Inés Migliaro Gaudín

El Estudio Migliaro (en calle Rivera 310) es un estudio contable, que además cuenta con tres abogados, y una escribana pública que es Inés, nuestra joven emprendedora de este LINK.
– ¿De dónde sale tu vocación por la escribanía?
– Siempre me gustaron las letras, y fui hablando con varios profesionales a ver de qué se trataba la abogacía y la escribanía, ahí me di cuenta que la escribanía era algo muy interesante, entonces me tiré por ese lado, y la verdad es que no me arrepiento. Me encantó. Estudié en la Universidad de Montevideo, estuve cinco años, después trabajé medio año y me vine en mayo del año pasado.Inés Migliaro Gaudín
– ¿Cómo fue tu experiencia en Montevideo?
– Fue muy buena, trabajé en un estudio muy conocido, «Guyer & Regules», y la verdad es que aprendí muchísimo. Acá también estoy aprendiendo bastante, porque si bien soy parte del equipo del Estudio Migliaro, también hago trabajos independientes, entonces eso me hace ver distintas cosas todo el tiempo.
– ¿Cómo es trabajar en una empresa familiar?
– La verdad es que está muy bueno porque tenés más confianza y te sentís más cómoda porque estás dentro de tu familia.
– Trabajabas bien en Montevideo pero tomaste la decisión de volver a Salto y trabajar con tu hermano, ese fue un paso muy importante, ¿te sientes emprendedora?
– Sí, me siento emprendedora. Vine a Salto porque siempre dije que una vez que me recibiera me quería volver, pero me gustó la idea de agarrar experiencia en Montevideo, más en ese estudio que es muy grande, pero sabía que quería abrir mi propio escritorio porque es algo muy importante hacer tu propio camino. Y sí, me considero una emprendedora porque lo que he vivido es parte de ser justamente emprendedora, asumir riesgos que por ahí si trabajas en una empresa, el riesgo siempre va a ser de tu jefe, pero al ser vos tu propia jefa en tu propia empresa, asumes tus propios riesgos.
– ¿Qué trabajos realizas aquí dentro del Estudio?
– He hecho constitución de S.R.L., poderes, compraventas de inmuebles, declaratorias, certificados…
– ¿Y de forma independiente atiendes a todos por igual o solo clientes del Estudio?
– A toda persona que necesite un escribano, me puede llamar, hago compraventa de automotores, también he hecho declaratorias para gente de afuera del Estudio, certificados, contratos de arrendamiento.
– A veces se puede pensar que contratar a una profesional joven está bueno porque viene con los últimos conocimientos y estrategias de trabajo, acorde con los tiempos que vivimos, pero por otro lado te pueden pasar factura por ser joven, ¿cómo vivís eso que parece una contradicción?
– Esa situación no me ha complicado, aunque he visto que hay personas que se sienten más seguras cuando contratan a alguien con más experiencia. Pero también hay personas que entienden que está bueno dar oportunidades a la gente joven porque si no nunca vamos a adquirir esa experiencia que nos pueden reclamar con total derecho y que todos necesitamos para ser un buen profesional.