- Diario El Pueblo - http://www.diarioelpueblo.com.uy -

Comenzaron a regir las nuevas disposiciones para el servicio doméstico por la ley de inclusión financiera

“Porque la ignorancia no sirve de excusa”

Las nuevas disposiciones de la ley de inclusión financiera, Nº19.210, es decir las modificaciones realizadas a esta norma que fue sancionada en el 2014 y que tantos bemoles ha ocasionado desde entonces, con idas y venidas, y ajustes legislativos de todo tipo para poder cumplir efectivamente con sus estipulaciones, impone desde el pasado 1º de abril, el pago electrónico a las personas que trabajan en el servicio doméstico, pero con carácter mensual.
Esto obliga a que quienes contratan con carácter mensual y permanente a una trabajadora doméstica, deban depositarle el sueldo en una cuenta bancaria, la cual, para estos casos, las cajas de ahorro son gratuitas en cualquier banco de plaza, y les facilita hasta cinco extracciones sin costo y hasta ocho transferencias en el mes sin costo alguno.
La misma no obliga a los trabajadores que estén inscriptos como jornaleros. Ni obliga a quienes al 31 de diciembre siendo empleadores, perciben como ingreso una pensión o pasividad de algún tipo.
La disposición:
A partir del 1º de abril de 2018 los trabajadores del servicio doméstico registrados ante el Banco de Previsión Social (BPS) como mensuales deberán comenzar a cobrar la remuneración con medios electrónicos, ya sea mediante acreditación en cuenta o en instrumento de dinero electrónico en la institución elegida por el trabajador. No estarán alcanzados en esta primera etapa los trabajadores inscriptos en el BPS como jornaleros, que se incorporarán al pago electrónico a partir del 1º de enero de 2019, y podrán seguir cobrando en efectivo hasta ese momento.
Estas disposiciones no serán de aplicación en el caso de los trabajadores cuyo empleador estuviera percibiendo, al 31 de diciembre de 2017, una jubilación, pensión o retiro de cualquier instituto de seguridad social. En estos casos, la remuneración se podrá seguir abonando en efectivo.
Más allá de los plazos y la excepción señalados precedentemente, se recuerda que en todos los casos los trabajadores tienen el derecho de poder elegir, en cualquier momento, comenzar a cobrar sus remuneraciones a través de medios electrónicos gratuitos, con los servicios básicos sin costo que prevé la Ley de Inclusión Financiera (al menos 5 extracciones sin costo y 8 transferencias electrónicas gratuitas por mes).

Hugo Lemos