Elbio Cardozo y Beatriz Centurión

Elbio y Beatriz están casados y son propietarios de la Ferretería “CE y CE”, que abrió sus puertas hace dos meses en calle Héctor Gutiérrez Ruiz 165. Se caracterizan por tener un horario muy amplio de atención al público, de las 8 de la mañana hasta las 19 horas, “no cerramos al mediodía porque sabemos que hay mucha gente que se quejaba porque no había ninguna ferretería ni barraca abierta al mediodía, porque en la construcción por lo general trabajan de corrido, y a veces en el correr del mediodía se necesita algo de urgencia y tienen que esperar hasta las dos de la tarde cuando abren los otros comercios”, nos dijo Elbio, acotando Beatriz que “estamos los siete días de la semana”.

– Me contabas que tenés una experiencia previa en este rubro.
Elbio- Estuve seis años trabajando en una ferretería, lo que me permitió tener una idea de cómo se maneja el mercado de Salto y contactar con representantes y viajeros de distribuidores de Montevideo, lo que me facilitó la mercadería a la hora de abrir.

– Pero siempre en el momento que se toma la decisión de pasar de empElbio Cardozo y Beatriz Centuriónleado a propietario del negocio aparecen muchas dudas. ¿Cómo fue ese paso?
Elbio- No digo que haya sido complejo, pero está claro que analizar ese paso llevó su proceso. Por supuesto que aparecieron las dudas antes de largarnos, porque dejás de tener un ingreso seguro para empezar a tener un ingreso que varía. Pero de todas maneras, a pesar de eso está en uno mismo tratar de ir mejorando su propio ingreso. Por eso costó tomar esa decisión.

– ¿Es una empresa familiar?
Beatriz- Sí. Y fueron muchas cosas las que se juntaron y nos ayudó también a tomar la decisión. Pasa que si bien tenés un ingreso fijo, siempre es el mismo, y cuando tenés dos hijos la necesidad de buscar mejorar eso y aumentar tus ingresos te lleva a tomar este tipo de decisiones, porque la ferretería te abre las puertas a mejorar tus ingresos. Terminó siendo una alternativa que además nos gustó. Además él estaba buscando otro espacio, uno diferente al trabajo que tenía, así que se nos presentó esta oportunidad, dijimos vamos a probar y…

– ¿Se arriesgaron?
Beatriz- Sí, sí, y la seguimos remando.

Elbio- Tuvimos también mucho apoyo de parte de la familia de ella, que nos dio una ayuda económica para arrancar y luego nosotros seguimos por nuestro lado.

– Y cuando ven que ahora tienen su propia empresa, ¿sienten que se paran frente a la vida de otra manera?
Beatriz- Y sí, ya te proyectás a muchas cosas, porque teniendo esa constancia que no teníamos antes, terminábamos en lo mismo, contando las moneditas a ver si llegábamos a fin de mes. Ahora estamos más o menos en la misma (risas), pero al menos tenemos otra perspectiva, porque sabemos que si seguimos progresando, en algún momento vamos a tener un mejor ingreso. También Elbio me decía que sabe que estamos dentro de un rubro que se vende bien porque se necesita, tampoco nos metimos en algo que no tuviera futuro o que fuera la moda del momento, sino en algo que es necesario.