“Ser salteño significa dar lo mejor por nosotros y por los demás, esa es una expresión de unidad”

Del 4 al 7 de octubre llega la 110ª Edición de la Expo Salto, por tal motivo EL PUEBLO dialogó con Carlos “Bocha” Ardaix, quien lleva 26 años en la coordinación del principal evento ganadero y comercial que une, una vez más, al campo con la ciudad.

- Un largo camino con un inicio difícil en forjar esa relación que hoy es indisoluble entre el campo y la ciudad.ARDAIX
– Si uno mira, ese es un logro, y no es menor. Indudablemente cuando empezamos, ni siquiera estaba dibujado, estaba en una especie de disyuntiva de qué era lo que se podía hacer merced a un plan y a un propósito, que era el de lenta y progresivamente ir juntando las dos formas de ser, de sentir de la gente de la urbe y del campo, de las chacras, que son obviamente diferentes.

- Sumado al logro de incluir en la agenda nacional a la Expo Salto.
– Claro, ese cometido lo va logrando la Expo que al principio no se llamaba así, sino que su nombre era bastante más largo, “Exposición Ganadera…” etcétera, pero eso lo va logrando la Expo al recibir cada vez más gente de otros lugares, que es la que se llevó una experiencia positiva. En una palabra, estar en la Expo sirve para dos propósitos fundamentales, hacerse conocer como comercio, industria, la empresa, del rubro que sea; exponer lo que tiene, lo que ofrece y/o vender. Hay gente que viene con el doble propósito, exposición y venta, y hay gente que viene, por ejemplo, definitivamente a exponer, así como hay otra gente que viene exclusivamente a vender. Depende del rubro de lo que tenga, de la dimensión. Ahora sabemos por la gente que ha estado, que se ha llegado a vender maquinaria de gran porte, por ejemplo, se han vendido unidades cero kilómetros de distintas marcas, tractores. O sea que eso es lo que nos da la pauta que tal como ocurre en otras exposiciones que conocemos, algunas son muy importantes como Esteio, como Asunción del Paraguay, el Prado en Montevideo, Palermo en Buenos Aires, el rol es muy parecido, solo cambian los volúmenes.

También puede tener implicancias el hecho que la diagramación de la Expo, o sea, los lugares que se destina a cada cosa, tengan un orden, y al mismo tiempo una armonía, ya sea en el mosaico que se enfoca y después en lo general, cuando uno la mira globalmente y piensa que indudablemente es una Expo importante para el interior del país.

- No solo se trata de una muestra comercial, también se ha apostado a lo que es la educación con visitas guiadas de
escolares donde algunos tienen un primer contacto con las tareas del campo y algunos chicos toman
conciencia, por ejemplo, de dónde sale el churrasco que comen.
– Lo que hemos aprendido es que el ganado que uno ve cuando va por la carretera por el campo, la majada de ovejas, el ganado bovino, la vaca, novillos, no tiene mucho que ver con el que se ve acá. En la Expo importa la genética, los animales tienen otras dimensiones, y lógicamente hay una definición por raza cada vez más acentuada en aquellas mejoras que luego merecen los premios que se dan, como el gran campeón, el reservado Ardaix1de campeón, gran campeona, en cada una de las razas.

Hay una sana competencia, y en esto tiene mucho que ver lo adelantado que están algunas cabañas de nuestro Salto en el tema genético. Por ejemplo, Bayucuá acaba de ganar tres importantísimos premios en Brasil, que no es poca cosa, donde la competencia, por las dimensiones de Brasil, es muy grande. Y así, cabañas de Salto ahora mismo están obteniendo primeros premios en Montevideo. Leíamos en EL PUEBLO, en una cobertura de Sara Ferreira, que cabañeros de Salto están con los primeros premios en varias razas de ovinos. Eso es lo que encuentran, por ejemplo, los escolares y que pueden mirar. La gente mayor igual.

Hace poquito recibíamos de las cinco escuelas rurales que están más alejadas de Salto un pedido para estar en la Expo. Nos decían los directores de esas escuelas que hay niños del departamento de Salto que conocen más de Tacuarembó que de Salto por la proximidad que tienen con la capital. Y bueno, para nosotros es una alegría que puedan venir y pasear. Además, estas escuelas que vienen de la ruralidad aprovechan, visitan la Expo pero también pueden visitar Salto Grande, las termas. Es decir que se trata de un paseo completito que tienen, que les da un panorama distinto del departamento que habitan y que desconocen.

- A estos paseos hay que agregar los espectáculos nocturnos…
– Es algo que se ha ido sumando progresivamente porque cuando empezamos, era muy parco el tema espectáculos, inclusive casi que ni se hicieron los primeros años, después se comenzó a elaborar y se fue enriqueciendo. Entonces hoy, que venga Lucas Sugo, Chacho Ramos, la Sinfónica de Tambores, Víctor y Daniel de Rivera, son números que encontrarlos todos en un solo espectáculo no es común. Y también facilita esto que la entrada para todos estos espectáculos sea de $ 150. Siempre la Expo estuvo por debajo de una entrada de fútbol, por ejemplo. O sea que la Asociación Agropecuaria trata por todos los medios que la familia concurra sin que el peso de la entrada obligue a pensar en qué gastar. Lo mismo con el servicio de ómnibus que tendrá un boleto, estimo, de $ 15.

Se hace una reunión previa con toda la gente que tiene comedores y cantinas, y se fijan precios para que se uniforme y no se caiga en excesos. Alguno cobrará por sobre eso, bueno, pero enseguida la gente lo identifica. Son detalles que se tratan de cuidar. Lo mismo con lo de no cobrar el primer día, porque de esa manera la gente que desee visitar la Expo lo pueda hacer.

- Uno de los atractivos que puede verse a la entrada misma de la Expo es la presencia del Ejército, donde los niños se
divierten…
– Para nosotros esa presencia es una suerte de inserción que en este caso hace el Ejército. Del mismo modo hay un stand de la Policía, donde se puede observar distintas cosas que tienen que ver con su accionar, que no es solamente cuidar el orden, o mejor dicho, que no haya desorden. Si uno se pone a pensar y pretendemos que la muestra sea una gráfica de la comunidad y del vivir en comunidad, la enseñanza, los servicios, el comercio, la industria, las artesanías, van a estar para que la gente si quiere comprar, por ejemplo, una caja de arándanos, allí va a haber exponiendo y vendiendo. Los celíacos tendrán su espacio para asesorarse. Así como digo esto, hay otros espacios que tienen especial dedicación a temas de salud. Tratamos que la gente pueda preguntar por las dudas que tenga y pueda conocer aquello que de pronto desconoce.

- El año pasado nos enteramos de un nuevo crecimiento en la cantidad de stands que tuvo la Expo debido a la demanda que existió, ¿cómo viene este año?
– Yo te diría que hoy ya no tenemos stands, bajo techo y en el exterior están ya todos colocados, ya no disponemos de más áreas. Para la Expo en sí ya está dada la primera respuesta, que es un predio completo, tapizado de cosas de todo tipo y que lógicamente agrupa a mucha gente de Montevideo, Maldonado, Cerro Largo, San José, hablo de departamentos del sur del país, y Rivera, Artigas, Tacuarembó, Paysandú, Salto ni qué hablar, ya es una especie de Uruguay presente en sus distintas expresiones.

- ¿Cuál será la característica especial de este año?
– Pienso que habrá una competencia grande a nivel del ganado a través de las cabañas, evolucionó mucho el pabellón más nuevo que se arma, donde estarán institutos como el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA), Centro Médico, CTM, Ministerio de Ganadería, URU AGRO, Salto Hortícola, el MIDES, que son instituciones y empresas de volumen y de hecho conforman espacios muy prolijos, muy bien diseñados y estructurados que eso también mira la Expo, porque hay que ver que detrás de eso hay elaboración, decoración con buen gusto. Por eso hay un concurso de stands que un jurado integrado por arquitectos, presidido por Juan Carlos Ferreira, determina el mejor comercial, artesanal, industrial, bajo techo y en el exterior. Quiere decir que en definitiva, la Expo este año dio ya un paso al frente en estructura, eso se va a notar, mucha prolijidad. Habrá un pabellón enteramente de Salto Emprende, ahí estará toda la artesanía y los vínculos que hay con esta unidad que lidera la intendencia, el Centro Comercial y CTM, donde hay mucha gente emprendedora, y que también vendrán del interior con sus productos y elaboraciones. Habrá varios lugares donde la gente pueda mirar y adquirir plantas de todo tipo. Ahí está el tema de llegar y volver a veces con algún recuerdo o con algo para la casa.

- El campo ha pasado momentos complicados, como en la crisis de 2002, donde igualmente hubo Expo ese año. Hoy el
campo no vive tiempos fáciles…
– Es un momento complicado, pero pienso que para todo el mundo, desconocer esto sería vivir en otro planeta. Por eso valoramos muchísimo la confianza que se manifiesta de comercios y de la industria en estar presentes, porque estar significa un esfuerzo. Vamos a partir de la base que el predio está a ocho kilómetros de la ciudad, hay un gasto de traslado, de personal, de elaboración, de manutención, de presencias, porque la Expo se habilita de 10 de la mañana a 22 horas en los galpones, quiere decir que ahí tenés 12 horas que hay que estar en el stand. En definitiva, hay un esfuerzo y se justifica por el resultado, porque en un momento difícil como el que se vive, hay que dar batalla, y me refiero ya a la publicidad en general. Hay un mal, no sé si un hábito, pero alguien alguna vez inventó, lo dijo y como que se asumió, “las ventas están bajas, no hay compra, retiro la publicidad”. Error garrafal, ahora es cuando la publicidad juega un rol preponderante en la gente en comprar desde un botón a un cero kilómetro. Promoción, difusión, publicidad, significa venta, ese es el único retorno, no hacerlo significa que semi cerraste la puerta.

- Aprovechemos para un mensaje final dirigido a la familia…
– Se acerca una campaña electoral donde van a haber muchos intereses, muchos dispares, competencia. La Expo es una demostración de la expresión que tiene la gente cuando se junta para expresar algo. Esta es una expresión de Salto, a mi modestísimo entender, la mejor que tiene el departamento. Conservarla, valorarla y potenciarla significa ir a más por Salto. Salto va a más. A veces, más allá de los cargos, los puestos, ganar, empatar o perder está lo que en definitiva nos mantiene como seres humanos y como expresión nacional. Ser salteño significa dar lo mejor por nosotros y por los demás sin que el otro que piense distinto, afecte lo que estamos dando, esa es una expresión de unidad.

Perfil de Carlos Ardaix

Casado con Pelusa. Tiene dos hijos, Sarah y Marcos.
Es del signo de Aries. De chiquito ya le gustaba escribir y comunicar. Nadie pregunta, todos lo saben, es hincha de Peñarol.

¿Una asignatura pendiente? Viajar.
¿Una comida? El asado.
¿Un libro? “El general en su laberinto” de Gabriel García Márquez.
¿Una película? Papillón.
¿Un hobby? El truco y compartir.
¿Qué música escucha? Folklore.
¿Qué le gusta de la gente? El espíritu solidario.
¿Qué no le gusta de la gente? El egoísmo.

Entrevista de Leonardo Silva