- Diario El Pueblo - http://www.diarioelpueblo.com.uy -

Derechos Humanos son los del presente

Los derechos humanos son inherentes a todas las personas por su condición de tales, sin distinción alguna de nacionalidad, lugar de residencia, sexo, origen nacional o étnico, color, religión, lengua, o cualquier otra condición. Todos tenemos los mismos derechos humanos, sin discriminación alguna. Estos derechos son interrelacionados, interdependientes e indivisibles.
Los derechos humanos universales están garantizados en nuestra Constitución de la República y a contemplados en las leyes que garantizan el cumplimiento de los tratados internacionales a los que se adhirió nuestro país, sobre todo con la Declaración Universal de los Derechos Humanos y con fundamentalmente con el Pacto de San José de Costa Rica.
El derecho internacional de los derechos humanos establece las obligaciones que tienen los gobiernos de tomar medidas en determinadas situaciones, o de abstenerse de actuar de determinada forma en otras, a fin de promover y proteger los derechos humanos y las libertades fundamentales de los individuos o grupos.
Pues bien, en nuestro país los derechos humanos son aquellos que deben cumplirse respetando la libertad, garantizando la seguridad, el trabajo, la vivienda, el acceso a la educación, a la salud, a la vida digna de las personas, brindándoles un sistema de administración de justicia que sea confiable y que garantice las condiciones de vida digna de los seres humanos.
Sin embargo, en Uruguay cada vez que se habla de derechos humanos, se remite a lo que pasó en la dictadura cívico militar que empezó en 1973 y culminó en 1985. Y esto, si bien es algo que comparto que debe tenerse en cuenta porque la historia debe saberse, no en forma hemipléjica como se trata de enseñar, sino diciendo la verdad de los dos lados, pero en fin, los derechos humanos abarcan toda la actividad humana del presente y también del futuro, no solo del pasado, porque en nuestro país hablar de derechos humanos es remitirse a deudas del pasado.
Empero, los derechos humanos se violan todos los días en el presente. Se violan cuando ha niños en las cárceles, cuando hay menores a los que los tienen presos en sistemas que los marginarán el resto de sus vidas, se violan cuando muchísima gente revolviendo tachos d basura para poder comer y gente que no tiene trabajo y la condenan a un merendero, se violan cuando hay gente sin acceso a la educación y a la salud, se violan cuando no les permiten conseguir resultados por efecto de la burocracia en una oficina pública; y de nada de eso se habla.
Sino que en este mes, solo se recuerda el Golpe de Estado de 1973 y de la actualidad no se habla. Me gustaría que las autoridades hicieran una mirada introspectiva hacia el presente. Y trabajaran duramente para proteger los derechos consagrados en la Constitución y en las leyes que han sido probadas y que se suscriben a los pactos internacionales, para garantizar los derechos de todos, que no son otros que los derechos humanos.

HUGO LEMOS