Florencia Pomponi

A veces la vocación se despierta de manera temprana en la vida, otras veces uno no tiene la suerte que eso suceda y busca durante años algo que le guste, quedando atado a la monotonía de un trabajo que se vuelve obligatorio y por necesidad. No es el caso de Florencia, quien confesó a LINK que ya de niña sabía que le gustaba la fotografía, quizás no fuera consciente entonces que su vida recorrería por ese camino.
Hoy no solo que es plenamente consciente de lo que le gusta sino que además en este preciso momento se encuentra en Montevideo realizando una especialización junto a su novio y socio, también fotógrafo, Gastón Ernst, en la empresa que llevan adelante juntos, “Studios Anwar”. Esta especialización es realizada por las dos referentes más importantes de Uruguay en el rubro de bodas.
- ¿Desde cuándo te gusta la fotografía?Florencia Pomponi
– Me empezó a gustar la fotografía desde que soy niña, mi madre tenía una cámara a rollo y siempre que ella se iba a trabajar escondida le agarraba y me sacaba fotos o le sacaba a mis perros. A los 16 años me regalaron la primer cámara coolpix, sin saber nada de fotografía le sacaba a mis amigas o nos íbamos a recorrer y hacer fotos de moda. Siempre quise ser fotógrafa pero al vivir en el campo se me dificultaba y cuando me mudé a la ciudad no me convencían los cursos que había.

- ¿Cuándo tomaste la decisión de profesionalizar tu vocación?
– En realidad, este año conocí a Gastón Ernst que es fotógrafo y nos hicimos amigos, le conté que me encantaba ser fotógrafa pero que nunca me había animado a largarme de esto, me insistió para enseñarme y comencé un curso con él. Desde ahí empecé a perder los miedos y a hacer lo que realmente me gusta.

- ¿Qué tipo de fotos te gustan sacar?
– Hace poco tuve mi primera boda como segunda cámara y desde ahí me llamó la atención lo que transmitían dentro de ellas, cada pareja tiene una historia y lo que intento es poder captar cada momento, emociones, risas, llantos a través de mis fotos. Me gusta ser parte de ese día tan importante para la pareja. Pero también me gusta y disfruto la fotografía de moda.

- ¿Te sientes una emprendedora?
– ¡Sí! ¡Obvio! Con el tiempo nos fuimos conociendo con Gastón y nos hicimos pareja, me dio lo oportunidad de trabajar unas veces con él y quedó fascinado con mi trabajo, desde ahí me propuso ser socios y nació “Studios Anwar”, un emprendimiento que se basa solamente en bodas, si no me equivoco, el primero en la ciudad.

- ¿Cómo te ves en el futuro?
– La primera meta que tengo a futuro es poder entrar en el mercado de Montevideo y luego de cumplirla mi próxima meta es ser «fotógrafa destino», que sería hacer bodas en el extranjero.

- ¿Sólo te gusta la fotografía o también los otros formatos audiovisuales?
– No, por el momento solamente me gusta la fotografía, si algún día se me da la oportunidad y me empieza a gustar otra cosa lo haría también.







Recepción de Avisos Clasificados