Implantación de un sistema de gestión de calidad

En la actualidad, en donde el mundo empresarial se encuentra tan competitivo, las organizaciones que apuestan por la calidad son las que se posicionan de forma más eficiente en el mercado. Algunos criterios tradicionales, determinaban que los costos que implicaba implementar un sistema de gestión de calidad en las organizaciones eran altísimos y tal vez no presentaban grandes beneficios a las mismas. Por el contrario, hay investigaciones que demuestran que trabajar para la calidad y por lo tanto, para la mejora continua de la gestión organizacional, mejoran la rentabilidad de la organización y el acercamiento con los clientes, incluso con la conquista de nuevos mercados, cumplimiento de cuestiones legales, entre otros.
Un sistema de gestión de la calidad tiene como objetivo mejorar la calidad del producto o servicio brindado y podría llegar a afectar los procesos de negocio, estructuras y responsabilidades del capital humano de la organización para lograrlo.
La calidad no es el resultado de una sola vez, así que, para poder conseguirlo, la organización debería centrarse en la mejora continua en todos los procesos que tiene definidos. Los pasos a seguir para mejorar la calidad deberían a su vez estar basados en la evidencia, siendo lo más importante la concentración en los clientes, sus necesidades y satisfacción del producto o servicio brindado.
Los requisitos que, por ejemplo, plantean las normas ISO de gestión de calidad, son genéricos y pueden ser aplicables a la totalidad de las organizaciones sin importar el tamaño de la organización y el rubro de la misma.
Etapas para implantar un sistema de gestión de calidad
Primeramente, se debería realizar un diagnóstico para poder entender y conocer cuál es el grado de cumplimiento que tiene la organización en su sistema de gestión, comparado con los criterios que considere (legales, reglamentarios y los documentos de su propio sistema). A partir del diagnóstico efectuado, se efectúa un plan de trabajo para poder llevar a cabo un proceso de implementación.
Luego, se diseña el sistema de gestión de calidad y se establecen distintas herramientas y estrategias que determinen el cumplimiento de los requisitos. A medida que se va realizando el diseño del sistema, se comienzan a implementar metodologías, registros e indicadores que midan el desempeño de los procesos.
Luego que se haya implementado el sistema en la organización, se llevará a cabo la realización de una auditoría interna de todo el sistema, con el fin de poder determinar si el Sistema de Gestión de la Calidad cumple los requisitos determinados.
Luego de verificar que el sistema de gestión de calidad cumple con los requisitos y se encuentre en funcionamiento en la organización, se podría establecer contacto con algún organismo de certificación para comenzar con el proceso de certificación, por ejemplo, de la ISO 9001:2015.

María Belén Martínez Ambrosini







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...