vamos a tirar juntos del mismo carro.

– ¿Por qué quiere ser diputado?
– Este es un partido nuevo, que está abierto a todos. Tenemos claro cuáles son los principios que llevamos adelante, como los de igualdad y justicia social. Estamos para trabajar de acá a octubre absorbiendo todas las inquietudes que haya por parte de la gente. Y si tenemos la posibilidad de llegar al Parlamento, la idea es trabajar por Salto siendo un amplificador de los problemas que aquí hay para tratar de aportar y de generar leyes que puedan servir para el departamento. Por lo tanto, estamos abiertos a las propuestas, a la discusión. Así que si alguien tiene interés en participar políticamente en algo nuevo que se está formando, que no tengan miedo porque yo entiendo que ahora es todo mucho más difícil, pero vamos a trabajar por un Salto mejor del que tenemos.

PERFIL DE GONZALO LEAL

Casado. Tiene cuatro hijos. Es del signo de Tauro. De chiquito quería ser médico. Es hincha de Nacional, “a muerte”.

¿Una asignatura pendiente? Siempre hice deporte, y me hubiera gustado haber podido llegar a una competencia internacional.

¿Una comida? La lasagna.

¿Un libro? “El líder que no tiene cargo” de Robin S. Sharma.

¿Una película? Jerry Maguire.

¿Un hobby? Nadar.

¿Qué música escucha? De todo, desde cumbia a clásicos.

¿Qué le gusta de la gente? La honestidad.

¿Qué no le gusta de la gente? La falsedad.

Leonardo silva