- Diario El Pueblo - http://www.diarioelpueblo.com.uy -

El Estado no respeta la intimidad de los adolescentes pero lo impone al resto

“Porque la ignorancia no sirve de excusa”

Si bien ya hemos hablando en abundancia del principio de no estigmatización, precepto que ha sido prácticamente impuesto como bien superior que el Estado debe tutelar, al punto que ha generado conflictos con los parámetros básicos de la libertad de expresión consagrados como derecho constitucional en el artículo 29, y respaldado por los artículos 7,10 y 72 de nuestra Carta Magna, es el propio Estado el que sigue vulnerando este principio.
Porque además es una práctica constante, no es algo nuevo, es algo que se practica como hábito, ni siquiera como una acción dolosa, lo que es peor porque se lleva a cabo sin intención alguna, los casos se siguen observando a ojos vista.
Sin ir más lejos, hace pocos días en la casa que oficia como Hogar de contención de Varones del INAU, ubicada en plena calle Artigas, a la vista de todos los que pasan por allí, un adolescente en conflicto con la ley estaba en el jardín de esa casa, fumando y con las manos esposadas, mientras charlaba a las risas con un funcionario policial encargado de su custodia.
El adolescente no se encontraba adentro del recinto con el fin de preservar su identidad, o mejor aún, estaba en el frente de esa casona sin las esposas puestas y sin la vigilancia atenta de un efectivo policial, como para disimular su situación y que el mismo pudiera preservar su intimidad. Sino que todo lo contrario.
Eso es exponer a un adolescente y hacer que por el mismo se gane el desprecio público. Entonces la institución que debe preservar su interés superior, el que remarca el CNA con total rigor, no se cumple. Entonces cuando vemos a adolescentes expuestos por las propias instituciones, lo lamentamos y tratamos de no seguir en ese ejemplo, buscando cumplir con la no estigmatización, algo tan necesario en nuestros días.

Hugo Lemos