¿Cuán independiente es la justicia uruguaya?

Hugo Lemos

“Porque la ignorancia no sirve de excusa”

La concepción republicana quedó de manifiesto cuando a Tabaré Vázquez no le tembló el pulso para reivindicar la institucionalidad y echar a la cúpula militar de sus cargos. Pero más allá de todo lo que pasó, con las declaraciones del criminal José Gavazzo y con el silencio de unos cuantos que ya sabían de esto y cajonearon el expediente, ahora viene la hora de las responsabilidades.
Lo que se debe dirimir es justamente, desde la legalidad, quiénes han sido responsables de todo. Primero de la muerte de Gomensoro. Ya Gavazzo confeso y será juzgado porque se trata de un delito de lesa humanidad que es imprescriptible, por otro lado, se medirá la responsabilidad de los integrantes del Tribunal de Honor por haber realizado un informe sin enviar las declaraciones a la justicia.
Luego la de los integrantes del Tribunal de Alzada de la Justicia Militar que tampoco enviaron las declaraciones de Gavazzo, admitiendo la autoría de un crimen, a la fiscalía. Acto seguido se evaluará qué responsabilidades le cabían al ministro de Defensa, según él, informó el caso, entonces ¿cuáles son sus responsabilidades legales? ¿Informarle al presidente o ir directamente a la justicia?
Y por último las responsabilidades del Secretario de la Presidencia, Miguel Ángel Toma, que fue informado por el ministro y suscribió el informe sin llamar al fiscal de turno y decir: “hola, tengo un crimen que denunciar”. Y el mejor plato, es la responsabilidad del presidente Tabaré Vázquez que debió leer lo que firmaba y en caso de saber, denunciar y punto. Ahora por estos días los uruguayos veremos cuán independiente es la Justicia que tenemos.