Innovación en las organizaciones

En la actualidad empresarial, la innovación resulta ser un elemento esencial a las actividades y las estrategias definidas por las organizaciones. Debido a la competitividad relevante que existe, solamente las organizaciones que son capaces de adaptarse a las nuevas realidades y que evolucionan y se adelantan al resto, son las que sobreviven.
Las organizaciones que aplican y promueven la innovación empresarial son los que más se desarrollan en un mercado tan cambiante como el actual. Pero sin embargo, suele relacionarse el término innovación con lanzamiento de nuevos productos, servicios o avances tecnológicos, pero también hay otros tipos de innovación aplicados a las organizaciones.
La innovación como cambios incrementales o radicales
Burt Perrin (consultor independiente) comenta en la publicación “Evaluation and Future Directions for the Job Accommodation Network“ que “la innovación puede definirse como formas nuevas de hacer las cosas mejor o de manera diferente, muchas veces por medio de saltos cuánticos, en oposición a ganancias incrementales”. A su vez, Joseph Alois Schumpeter (economista austríaco), en “The Theory of Economic Development”, se refería a la innovación haciendo una distinción entre cinco tipos en relación a su naturaleza: introducción de un nuevo bien, explotación de una nueva fuente de suministro, materias primas o productos semielaborados, apertura de un nuevo mercado en un país, introducción de un nuevo sistema de producción o aplicación de una nueva estructura en un mercado.
Cabe destacar además la distinción entre: innovación radical: genera una disrupción total en la actividad empresarial o el mercado, o bien, la innovación incremental: introducción de ligeras modificaciones tendentes a mejorar o cambiar el producto o servicio sin que este pierda su esencia.
Resulta fundamental que la innovación sea continua en las organizaciones, por lo que no alcanza con crear algo nuevo y pensar que ya está pronto, y que dichas organizaciones deberían constantemente pensar en alguna mejor forma de ejecutar sus procesos, en avanzar, en desarrollarse e implementar nuevas mejoras.
Elementos como la cultura organizacional, la generación de valor para las partes interesadas de la organización, la aplicación de herramientas que permitan el desarrollo innovador y la búsqueda de garantía de la calidad de los productos y servicios brindados, resultan esenciales para pensar en la innovación empresarial.

María Belén Martínez Ambrosini







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...