Evaluar la gestión de la estrategia en la organización

Cuando se están revisando los objetivos en las organizaciones, se hace referencia a la gestión estratégica, que es la que permite que se establezcan datos e información significativa sobre la organización y su posicionamiento competitivo en el mercado. A medida que se van ejecutando las estrategias, se deberían tener en cuenta aspectos relevantes como las oportunidades que si se aprovechar podría representar éxitos para la organización. A su vez, amenazas que si llegan a manifestarse y no se aplican estrategias defensivas o no se llevan a cabo planes de acción, llegarían a afectar negativamente a la organización. Los aspectos de la gestión interna también son importantes al momento de revisar las estrategias y el posicionamiento organizacional. La necesidad que se presenta en las organizaciones de revisar la estrategia en un momento dado es esencial para conocer si se encuentra bien gestionada. Es para estoy que sirve el diagnóstico de la gestión estratégica, que ayuda a revelar la necesidad de realizar nuevas acciones basadas en la planificación estratégica que debería llevar la organización.
Análisis estratégico
La alta dirección de la organización necesita que la gestión se lleve a cabo de forma que los planes estratégicos aborden toda la estructura de la organización. Será entonces necesario que la organización tenga los objetivos bien definidos y pueda así llevarse a cabo un análisis del contexto competitivo y que sus estrategias sean evaluadas e implantadas.
Se deberían conocer además cuales son los puntos fuertes de las estrategias y el posicionamiento de la organización, por lo que resulta necesario que se detecten los aspectos en los que le gana a su competencia, por lo tanto, en los que presenta una ventaja competitiva. La herramienta 5 fuerzas de Michael Porter, ha sido llevada a cabo por muchos expertos en administración y planificación estratégica. Dichas fuerzas llevan a la alta dirección y su equipo de trabajo a reflexionar sobre la interacción entre determinados aspectos fundamentales que podrían afectar de manera directa al negocio. Los aspectos a evaluar son: el poder de negociación de los proveedores, el poder de negociación de los clientes, la amenaza de productos sustitutos, la amenaza de nuevos entrantes, y la rivalidad entre competidores.
El principal objetivo de aplicar herramientas de análisis estratégico será garantizar la ejecución de lo que se planificó y conseguir los objetivos estratégicos planteados a corto, medio y largo plazo.

María Belén Martínez Ambrosini







El tiempo


  • Otras Noticias...