El Estado estigmatiza más que nadie

“Porque la ignorancia no sirve de excusa”

La no estigmatización de las personas es uno de los principios que más se analizan en el derecho penal, algo que si bien no está reglamentado y sancionado, sí tiene mucho de establecer una regla de respeto a la integridad física y a la honorabilidad de los ciudadanos, basado sobre todo, en el principio de presunción de inocencia y en que una vez que se determine la culpabilidad o no del posible agente delictivo, esa exposición pública del imputado solo genera sobre el mismo una mayor sanción social.
Sin embargo, es el propio Estado el que muchas veces vulnera este principio y expone a las personas que son detenidas y que están a disposición de la justicia, cuando una vez que son detenidos pueden pasar horas en un lugar público mientras son tratados como delincuentes, siendo esposados y custodiados por la policía, mientras la gente pasa a su alrededor, sometiéndolos al desprecio público. Ayer en un procedimiento policial ocurrido en las inmediaciones de la Plaza de Deportes, la policía capturó a un sujeto que traía mercadería presuntamente de contrabando, oculta en la camioneta en la que se desplazaba.
Al mismo, varios policías que intervinieron del procedimiento, lo habían bajado del vehículo y lo sentaron en el suelo. Lo esposaron y lo dejaron allí en presencia de todos, mientras lo filmaban para seguir los pasos del procedimiento y además como manera de cubrirse ante cualquier reclamo. El sujeto no solo estuvo allí mientras le revisaban su vehículo y labraban un acta para ser remitido al fiscal de turno, sino que además lo expusieron frente a todo el que pasaba por allí por más de una hora mientras realizaban el procedimiento, y mucha de la gente que caminaba por el lugar, tomando en cuenta la situación actual que atraviesa la seguridad en Salto, preguntaban si se trataba de un rapiñero o de un vendedor de drogas, mientras el detenido estando esposado en el piso, no sabía cómo explicar su situación ante el “no podemos dar información” de la Policía. Esto me hace acordar que cuando los periodistas queremos dar información nos mandan con suerte las iniciales de las personas detenidas y nos dicen que es para preservar su derecho a la no estigmatización. Entonces lo de ayer es toda una serie de desaciertos en la manera de llevar adelante un procedimiento porque el mismo termina exponiendo a una persona, que aún puede llegar a ser liberada por falta de pruebas. La presunción de inocencia en este caso se fue al tacho y la no estigmatización fue suprimida por la imprevisión policial.

Hugo Lemos







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...