“Estamos redireccionando a la empresa hacia el lado de la profesionalidad”

Con Valentina Rivas

LINK concurrió a “RIVAS, Asesores Inmobiliarios”, en la esquina de Artigas y Rincón, para conversar con la Contadora Valentina Rivas sobre los cambios que se vienen procesando desde hace algún tiempo en la empresa que mantiene una trayectoria de 35 años.

– ¿Desde cuándo está en los negocios inmobiliarios?
– Acá en el escritorio empecé hace siete años, cuando papá me ofreció venir al quedar una vacante en la parte de impuestos, mientras yo terminaba mis estudios de Contadora Pública. Primero empecé con la parte impositiva, y en el año 2017 papá me ofreció venderme la parte del Estudio Contable – Gestoría, porque él quería quedar solo con la parte inmobiliaria, a la que también ingresé el año pasado.
– ¿Dónde se siente más cómoda? ¿En la gestoría impositiva o en la inmobiliaria?
– En lo que refiere a la gestoría me gusta más la parte relacionada a la impositiva, a las auditorías, además del redireccionamiento que hoy le estamos dando a la empresa.
– Cuando vine me dijeron que había salido a mostrar una casa.
– Si, porque estamos apostando a dar soluciones al propietario. Cuando una casa entra, siempre se va y se la mira para ver qué se le puede hacer para que sea atractiva para cuando una persona la va a ver. Hemos terminado haciendo mejoras en alguna casa hasta de estructuras. Sabemos lo que la persona busca, y la primera impresión es lo que vale. Si vas a una casa y notás que está mal la pintura, que tiene mala ventilación, humedades o postigones que dejan la casa oscura, entonces antes que la casa entre en alquiler y esté accesible para que la gente vaya y la mire, trabajamos en dejarla bien, povalentina rivasrque después es difícil mostrar la casa a una persona y decirle, “está así, pero luego la vamos a pintar, le vamos arreglar esto y aquello”. La vivienda ocasiona mucho desgaste, es por eso que es importante que cuando se va un inquilino y entra otro, poder hacer esos arreglos. Los propietarios no tienen tiempo, entonces delegan en nosotros.
Hace como dos meses hicimos una casa grande que nos entró en alquiler cuando se desocupó, y le hicimos un mantenimiento grande, se pintó desde los balcones, toda la parte de adentro, se hicieron mejoras en el baño. Y cuando la fuimos a mostrar, la única persona que la vio, se la quedó. Si la hubiésemos mostrado antes, no hubiese gustado. Por eso decimos que la primera impresión es siempre muy importante, y apuntamos a eso.
– ¿Cómo está hoy el mercado inmobiliario de Salto ante la desaceleración de la economía del país?
– El tema de los alquileres no ha tenido todavía demasiada repercusión. Ese stand by en el que estamos entrando es en la parte de ventas donde más se siente. Inclusive tenemos a una persona que alquiló una casa grande y que le interesa comprarla, pero ni pensarlo hasta dentro de dos años por las elecciones en octubre, quiere ver qué pasa y qué no pasa. Otra cosa que influyó mucho en el tema de las ventas son las cooperativas de vivienda, con las que estamos trabajando fuertemente. Hice dos cursos en Montevideo de especialista en liquidación de sueldos en la construcción, que tiene una normativa muy peculiar y compleja. Nos tuvimos que capacitar, y vamos inaugurando actualmente once cooperativas a las que les hicimos todas las gestiones, desde que inscribimos la obra hasta que dimos el final de obra.
– En estos minutos que estuve, pude apreciar un trato directo y amistoso con los clientes…
– Sí, algo primordial, la fidelización con el cliente es muy importante. Incluso tenemos un cliente que se hizo una casa y estamos esperando porque nos invitó al asado de inauguración (risas). Tenemos clientes de muchos años. Nosotros estamos desde hace 35 años, y estamos siempre acá, más allá de los funcionarios. El cliente viene y nos encuentra. Además con esto del avance de la conectividad ya puede llamarnos a toda hora y no esperar a encontrarnos en un número fijo, donde llaman y nadie atiende.
Además, tenemos un horario de corrido, que lo cambiamos para facilidad de los clientes que nos habían pedido, más que nada la parte de alquileres, porque no nos estábamos encontrando, porque la persona nos decía que salía del trabajo a las 12 y que nosotros ya habíamos cerrado, o que entraba al trabajo a las 14 horas y que nosotros aún no habíamos abierto. Así que ahora estamos con un horario extendido justamente por eso y para acompañar a los bancos.
– Dijo hace un momento que estaban redireccionando a la empresa, ¿hacia dónde?
– Bien, es buena cosa recalcar que ahora hay un profesional a cargo, que puede asesorar en una cantidad de cosas que no son solo los servicios que hoy ofrecemos. Estamos incursionando en otros servicios como la consultoría, la auditoría, que son más profesionales y estamos redireccionando a la empresa hacia el lado de la profesionalidad, trabajando con gente capacitada, que ha hecho cursos, por ejemplo, de atención al cliente, de nómina y registro del BPS. También estamos trabajando con el Ministerio de Transporte, empresas de camiones en lo que es la parte de inscripción.