Anestesistas: un paro con límites

“Porque la ignorancia no sirve de excusa”

El paro que han venido llevando a cabo los médicos anestesistas en nuestro país genera un conflicto que va más allá de la medida gremial, ya que la misma puede chocar con la normativa prevista para estos por los esencial de la tarea que cumplen estos especialistas en un centro hospitalario. La medida ha generado conflictos, debates y posiciones encontradas y más allá de la razón que pueda llegar a asistirle a los mismos por sus reclamos, deben tener en cuenta que el daño que genera la postergación de una intervención puede complejizar aún más el problema de salud que tenga un paciente que espera ser operado.
Y si bien la reivindicación que realizan desde la Sociedad Anestésico Quirúrgica busca justamente eso, que se note la ausencia como medida de presión, la vida humana debe ser atendida a toda costa.
En ese aspecto, el artículo 39 de la Ley Nº19.286 que es el Código de Ética Médica, ratifica el derecho a la huelga pero hace una salvedad importante al final del mismo y dice: “Artículo 39º – El médico tiene derecho a recurrir a la huelga como el recurso mayor de reivindicación. Una huelga médica será éticamente admisible cuando se avise a la sociedad con antelación suficiente y se le asegure la continuidad asistencial, así como la asistencia de los pacientes internados y las consultas urgentes e inaplazables”.
En el caso de que alguna de estas intervenciones no fueran cumplidas por una medida gremial la misma podría incurrir en la figura penal de la Omisión de Asistencia, estipulada en el artículo 332 del Código Penal que dice: (…) quien por negligencia, dejare de prestar asistencia, dando cuenta a la autoridad, a un hombre desvanecido o herido, sepultado o en situación en que corra peligro su vida o su integridad física (…), se tomará como parámetro para castigarlo la pena establecida para el abandono que va de 5 meses a 6 años de penitenciaria, pero en este caso disminuida de un tercio a la mitad de la que se le dicte.
Así que a la hora de ejercer su derecho a la huelga, deberán tener en cuenta las operaciones en las que los pacientes corran grave riesgo de perder la vida.

Hugo Lemos







Recepción de Avisos Clasificados